La Osteria Franciscana y El Celler de Can Roca, en el olimpo de la cocina

El Mugaritz de Aduriz, elegido mejor restaurante vasco y noveno del mundo en la lista de los 50 mejores

Miércoles, 20 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Massimo Bottura (i) y Joan Roca, que ocuparon el primer y segundo puesto, respectivamente, en la gala.

Massimo Bottura (i) y Joan Roca, que ocuparon el primer y segundo puesto, respectivamente, en la gala. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Massimo Bottura (i) y Joan Roca, que ocuparon el primer y segundo puesto, respectivamente, en la gala.

bilbao- El restaurante Osteria Franciscana, del cocinero Massimo Bottura, en Módena (Italia), fue reconocido ayer como el mejor del mundo, mientras que el español El Celler de Can Roca fue el segundo y el Mirazur francés tercero en los premios The50 best de los 50 mejores restaurantes del mundo. Los galardones fueron entregados anoche durante una gala celebrada en el Palacio Euskalduna de Bilbao, y aunque variaron los lugares de los primeros, no hubo muchas novedades. De hecho, la Osteria Franciscana fue segundo el año pasado y primero en la edición del 2016. El gerundense El Celler, de los hermanos Roca, tercero el año pasado, quedó segundo este año.

El establecimiento gerundense de los Roca fue, además, un año más el mejor entre los restaurantes en España. El segundo en la lista fue el donostiarra Mugaritz de Andoni Luis Aduriz, también noveno en el listado general, y el tercero, el asador vizcaíno Etxebarri, de Víctor Arginzoniz. Su manejo de las parrillas le hizo ingresar en la lista de la revista británica Restauran en 2008 y, desde entonces, no había dejado de ascender. Ya el año pasado se situó como el sexto mejor restaurante del mundo en la gala celebrada en Melbourne (Australia) y eran muchos los que estaban convencidos de que iba a dar la campanada en esta edición. Aduriz, por su parte, ocupó el mismo puesto que en 2017.

En Euskadi, Mugaritz fue reconocido como el mejor, repitiendo puesto respecto al año pasado. El segundo vasco en la lista fue Etxebarri, décimo en la clasificación final, que el año anterior quedó sexto. Un broche de oro para una fiesta que comenzó ya cuando la prestigiosa lista eligió Bilbao para celebrar su gala anual.

caso inédito La CAV se vuelve a situar así como uno de los territorios con más restaurantes galardonados del mundo en esta lista, para una región de apenas dos millones de habitantes, un caso inédito. Solo un dato para comparar: Francia, considerada tradicionalmente la cuna de la alta cocina, tiene también restaurantes entre los mejores del mundo, habitualmente unos cinco, cuando su población es de más de 65 millones de habitantes.

Fue la culminación de una noche en el Palacio Euskalduna. La alfombra roja, abierta desde las seis de la tarde, vio pasar a más de mil invitados al evento, uno de los más prestigiosos del mundo y que, tras su paso por Nueva York y Melbourne en las últimas ediciones, ha elegido Bilbao para volver a Europa. De hecho, es la primera vez que los galardones se entregan en la Europa continental.

Junto a los cocineros premiados, más de mil invitados pudieron disfrutar del cocktail que se sirvió en el Palacio que hoy ocupa los antiguos astilleros de Euskalduna y también de la fiesta posterior, toda un orgía de abrazos, fotos y entusiasmo desatado. La celebración continuó después, hasta altas horas de la madrugada, en el estadio de San Mamés, donde la Diputación ofreció una post party a los invitados en el anillo de la zona VIP. - D.N.