Artikaberri, concienciado con el nuevo sistema de recogida de materia orgánica

Los inscritos al contenedor marrón, desde ayer con acceso con tarjeta, crecieron un 12% en un año

Laura Garde / Iñaki Porto - Miércoles, 20 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Dos vecinos de Nuevo Artica abren el contenedor mediante el sistema de tarjeta.

Dos vecinos de Nuevo Artica abren el contenedor mediante el sistema de tarjeta.

Galería Noticia

Dos vecinos de Nuevo Artica abren el contenedor mediante el sistema de tarjeta.

“Estos cambios, por muchos que haya, siempre son positivos”

nuevo artica- “En zonas como Artikaberri, el número de inscritos en este tipo de campañas se ha disparado, del año pasado a este ha aumentado un 12%”, avaló Carlos Peries, trabajador de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP), refiriéndose a la prueba piloto que puso en marcha el lunes en Azpilagaña y ayer en Nuevo Artica. Con el objetivo de aumentar la recogida separada de la materia orgánica derivando al contenedor marrón los depósitos que ahora se realizan de forma errónea en el verde, ha incorporado en ambos una cerradura electrónica que solo puede abrirse mediante una tarjeta asociada a cada domicilio.

Tanto Carlos como Tamara García y Mikel Andradas, responsables ayer del punto informativo de Nuevo Artica, aseguraron que la diferencia entre la predisposición para aceptar la experiencia de los vecinos y vecinas de Artikaberri y los de Azpilagaña es “muy notable”: “Aquí la población es más joven, lo más probable es que sea por eso. Están mucho más concienciados con el reciclaje y recibimos muchas menos quejas”. Destacaron también que el cambio ha sido más sencillo. Para comparar los resultados de ambas zonas, aquí el contenedor marrón y el verde pueden abrirse todos los días, pero en Azpilagaña no. El primero solo estará disponible los lunes, miércoles, viernes y domingos: “Por eso, el cambio ha sido mayor y hay a quienes les ha costado más entenderlo”.

El quinto contenedor comenzó a implantarse en 2015. Ya “aceptado”, cada modificación “les cuesta menos menos”: “Los que al principio eran reticentes, ahora casi no les cuesta. Los cambios ya no son radicales. Ahora, por ejemplo, solo se ha cambiado la llave por la tarjeta”.

Uno de los problemas con los que se encuentran algunos vecinos y vecinas de Nuevo Artica es que hay quienes no han recibido todavía la tarjeta: “Bien porque la han pedido no hace mucho o porque no se han enterado, no las tienen, y ya no pueden abrir los contenedores. Algunos dejan las bolsas fuera...”, subrayaron Carlos, Tamara y Mikel.

Por otro lado, la duda más frecuente es qué tirar a cada uno de ellos, y si con la tarjeta está en peligro la protección de datos. “Las tarjetas está adscritas a un domicilio, pero lo único que se va a contabilizar es las veces que se abre la tapa. Nada más”.

cambio “positivo”Mónica no tiene tarjeta todavía porque no le ha llegado. Ayer se acercó hasta el punto informativo para recoger el cubo que reparten para separar en casa la materia orgánica y luego depositarla en el contenedor: “Estos cambios siempre son positivos, aunque ahora tengamos que volver a acostumbrarnos a un nuevo sistema. Tengo un hijo pequeño y generamos muchísima basura cada día”.

Silvia, por su parte, sentenció que si por “sí solos no reciclamos, nos tendrán que obligar de alguna manera a hacerlo”. Con ella coincidían Iñaki y Pedro, quienes además opinan que en las zonas más jóvenes es donde “más tienen que impulsar estas experiencias”: “Quizá sea más difícil educar en este ámbito a la generación de nuestros padres, y puede que estas cosas les cuesten. Pero nosotros podemos hacerlo, entendemos qué es lo que está pasando y qué mejoramos así”, remarcó.

La MCP recogió 7.516 toneladas de materia orgánica porque el 45% de los hogares de la Comarca utilizó el contenedor marrón. Itziar cree que entre todos la cifra puede mejorar, “aunque sea poco a poco”: “Con un pequeño esfuerzo de cada uno, podríamos conseguir algo grande”.

más informaciónLos puestos informativos -ubicados en la calle Luis Morondo, en Azpilagaña, y entre las calles Clara Campoamor y María Domínguez, en Artikaberri-, estarán abiertos a la ciudadanía hasta el viernes, de 9.30 a 19.30 horas, y el sábado, de 9.30 a 14.30. Los vecinos y vecinas también podrán resolver sus dudas y solicitar las tarjetas llamando al 948 27 19 77, de lunes a vienes, de 9.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 18.00.

etiquetas: artikaberri