Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Se deberían tomar medidas políticas para hacer más competitivas las zonas rurales”

Guillermo Erice Lacabe

/ presidente de laseme

Hace ya cinco años que este empresario de Geea Geólogos se hizo cargo de la asociación de empresarios de Tierra Estella, una comarca que afronta serios problemas en su reactivación

Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Guillermo Erice Lacabe, presidente de la asociación de empresarios de Tierra Estella, en el exterior de su sede.

Guillermo Erice Lacabe, presidente de la asociación de empresarios de Tierra Estella, en el exterior de su sede. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

Guillermo Erice Lacabe, presidente de la asociación de empresarios de Tierra Estella, en el exterior de su sede.

Javier Arizaleta

Guillermo Erice lleva cinco años al frente de la Asociación de Empresarios de Tierra Estella una de cuyas apuestas estratégicas fue la puesta en marcha del Observatorio Socioeconómico de la Merindad de Estella donde se han realizado actuaciones encaminadas a la planificación estratégica del territorio, enmarcadas en el plan de activación.

Un año ya desde que se constituyó el Observatorio Socioeconómico de la Merindad de Estella, ¿qué valoración hace de esta ello?

Nos gustaría que los ritmos de tiempo fueran más rápidos, pero el hecho de realizar un itinerario con las diferentes fases que integran el plan de activación comarcal, hace que el proceso sea más complejo y lento. Lo que realmente nos importa es que tenga un horizonte real donde se alcance una estrategia factible e integradora para toda la sociedad de Tierra Estella. En este sentido, hace unos días LASEME dio a conocer los resultados del diagnóstico socioeconómico de Tierra Estella, que es el punto de partida para poder trabajar en las actuaciones que impulsen los diferentes factores que integran la comarca, y que ha dado paso a la participación de los diferentes agentes socioeconómicos a través de entrevistas personales, mesas de trabajo sectoriales y encuestas.

En esa línea de trabajo, nos hemos marcado como objetivo tener el plan de actuación elaborado para este año donde el observatorio haya podido priorizar algunas acciones que puedan ejecutarse en el 2018.

Háblenos de la actividad económica en Tierra Estella, porque hay gente que piensa que tiene el encefalograma plano. ¿Cuál es el estado real? ¿Se recupera, sigue en estado comatoso, padece una mala salud de hierro...?

La actividad económica se ha visto dañada en los últimos años como consecuencia de la coyuntura económica y esto ha tenido un efecto negativo en el mercado laboral. Esta situación se ha combatido gracias al esfuerzo de las empresas, ya sea a través de inversiones orientadas al desarrollo de proyectos de I+D+i o a la diversificación de líneas de negocio o mercado, lo que ha hecho que se estén notando síntomas de mejoraría. Muestra de ello son los últimos datos registrados en mayo de este año donde se ha registrado un descenso de paro en las dos agencias de empleo de Tierra Estella, con una reducción del 6,6% en las oficinas de Estella y un 6,1% en las oficinas de Lodosa.

Esta recuperación se está percibiendo en el sector industrial que es el sector que mayor empleo genera, con un incremento del 32% en las contrataciones desde 2011 a 2016. Por el contrario, el sector servicios no termina de recuperarse y se está notando especialmente en el descenso de la afiliación al régimen especial de trabajadores autónomos que se ha visto contraído un 4,2% en el periodo comprendido entre 2011 a 2016.

Esta es una publicación que habla del futuro de Navarra, pero visto desde aquí, ¿cree que los empresarios de Tierra Estella se sienten arropados por sector público? ¿Cree que debería haber más implicación pública y mayor colaboración entre los intereses privados y los públicos?

Los intereses que tienen las administraciones públicas y el sector privado deberían ser coincidentes. Sin embargo, se producen colisiones que pueden generar barreras al crecimiento económico. Las administraciones son quienes pueden articular políticas activas que favorezcan apoyos al tejido empresarial situado en zonas rurales, a través de incentivos fiscales, o bonificaciones a los/as empresarios/as y sin duda ello revertiría en la mejora de la empleabilidad y la fijación de empresas en los territorios. Del mismo modo, se deberían hacer políticas tendentes a hacer más competitivas las zonas rurales, como, por ejemplo, poner un precio más económico al suelo industrial en zonas rurales respecto a Pamplona y Comarca, dado que la tendencia natural es centralizadora. Es necesario que se trabaje en la mejora de las infraestructuras que tenemos en la actualidad en Tierra Estella para que se dé cobertura a las demandas. Actualmente podemos estar limitados a ese crecimiento. Hablamos de energía eléctrica, banda ancha, depuración de aguas, etc. Tener este tipo de problemas resta mucho a los territorios y las administraciones deberían estar mucho más atentas y concienciadas. Respondiendo de manera directa a su pregunta: creo que los empresarios de Tierra Estella no se sienten arropados por los sectores públicos, ni por sus políticos.

Hay un sentir general que solo la instalación de alguna gran empresa podría conseguir frenar el decaimiento económico y poblacional de Tierra Estella. ¿Cree que esto es así o hay otro tipo de empresas pequeñas o medianas que podrían tirar también del carro?

