Fallece a los 89 años Kazuo Kashio, uno de los cuatro hermanos que fundaron la firma nipona Casio

EFE - Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 12:24h

Kazuo Kashio.

Kazuo Kashio. (Archivo)

Galería Noticia

Kazuo Kashio.

TOKIO. Kazuo Kashio, el tercero de los cuatro hermanos que fundaron la firma de dispositivos electrónicos japonesa Casio Computer, ha fallecido a los 89 años a causa de una infección pulmonar, informó hoy la compañía a través de un comunicado.

Kashio, quien ejercía actualmente como presidente honorífico de la compañía, murió la mañana del lunes 18 de junio en un hospital de Tokio por neumonía por aspiración, una inflamación de los pulmones y bronquios debido a la inhalación de materiales extraños.

Nacido el 9 de enero de 1929 en la capital japonesa, Kazuo Kashio fue el tercer hijo del matrimonio formado por Shigeru Kashio y su esposa Kiyono, y el tercero en ocupar la presidencia de la compañía que creó la primera calculadora compacta del mundo, lanzada en 1957, tras su padre y el primogénito de la familia, Tadao (1917-1993).

Kazuo tenía otro hermano mayor, Toshio (1925-2012), y uno menor, Yukio (1930), quien actualmente ejerce de asesor especial del grupo.

Kazuo Kashio "dedicó su vida a la creación de nuevos productos útiles para mejorar la forma de vida y el aprendizaje de las personas", dijo hoy en un comunicado la empresa que presidió durante más de un cuarto de siglo, entre diciembre de 1988 y junio de 2015.

El tercero de los hermanos Kashio se graduó en filología inglesa por la Nihon University en 1949 y un año después entró a formar parte de Kashio Seisakujo, el negocio que su hermano Tadao fundó en 1946 y que en 1957 se convertiría en Casio Computer.

Kazuo lideró el desarrollo de la calculadora personal Casio Mini, lanzada en 1972, y fue el artífice de los relojes resistentes a los golpes G-SHOCK, que salieron al mercado en 1983 y de los que hoy se siguen sacando modelos.

En 1995 allanó el camino para al lanzamiento de la cámara QV-10, la primera cámara digital con pantalla LCD en la que podían verse las fotografías tomadas y que sentó el precedente de las cámaras actuales, en las que este elemento es un imprescindible.