Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un equipo de formación y un local de atención en el CHN, avances en el plan de apoyo a la lactancia materna

Los centros de salud coordinan acciones promovidas por la OMS para mejorar la asistencia al nacimiento.¡

EP - Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 13:17h

De izquierda a derecha, Susana Uriz, Presen Bustince, Elena Antoñanzas y Lázaro Elizalde, en la visita a la Unidad del Lactancia.

De izquierda a derecha, Susana Uriz, Presen Bustince, Elena Antoñanzas y Lázaro Elizalde, en la visita a la Unidad del Lactancia. (CEDIDA)

Galería Noticia

De izquierda a derecha, Susana Uriz, Presen Bustince, Elena Antoñanzas y Lázaro Elizalde, en la visita a la Unidad del Lactancia.

PAMPLONA. Un equipo motor de formadores acreditados y un nuevo centro de atención a la lactancia en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) destacan entre los nuevos avances realizados dentro del plan de apoyo a la lactancia materna impulsado por el Servicio Navarro de Salud (SNS).

Estas medidas se suman a las acciones de coordinación de equipos que se están realizando en Atención Primaria y Hospitalaria para conseguir acreditaciones conjuntas como centros integrados en la red IHAN, la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia promovida por la Organización Mundial de la Salud y UNICEF para animar a los hospitales y centros de salud a adoptar prácticas proactivas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento, ha informado el Gobierno foral en una nota.

Miembros del equipo motor de estas acciones han visitado este martes la nueva Unidad de Lactancia del CHN, ubicada junto al pabellón de docencia del recinto hospitalario. Este servicio se ha concebido para coordinar acciones de apoyo entre Atención Primaria, Hospitalaria y los Centros de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva (CASSYR) y organizar sesiones de ayuda dirigidas a madres con especiales dificultades para mantener la lactancia. Esta Unidad de Lactancia cuenta con la nueva figura de una enfermera especializada como asesora y enlace entre profesionales.

El objetivo, ha indicado el Ejecutivo, es aumentar la tasa de inicio de lactancia materna, conseguir que las experiencias sean exitosas y prolongarlas más en el tiempo, lo que se considera que redundará en notables mejoras de la salud infantil. Para lograrlo, se ahondará en la coordinación y unificación de protocolos en todos los niveles asistenciales, así como en la colaboración con las asociaciones de referencia en Navarra. Todas las medidas que se adoptan son consensuadas y basadas en la evidencia científica actualizada.

La visita realizada hoy ha contado con la presencia del director del Servicio de Ciudadanía Sanitaria, Aseguramiento y Garantías del Departamento de Salud, Lázaro Elizalde;la subdirectora de Cuidados Ambulatorios y Apoyo al Diagnóstico del CHN, Elena Antoñanzas;la enfermera pediátrica coordinadora de la acreditación conjunta de centros de salud, Presen Bustince;y la asesora de lactancia responsable de la nueva unidad del CHN, Susana Urzaiz.

ATENCIÓN A LAS LACTANCIAS DE RIESGO

La nueva Unidad de Lactancia del CHN, que comenzó su actividad el pasado mes de mayo, está concebida para "coordinar y unificar la actuación de los diferentes profesionales que están implicados en la atención a las madres que acaban de dar a luz, a fin de asesorarles tanto si desean practicar la lactancia materna como si optan por la lactancia de fórmula, casos en los que también se ofrece apoyo y consejo ante posibles dudas de manejo de biberones, así como recomendaciones para mantener la relación de apego".

Desde esta unidad se ofrece apoyo a las familias con especiales dificultades en la lactancia durante su estancia en la Maternidad. Se asiste a las madres y padres con recién nacidos ingresados en Neonatología o reingresados en la planta de Hospitalización.

Se pretende también detectar y reconducir lactancias de riesgo en consultas externas o urgencias, de modo que los problemas o dificultades de salud que pueden presentar las madres en el inicio de la crianza no les hagan desistir de la lactancia materna, si su deseo es prolongarla, ha añadido.