Es evidente que una gran compañía tracciona sobre la empresa auxiliar y otras de menor tamaño que puedan pilotar sobre ella, teniendo un impacto notorio en el número elevado de contrataciones tanto de empleo directo como indirecto. Por tanto, es lógico que desde Tierra Estella demandemos la necesidad de que se instalen empresas de más de 100 trabajadores pues en los últimos años se nos han ido algunas, lo que hace imprescindible que se establezcan grandes empresas en nuestra comarca para compensar dichas pérdidas. Pero esto no significa que la solución sólo sea que vengan grandes empresas, lo que realmente hace falta es trabajar con las que tenemos, ser operativos y dar soluciones a los problemas que se detecten y, por supuesto, trabajar porque vengan más, ya sean grandes o de menor tamaño.

Las cifras de descenso poblacional en Tierra Estella comienzan a ser alarmantes, si no se para esta sangría pronto estaremos ante varias localidades a punto de estar deshabitadas.

Los datos son preocupantes, la verdad. En Tierra Estella ha habido una perdida poblacional de 3.255 habitantes en el periodo 2011-2016. Esa pérdida se ha acentuado especialmente en pequeñas poblaciones de montaña caracterizada por una población muy envejecida y que dificulta el relevo generacional. Pero esta pérdida no ha sido ajena a la ciudad de Estella con una disminución en torno a 500 habitantes desde 2012.

Para frenar esta tendencia se tienen que reforzar aquellos aspectos que fijan población: actividad económica, empleo, servicios e infraestructuras. Si Tierra Estella cuenta con las infraestructuras necesarias para que se pueda dar un desarrollo empresarial que ayude a la generación de empleo y riqueza territorial, unido a una variada oferta de servicios y comercio, sin duda ayudará a que la población joven quiera fijar su residencia en las poblaciones de Tierra Estella, porque si de algo podemos estar orgullosos es de la calidad de vida y bienestar social que tiene esta comarca. Por ello, es clave que se tengan en cuenta estos aspectos en el plan de actuación de Tierra Estella. Todo esto nos lleva al mismo planteamiento anterior, necesitamos que los políticos tomen conciencia del problema y actúen de manera eficaz cuanto antes.

“La proyección de Tierra Estella para 2038 estará caracterizada por un tejido industrial y de servicios moderno”

“Las empresas grandes deberían pensar en que desplazarse a zonas rurales aumenta la calidad de vida de sus trabajadores”

Existe en Tierra Estella la impresión de que se está marginando esta Merindad, que existe un mayor apoyo a las iniciativas que surgen tanto en Pamplona como en Tudela, ¿es ésta una apreciación real o hay algo injusto en esta visión constante de agravio comparativo?

Es una realidad que existe una polarización del tejido empresarial en Pamplona y Comarca y quizás en menor medida, pero también, en la zona de Tudela. Esta situación viene arrastrada por un mal diseño desde hace años de focalizar la riqueza económica en las grandes urbes y no hacer una distribución que cohesione todo el territorio navarro porque de esta manera el efecto conseguido es que las personas jóvenes se sientan atraídas por vivir en las grandes ciudades y abandonar las zonas rurales, con la consiguiente despoblación progresiva. Es importante que se establezcan medidas que incentiven la instalación de empresas en zonas rurales mediante deducciones fiscales o bonificaciones y un acompañamiento a las empresas que ya están instaladas para ayudarles en la consolidación y crecimiento. Una de las líneas de trabajo prioritarias de LASEME es el acompañamiento a las empresas inversoras en la toma de decisión para ubicarse en nuestro territorio. De ahí, la coordinación que mantenemos con los ayuntamientos y Sodena. Ya hemos conseguido que se establezcan algunas. Es un trabajo muy costoso, pero al final está la satisfacción de haber logrado los objetivos.

Estella está sufriendo el cierre de muchos comercios tradicionales y emblemáticos. ¿Cómo ve el futuro?

Uno de los factores clave para la fijación de la población son los servicios y el comercio en esto juega un papel fundamental. Este año estamos viendo como varios comercios emblemáticos de Estella han cerrado por jubilación, sin que haya habido un relevo generacional que de continuidad a los mismos. Desde LASEME estamos acompañando a aquellos que tengan interés en la continuidad de los negocios, a través del programa que ha promovido el departamento de Trabajo de Gobierno de Navarra. Es una herramienta útil, pero no suficiente. Las personas que quieren emprender no quieren asumir el riesgo de poner un comercio porque el factor riesgo ha aumentado en los últimos años como consecuencia de los cambios en los hábitos de consumo. El comercio de cercanía se caracteriza por un trato personal y este valor no se encuentra ni en los centros comerciales ni en Internet. Hay que trabajar para que la sociedad sea consciente y apoye al comercio local: un territorio sin comercio está abocado a ser territorio de paso. Es imprescindible que se establezcan medidas económicas ambiciosas que ayuden a los comercios de las zonas rurales para que se mantengan vivos. Medidas que actualmente existen, pero son muy inferiores a las que hay establecidas en otras comunidades autónomas, de ahí la necesidad de articular dotaciones económicas superiores. La sociedad debe plantearse como forma de vida el consumo de cercanía, es de mayor calidad, es más ecológico y mantiene vivas las ciudades, si apostamos por el medio ambiente, debemos apostar por el consumo de cercanía.

