Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Geroa Bai, Bildu y Podemos ven “histórica” la marcha de Altsasu

UPN y PPN critican la presencia del Gobierno en la manifestación y le acusan de “sectarismo”

Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Pamplona- Geroa Bai, EH Bildu y Podemos calificaron ayer de “histórica” la manifestación contra la sentencia del caso Altsasu que condena a los ocho jóvenes hasta a 13 años de prisión, una marcha a la que se sumó el Gobierno de Navarra, cuya presencia criticaron desde la oposición.

En concreto, el presidente de UPN, Javier Esparza, valoró que es una “incoherencia” la presencia de la presidenta Uxue Barkos, quien ayer pidió que los responsables públicos atiendan un requerimiento tan masivo, y señaló que ella no lo hizo con dos manifestaciones, a su juicio, “también masivas”, en referencia a las celebradas contra la derogación de la Ley de Símbolos y contra el euskera, dos movilizaciones contra el Ejecutivo presidido por Barkos.

“Me parece grave”, afirmó Esparza, quien pidió un Gobierno de Navarra “para todos los navarros”, y fue muy crítico con Koldo Martínez (Geroa Bai) por apreciar “la calidad” de quienes acudieron, lo que para el regionalista es un gesto de “clasismo y sectarismo”.

Concretamente, el portavoz parlamentario de Geroa Bai, Koldo Martínez, calificó de “éxito sin precedentes” la marcha del sábado, “la mayor manifestación que ha recorrido las calles de Pamplona” que, además, transcurrió “con un civismo democrático impresionante”. Según expuso, los representantes de la coalición fueron a “exigir proporcionalidad en la justicia frente al ruido artificial generado por la jauría”. Y defendió el acercamiento a la cárcel de Pamplona de los condenados encarcelados en Madrid. Además, Martínez puso en valor las “personalidades” que se sumaron a la marcha como el exlehendakari Carlos Goroikoetxea, el científico Pedro Miguel Echenique o Bernardo Atxaga.

Por su parte, el portavoz parlamentario de EH Bildu, Adolfo Araiz, aseguró que la manifestación fue “histórica” por su contenido y puso en valor “las decenas de miles de personas que tomaron parte” en la marcha. “El sábado quedó de manifiesto que la sociedad navarra en modo alguno acepta la lectura judicial de lo ocurrido ni la desproporción política, jurídica y mediática”, afirmó. Para Araiz, “el intento de una venganza judicial tuvo una respuesta histórica” y sostuvo que “más de uno debería preguntarse si esto realmente debería mantenerse en estos términos”. “El sábado la solidaridad y la dignidad tuvieron una representación histórica”, expuso el representante de EH Bildu, para quien “todo lo ocurrido sigue siendo una auténtica desproporción y no ha habido justicia”.

MultitudinariaPor parte de Podemos, Carlos Couso destacó que ha sido “una de las manifestaciones más multitudinarias de los últimos tiempos, una manifestación histórica”. Y consideró “lamentable” que la ciudadanía “tenga que salir a la calle a pedir justicia”. “Es preocupante porque hasta los propios jueces hicieron una jornada de huelga para pedir independencia y recursos”, apuntó Couso, para agregar que “estamos viendo sentencias que son cuestionadas por la ciudadanía, lo que no es bueno para ningún estado de derecho ni ninguna democracia”.

Finalmente, la presidenta del PPN y portavoz parlamentaria, Ana Beltrán, señaló que no tiene nada que discutir sobre una manifestación que sea “legal”, pero que tiene la “obligación” de recriminar al Gobierno de Navarra que “acuda en representación de todos los navarros a posicionarse en contra de la justicia” y “a favor otra vez de los agresores que pegaron brutalmente a dos guardias civiles y sus novias”.

Asimismo, consideró que Barkos “no está capacitada para seguir siendo presidenta” cuando “solamente piensa en los suyos” y se preguntó “quién es ella para erigirse en juez”. En su opinión, la jefa del Ejecutivo foral “demuestra que está acostumbrada a manejarlo todo e intenta influir en la justicia” y aseguró que “da pruebas y ticks de totalitarismo”. - Agencias