La Unión de Aralar recupera su día

esta entidad tradicional formada por 19 pueblos de sakana y araitz gestiona este monte

Un reportaje de Nerea Mazkiaran - Miércoles, 20 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Aizkolaris de pueblos de la zona animaron el encuentro a mediodía.

Aizkolaris de pueblos de la zona animaron el encuentro a mediodía. (N.M.)

Galería Noticia

Aizkolaris de pueblos de la zona animaron el encuentro a mediodía.

La Unión de Aralar celebró su día este pasado domingo, el anterior a San Juan, una fecha que se ha recuperado con el fin de impulsar esta entidad tradicional formada por 19 pueblos de Sakana y Araitz que gestiona y se beneficia de los aprovechamientos y usos del monte de Aralar, un territorio de 2.195 hectáreas. La cita fue en las inmediaciones de antiguo Guardetxe, la emblemática casa del guarda de Aralar, que fue demolida hace nueve años con la promesa de construir un nuevo edificio.

Precisamente, se trata de uno de los proyectos en los que trabaja la Unión de Aralar y que pronto comenzará a ir cogiendo forma, según adelantó Patxi Xabier Razkin, alcalde de Lakuntza y presidente de esta entidad. Y es que se prevé que en otoño comiencen las obras de un pequeño edificio de 60 metros cuadrados que albergará una oficina para el guarda y un almacén.

Formará parte de un proyecto más amplio que contempla un edificio multiusos donde se levantaba Guardetxe. “El Gobierno de Navarra ya ha habilitado una partida de 90.000 euros”, explicó Razkin el domingo a mediodía ante cerca de un centenar de personas. También habló de otros proyectos de la Unión como Mendi gazta, el queso hecho en el monte, y la recuperación de pastos montanos así como de los pasos que se han dado para que revierta la titularidad del monte de Aralar que se perdió durante la dictadura de Franco, al igual que otras entidades como Aezkoa o Quinto Real, demanda que el propio Razkin llevó el pasado año al Parlamento. “Todavía no sabemos nada”, apuntó. Asimismo, explicó que la Unión de Aralar está trabajando junto con otras entidades como la Agencia de Desarrollo de Sakana y el Consorcio Turístico en un nuevo plan de uso público del monte.

La fiesta del domingo también fue un día de encuentros entre los diferentes pueblos que conforman la entidad: Arbizu, Arribe, Atallu, Arruazu, Azkarate, Betelu, Errazkin, Etxarri Aranatz, Gaintza, Ihabar, Intza, Irañeta, Hiriberri, Lakuntza, Lizarraga, Lizarragabengoa, Dorrao, Unanu y Uztegi.

A mediodía hubo un desafío de hachas con aizkolaris de la zona. Participaron Jaime, Manuel e Iker Gorriti así como Eloy Corchero, Goizeder Beltza, Juanito y Juanjo Erdozia así como los hermanos Eneko y Ruben Saralegi y Txomin Amundarain. En esta fiesta no faltó una comida, que reunió a un centenar de comensales y que se prolongó con una animada sobremesa con música.