Y en trabajar para que ese futuro sea mejor, está claro que es la labor de LASEME, la asociación de empresarios que preside.

El ritmo frenético del día a día del/a empresario/a nos lleva a no ver más allá de lo que sucede en la empresa. No es fácil hacer visible el trabajo de LASEME y esto al final hace que en ocasiones toda la inversión de tiempo, esfuerzo y trabajo que se está realizando en este camino por mejorar la economía y riqueza territorial, no sea valorado. Esto, en definitiva, hace que en ocasiones se tenga la sensación de soledad. Me gustaría que hubiera más compañeros de viaje con compromiso por trabajar por el bienestar de la esta comarca, pero nuestra junta de 10 empresarios ayuda mucho, está muy concienciada y comprometida y les agradezco desde aquí su colaboración a todos y cada uno/a. Del mismo modo nuestra gerente es una persona muy comprometida y trabajadora y también quiero agradecer su esfuerzo.

Independientemente de que la formación profesional en Tierra Estella cuenta con mucha tradición, ¿cree que se podría ampliar la oferta formativa?

El capital humano es el principal valor que hace a las empresas diferenciarse y alcanzar un mayor grado de competitividad. Es clave incidir en la mejora de la formación y cualificación de los profesionales adaptándola a la demanda del mercado laboral. Estella ha tenido una gran tradición en FP y hay que recuperarla, es urgente tomar medidas, ya que la sociedad española deberá aumentar en los próximos años el número de alumnos para equipararse a Europa.

Los avances tecnológicos están favoreciendo que haya nuevos desarrollos que las empresas requieran implantar e ir hacia una fabricación avanzada en industria 4.0. De ahí, la necesidad de que el CI Politécnico de Estella amplíe la oferta orientada a un tejido industrial: formación en robótica, programación en PLC, electromecánica, automoción, alimentación, así como la siempre demandada formación profesional en Artes gráficas. Es necesario acometer un nuevo centro dotado con equipamiento actual que esté cerca de las empresas: un campus FP, donde el alumnado pueda adquirir conocimientos teóricos y prácticos en contacto directo con las empresas.

¿Qué aporta la guía que han elaborado con las asociaciones de Sakana, Ribera y Zona Media?

La guía surge de una iniciativa en trabajar de manera conjunta entre las diferentes organizaciones empresariales de los diferentes territorios de Navarra para ayudar a las empresas en la correcta gestión de la Coordinación de Actividades Empresariales.

Se trata de una guía donde se explica de manera práctica y sencilla todos los aspectos que afectan a todas las partes que intervienen. Esta herramienta tiene como valor diferencial, la descripción gráfica de todos los pasos que se tienen que dar en la Coordinación de Actividades Empresariales con la relación de la documentación que va acompañada, facilita a la empresa la información y gestión documental en función de las diferentes situaciones que puedan darse. Ha sido un proyecto valorado muy positivamente tanto por parte de las empresas como por las instituciones. La guía ha trascendido más allá de Navarra y está publicada en el portal web de la Diputación de Barcelona y en plataformas sobre prevención de riesgos laborales.

¿Se atrevería a dar una predicción de cómo será la Tierra Estella de dentro de 20 años?

El espíritu de las empresas va hacia situaciones de mejora respecto al trabajador. Se cuida mucho el puesto de trabajo, comodidades, luz, colorido, descansos, en definitiva, RSE. Es evidente que salir del trabajo en una zona rural como la nuestra es un lujo para los que vivimos en ellas, porque nuestra calidad de vida es muy superior. Las empresas grandes deberían pensar en que desplazarse a zonas rurales aumenta mucho la calidad de vida de los trabajadores.

La proyección de Tierra Estella en 2038 estará caracterizada por un tejido industrial y de servicios moderno, donde ya no habrá carencias asociadas a las infraestructuras (No tendremos problemas de abastecimiento eléctrico, ni de banda ancha, habrán mejorado también los problemas de depuración de aguas), produciéndose un aumento significativo en el tamaño medio de las plantillas trabajadoras pasando de los actuales 20 trabajadores/as a 40 trabajadores/as y que la combinación de profesionales cualificados junto con las nuevas tecnologías, posibilitará el surgimiento de nuevos nichos de mercado que darán lugar a que las empresas tengan mayor presencia en los mercados internacionales.

Tendremos una FP dual muy competitiva, un campus de FP de referencia en Navarra y Tierra Estella habrá recuperado alumnos y población. El comercio de cercanía se habrá recuperado gracias al cambio de mentalidad de una sociedad cada vez más ecológica.

Seguro que todas las personas que apuesten por vivir en esta comarca podrán decir que su calidad de vida es muy alta, aunque esto ya ocurre en la actualidad.