El acceso a este servicio es siempre por derivación de otros profesionales. Una de sus funciones básicas es garantizar la calidad y homogeneidad de los mensajes que reciben las familias en su transición por los diferentes equipos implicados en su asistencia. Se busca incrementar su confianza en la crianza y que desarrollen habilidades de autocuidado.

Entre los hitos que ya ha hecho posible la existencia de esta unidad, ha expuesto el Ejecutivo, destaca la apuesta por ofrecer a las madres ingresadas en la UCI tras el parto la posibilidad de dar lactancia directa a su bebé, si así lo desean y si tanto ellas como los recién nacidos se encuentran físicamente en condiciones para hacerlo.

El pasado mes de mayo ya se aplicó el nuevo protocolo previsto para estos casos. "Esta medida constituye un notable y novedoso avance asistencial, dado que la entrada en UCI es restringida y una mejora de este tipo exige la coordinación de diferentes profesionales y equipos, como la propia UCI y el servicio de Neonatología", ha indicado.

Hasta ahora, el equipo de UCI ya aplicaba un protocolo dirigido a normalizar la lactancia materna de madres ingresadas, prestando apoyo y asesoramiento para iniciar la estimulación del pecho mediante extractor de leche en las primeras horas tras el parto. Lo novedoso es ofrecer ahora la posibilidad de llevar al bebé hasta la UCI para iniciar la lactancia directa.

ACREDITACIONES CONJUNTAS

Otra de las líneas de acción iniciadas es la designación de comisiones de lactancia en distintos centros de salud de Atención Primaria y en los tres centros hospitalarios de Navarra (CHN, Hospital Reina Sofía de Tudela y Hospital García Orcoyen de Estella).

La implantación de los requisitos de la IHAN se desarrolla en cuatro fases (descubrimiento, desarrollo, difusión y designación) que "requieren de un estrecho compromiso de los profesionales implicados". La acreditación conjunta supone que los centros compartan toda la documentación elaborada de forma consensuada (normativa, programas, protocolos, material educativo...), así como el plan de formación en lactancia materna para profesionales, lo que facilita el trabajo y disminuye los costes de la acreditación.

En Navarra, se encuentran en la avanzadilla el Hospital Reina Sofía, ya en la Fase II, y el centro de salud Ansoáin, primer equipo de Atención Primaria en superar la Fase I en colaboración con su CASSYR de referencia, centro al que debe ir ligada la implantación de la estrategia IHAN en este nivel asistencial. La idea es potenciar también este año la acreditación en Fase I del CHN, el Hospital de Estella y varios centros de salud que se han mostrado interesados en participar en este proyecto. Así, la Gerencia de Atención Primaria ha ofrecido iniciar un proceso de acreditación conjunta a once centros de salud cuya población de referencia acude a los CASSYR de Andraize-Buztintxuri y Elizondo.

La coordinación de objetivos de Atención Primaria y Hospitalaria, ha expuesto, es clave para reducir la variabilidad, consensuar protocolos y garantizar la adecuada transición de la madre y el recién nacido entre niveles asistenciales.

1.500 PROFESIONALES CON IMPLICACIÓN DIRECTA

La implantación de todas estas medidas es posible gracias a la constitución de un equipo motor de formación, integrado por una veintena de profesionales que abarcan distintos estamentos (pediatras, enfermeras de pediatría, matronas, profesionales de Ginecología y auxiliares) y ámbitos geográficos de Navarra. Los integrantes de este grupo fueron acreditados a finales del año pasado como formadores de la IHAN para, a su vez, formar a otros profesionales de la red sanitaria navarra tanto en talleres presenciales (se prevé finalizar el año con un centenar de profesionales formados) como a través de un Curso Básico de Lactancia Materna en formato 'on line'.

Según datos de 2016 recabados por el Servicio de Apoyo a la Gestión Clínica y la Continuidad Asistencial de Atención Primaria, el 67% de las madres navarras mantiene una lactancia materna exclusiva a los 15 días del nacimiento. Esta tasa se reduce al 49,9% a los cuatro meses y a la mitad (32,8%) a los seis meses de vida. El objetivo del Departamento de Salud, en línea con la OMS, es lograr que esta tasa no se reduzca tanto en los primeros seis meses de vida y se logre mantener en al menos un 50% para el año 2025.