Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Autopistas de la competitividad

El acceso a Internet debe ser universal para todos los ciudadanosen el año 2020. Para ello, se deben preparar las infraestructurasnecesarias para su utilización. Las empresas deben adaptarsea la transformación digital porque las nuevas tecnologías ofrecengrandes oportunidades de negocio que ayudan a mejorar la competitividad

Texto Natalia Biurrun - Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La conectividad es clave para el futuro empresarial.

La conectividad es clave para el futuro empresarial. (PIXABAY)

Galería Noticia

La conectividad es clave para el futuro empresarial.

La ciudad actual es resultado del sistema productivo que surge de la segunda revolución industrial del siglo XX. Este sistema productivo tiene su pleno desarrollo durante la segunda mitad del siglo, y en el territorio español, sobre todo, a partir de los años sesenta.

Hoy en día, las ciudades son concentraciones espaciales de actividades e interacciones humanas. Constituyen los motores de la economía al proporcionar trabajos y servicios y actúan como catalizadores de la creatividad y la innovación.

Según los últimos informes de la ONU, en el año 2050 concentraran al 70% de la población mundial. Esto significa que 6.300 millones de personas, o lo que es lo mismo, toda la población mundial de hace tan solo 7 años, convivirán en poco más de 35 años en entornos urbanos.

El acceso a las nuevas redes y servicios de telecomunicaciones de banda ancha es, en la actualidad, esencial para el desarrollo social y económico de los habitantes de un territorio, así como de su tejido empresarial y de sus administraciones públicas. Las infraestructuras de telecomunicaciones se erigen, por tanto, en el elemento imprescindible para la incorporación de la ciudadanía y de las empresas a la Sociedad de la Información y del Conocimiento. Esta transformación digital tendrá una serie de beneficios. Por un lado, la digitalización contribuye al crecimiento económico, a la creación de puestos de trabajo y al incremento de la productividad. Por otro, también tiene un impacto positivo en la inclusión y reducción de la pobreza, en la mejora del acceso a la educación y a servicios de salud e incluso en la reducción de las emisiones de CO2

Ante esta realidad, las entidades locales deben plantearse un nuevo modelo de desarrollo urbanístico en el que se combinen medidas que promuevan la educación, la economía, la inclusión social y la protección del medio ambiente, teniendo en cuenta en todo momento la evidente transformación digital con actividades relacionadas con la producción avanzada, la robótica, las tecnologías de la información, la ciencia, la nanotecnología, etc.

OPORTUNIDADES DE NEGOCIO

Ciudades inteligentes, telemedicina o agricultura digitalizada son algunas de las utilidades que nos promete en un futuro la Banda Ancha Móvil. Todo esto se va conseguir no sólo con velocidades hasta cinco veces superiores, sino con una diferencia de latencia muy radical entre la tecnología 5G y 4G, que es la que hasta ahora disfrutamos.

Si en la actualidad en las redes móviles actuales conseguir una latencia (tiempo de respuesta) de 40 milisegundos es todo un logro, la nueva red 5G cuando esté completamente funcionando en origen y destino promete bajarla a un milisegundo. A esto hay que sumar que esta tecnología romperá todas las barreras imaginables de velocidad para ofrecer conexiones simultáneas y una mayor velocidad de descarga. Por ejemplo, resultará vital para la gestión de aplicaciones en tiempo real (realidad virtual o aumentada) o para las transmisiones en directo (conciertos).

Según pretende la Unión Europea, el acceso a Internet debe ser algo universal para todos los ciudadanos en el año 2020. Se calcula que en esta fecha estarán conectados 50.000 millones de dispositivos y que la aplicación del Internet de las Cosas loT afectará desde al aparcamiento urbano, la recogida de basura, la agricultura, ganadería o al desarrollo de smart cities. Por ejemplo, en el campo sanitario se llevarán a cabo operaciones quirúrgicas por control remoto a cientos o miles de kilómetros de distancia con el principal valor añadido de que se realizarán a tiempo real. Asimismo, el 5G será clave a largo plazo para el avance del coche autónomo, el control de drones, los juegos electrónicos o las aplicaciones de viajes y ocio.

Diagnósticos más rápidos de enfermedades, ampliación de las capacidades de los servicios de consulta, robots que tendrán capacidad de interactuar con los clientes o softwares creados para influir en la opinión pública, son parte de lo que viene.