Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
arturo cisneros mánager del clúster audiovisual de navarra (Clavna)

Navarra, un escenario de cine

Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Cisneros habla de la industria audiovisual en Navarra.

Cisneros habla de la industria audiovisual en Navarra. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Cisneros habla de la industria audiovisual en Navarra.

El presente


2018 está siendo sin duda alguna el año de la consolidación de la industria audiovisual en Navarra.

Tras varios años de intenso trabajo desde el Gobierno de Navarra y la Navarra Film Comission, con la incorporación de las Industrias creativas digitales como sector estratégico y la formulación de incentivos fiscales en la Ley Foral de Impuesto de Sociedades, los esfuerzos se están viendo recompensados y Navarra se ha convertido ya en una región destacada en Europa para producir proyectos dentro de este segmento que aúna lo artístico y lo industrial.

Grandes productoras de animación y postproducción digital como Apolo/BRB o T-Rex están ya incorporando talento local para generar sus nuevos proyectos desde Pamplona. La revista Variety, biblia de la industria del cine mundial, destacaba desde el Festival de Cannes la puesta en marcha de los Navarra Film Estudios en la Ribera, 25.000 metros dedicados a estudios y platós. El valle de Baztan también apuesta por el cine, y el campus empresarial de Lekaroz se confirma como la sede de Melitón Estudios, un nuevo proyecto empresarial que incluye platós, servicios de alojamiento, catering y una variada oferta formativa para generar tejido profesional. Entre tanto, nuevos rodajes anuncian fechas en Navarra y se pone en marcha el proyecto Lo que viene, un evento único, de alcance estatal, promovido por el Consorcio Eder y la Asociación de informadores cinematográficos de España, donde se van a avanzar los proyectos y estrenos que marcarán la segunda mitad del año 2018, con la presencia de directores, actores, medios de comunicación especializados y profesionales de la industria del cine.

El tejido profesional local, hasta hace pocos meses atomizado e infrarrepresentado, se está organizando en torno a Napar, la Asociación de productores y profesionales audiovisuales de Navarra. Compuesta por 25 profesionales y empresas, la asociación recibe nuevas solicitudes de incorporación todos los meses. Los profesionales y empresas navarras están reaccionando al momento de efervescencia actual y ya van surgiendo las primeras joint ventures e iniciativas empresariales colaborativas.

El tejido industrial que está surgiendo aspira a completar toda la cadena de valor del sector audiovisual, y a alcanzar de manera trasversal a otros sectores relacionados que también se están viendo afectados.

La implantación de nuevas empresas en Navarra demanda profesionales especializados y el sector de la formación también se organiza y apuesta por ofrecer nuevas especialidades profesionales.

Igualmente, el turismo cinematográfico se abre paso y se vislumbra como un elemento fundamental en la promoción turística de la Comunidad Foral. Fitur 2019 apuesta por el cine y abre una nueva sección temática dedicada a esta especialización, donde Navarra tendrá un espacio destacado.

Del estudio de impacto económico 2015/2017 publicado por la Navarra Film Comission se deduce que el total de gasto directo generado en territorio navarro y procedente del sector audiovisual, entre 2015 y 2017, ha sido de 37,4 millones de euros, de los que el 43% se ha producido en 2017, situándose en los 16,1 millones de euros.

En 2017, 70 proyectos audiovisuales contactaron con la Navarra Film Comission, de los cuales 12 han sido largometrajes de ficción. La actividad supuso la creación de 487 empleos anualizados y una recuperación impositiva tributaria para las Administraciones Públicas de 8,2 millones de euros en el trienio.

Pero esta situación ni es flor de un día, ni surge de la nada. Navarra siempre ha estado fuertemente vinculada a la industria del cine, y ese pasado es el que explica el presente y da esperanzas de cara al futuro.

El pasadoDesde que los hermanos Lumière realizasen la primera proyección cinematográfica de la historia en 1895 hasta el rodaje de El hombre que mató a don Quijote, en 2017, del maestro de la comedia Terry Gilliam, Navarra siempre ha estado en la mente, los guiones y los planes de producción de los grandes del séptimo arte.

Tan solo tres años después del nacimiento del cine, los Lumière presentaron Encierro de toros, en 1898. Poco tiempo después, en 1916, D.W. Grifith, padre del cine moderno, incorpora a Enrique III, Rey de Navarra en su film Intolerancia. En los años 20 Francisco Camacho rodó Zalacain el aventurero, basada en la popular novela de Pío Baroja. En los años 30 Fernando Remacha se incorpora como director musical en la productora de Luis Buñuel y el Orfeón Pamplonés pone música al primer biopic de Julián Gayarre. En los años 40 se ruedan los primeros documentales con fines turísticos: El valle del Roncal, Alma Navarra y Del Roncal al Bidasoa. En los 50 Orson Welles rodaba documentales de viajes para la BBC en la muga de Navarra con Francia, el músico olitejo Jesús García Leoz compuso la música de Bienvenido Mr Marshall, de Berlanga, y Luis Marquina llevaba a la gran pantalla Amaya, la novela de Francisco Navarro Villoslada.

