Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Este servicio es genial porque te ayuda a crear vínculos con el bebé”

Las madres y padres que acuden a la unidad de lactancia la ven como un lugar de apoyo y de mejora

Miércoles, 20 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Sofía Peña, Lara Martínez y Maite Urbiola masajean a sus hijos en uno de los talleres de la unidad de lactancia materna.

Sofía Peña, Lara Martínez y Maite Urbiola masajean a sus hijos en uno de los talleres de la unidad de lactancia materna.

Galería Noticia

Sofía Peña, Lara Martínez y Maite Urbiola masajean a sus hijos en uno de los talleres de la unidad de lactancia materna.

pamplona- La nueva sala de lactancia materna se puso en marcha el pasado mes de mayo con los objetivos de aumentar la tasa de inicio de la lactancia, conseguir que las experiencias sean exitosas y prolongarlas más en el tiempo, lo que se considera que redundará en notables mejoras de la salud infantil. Además, está orientada a asesorar a las madres que acaban de dar a luz, y también a sus parejas, tanto si desean practicar la lactancia materna como si optan por la lactancia de fórmula, casos en los que también se ofrece apoyo y consejo. También se ofrece apoyo especializado a familias con dificultades en la lactancia y a padres con recién nacidos ingresados en Neonatología.

“Empece con la lactancia en maternal pero tuve problemas de grietas y Susana Urzaiz me recomendó que viniese a esta unidad para recibir apoyo más específico”, relata Ana Sola, una mujer de 36 años que tuvo a su hijo Eneko el pasado diciembre. Además, Ana sufrió una mastitis hace cuatro meses pero asegura que gracias a la atención recibida “se solucionó bastante pronto. “La unidad de lactancia es genial, a parte de ayudarte con las tomas, también te ayuda a crear muchos vínculos con el bebé;y eso es muy importante para mí y para él”, comenta.

Quienes también acuden a este servicio del CHN son Natalia Presa y Txus Iriarte. Ayer fue su segunda vez después de que hace menos de un mes naciera su hijo Leo. Natalia reconoce que la lactancia “no está siendo nada fácil” debido a que está teniendo problemas de agarre y una subida de la leche “muy vigorosa”. “Hay veces que te dan ganas de tirar la toalla, pero la verdad que desde que venimos aquí nos está yendo mejor”, señala. “Estamos cómodos y además te sientes apoyada por otras parejas que están en la misma situación que tú, con los mismos problemas”. Para ella, una de las cosas más importantes es “saber adaptarte” al bebé y ve como algo fundamental “el apoyo que me aporta Txus, sobre todo en los momentos más duros”.

Y es que la unidad de lactancia materna también está enfocada a los hombres. “Nos dicen que es importante que vengamos porque también somos una parte importante en el proceso”, apunta Txus, quien subraya que “mientras ella le amamanta, yo hago un poco de supervisor”. - U.Y.