Mientras se rodaba en Navarra una parte de Orgullo y pasión, de Stanley Kramer, que incluye a Cary Grant, Frank Sinatra y Sofía Loren en su elenco (que no visitaron Navarra), el equipo de rodaje de Fiesta recalaba en nuestra tierra para filmar los Sanfermines tal y como los narró Hemingway en su archifamosa novela.

También Julián Gayarre llega en esa época a la gran pantalla interpretado por Alfredo Kraus. En los años 60 el escultor Nestor Basterrechea creó la productora Frontera Films y junto a Jorge Oteiza rodó Operacion N.º 2, producida por Juan Huarte. Y así hasta hoy, pasando por Orson Welles (Campanadas de medianoche, de 1965, rodada en Lesaka), Patton, escrita por Coppola, que se rodó en Urbasa y consiguió siete premios Oscar, hasta iconos más recientes como Ocho apellidos vascos, La conquista de Albania, Tasio, Acción mutante, Secretos del corazón, Las brujas de Zugarramurdiy un largo etcétera, incluyendo grandes éxitos televisivos como Juego de Tronos. Todo esto sin olvidar a los excelentes profesionales de todos los ámbitos que Navarra ha proporcionado al universo audiovisual y cuyos nombres no cabrían en este espacio.

El futuro es realmente prometedor y debemos prepararnos para aprovechar esta ventana de oportunidad. En Navarra contamos con un marco regulador muy atractivo para producir audiovisuales, y lo será más en la medida en que se desarrollen nuevos proveedores de servicios que completen la cadena de valor. Las productoras encuentran grandes atractivos para rodar y para asentarse en Navarra por la calidad y variedad de localizaciones, por la cercanía y la seriedad de la Administración y por los incentivos fiscales.

En Navarra faltan profesionales cualificados, se necesita elevar el nivel técnico, profesional y creativo del tejido local. Debemos esforzarnos en transformar un entusiasta pero quizás poco preparado sector audiovisual local en un sector en continua formación, ambicioso, capaz de desarrollar proyectos y productos audiovisuales de calidad desde Navarra hacia el exterior que permitan exportar nuestra cultura, nuestra riqueza y nuestra identidad por el mundo. Hay que proteger y estimular al tejido local, dotándolo de medios que faciliten su incorporación al momento de crecimiento actual y debemos trabajar para frenar y revertir el éxodo masivo de talento que hemos sufrido estos últimos años.

Desde Clavna, Cluster Audiovisual de Navarra, asumimos la responsabilidad de coordinar a todos los agentes implicados en pro de una mayor competitividad y un crecimiento ordenado.

Actualmente estamos realizando un mapeo del sector encuestando a 890 empresas y profesionales cuyas conclusiones nos van a permitir sentar las bases de La guía audiovisual de Navarra, además de extraer información muy valiosa para añadir al Plan Estratégico que presentaremos tras el verano.

También vamos a abordar la realización de un diagnóstico y un proyecto de detección de necesidades para lanzar el Plan de formación del sector audiovisual, así como el diseño de un Plan de comunicación para definir la estrategia de posicionamiento y branding, con la idea de incrementar su visibilidad y notoriedad en general, tanto en territorio navarro, como en el nacional y en plataformas y foros internacionales.

El trabajo intercluster que ya estamos impulsando junto a Atana, clúster navarro de empresas TIC y las antenas internacionales que estamos estableciendo en Bruselas, Nueva York, Londres y Los Ángeles, van a apuntalar nuestra estrategia para los próximos años.

Continuaremos potenciando el trabajo trasversal que ya se está realizando entre el sector privado, junto a Nicdo, Sodena, Cein, Nasuvinsa, Servicio Navarro de Empleo y las direcciones generales de Industria, Cultura y Turismo;incorporando nuevas instituciones vinculadas al desarrollo económico de Navarra como los centros de I+D, la CEN y las universidades para poder afrontar con garantías los grandes retos que enfrenta el sector audiovisual en Navarra.

Porque si continuamos trabajando todos para uno y uno para todos atendiendo al famoso lema de Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas, convertidos actualmente enD’artacan y los mosqueperros 3D por Apolo Films desde su nueva sede en Mutilva, quizás podremos llegar a ser asombro del mundo, como escribió Shakespeare en su obra de teatro Trabajos de amor perdidos, por cierto, filmada en Olite en 2016 con motivo del proyecto The Complete Walk en el 400 aniversario del dramaturgo inglés.

Lo dicho: Navarra es… un escenario de cine.

Últimas Noticias Multimedia