Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
supera las preguntas de su primera sesión

Sánchez se estrena en el Congreso en plena sintonía con Pablo Iglesias

El presidente supera sin dificultad las tres preguntas de su primera sesión de control al Gobierno

Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Sánchez, rodeado de fotógrafos, en su primera sesión de control en el Congreso.

Sánchez, rodeado de fotógrafos, en su primera sesión de control en el Congreso. (EFE)

Galería Noticia

Sánchez, rodeado de fotógrafos, en su primera sesión de control en el Congreso.

madrid- La última vez que Pedro Sánchez estuvo en el Congreso tenía enfrente a Mariano Rajoy;cuando ayer volvió al hemiciclo, ya como presidente, se sentó una fila más abajo, por vez primera en el banco azul, y ante él sólo tenía un espacio vacío, el hueco del hasta hace poco líder del PP. La primera sesión de control al nuevo Gobierno sirvió para dar algunas pistas sobre cómo será la nueva relación entre el PSOE y Podemos, por lo visto marcada por la cordialidad que mostraron Pablo Iglesias y el jefe del Ejecutivo.

Entre las novedades, el vértigo que parece experimentar la bancada del PP en su inédita busca de presidente mediante primarias o la presencia de un Gobierno mayoritariamente femenino dispuesto a aguantar dos años. Como el martes en el Senado, 14 ministros acompañaron a Sánchez en los sillones azules reservados al Gobierno, con el titular de Ciencia, Innovación y Universidades, el astronauta Pedro Duque, en último puesto, justo al lado del lugar que fue de Rajoy durante siete años.

el pp, a lo suyoPedro Sánchez entró en el hemiciclo solo y nadie le aplaudió. No parecía nervioso y se puso a la tarea de responder a tres preguntas, únicamente armado con su teléfono móvil a modo de libreta de notas. Otra novedad.

A falta de nuevo líder que reemplace a Rajoy, fue el portavoz del PP, Rafael Hernando, quien le preguntó, no sin antes darle la bienvenida a él y a su “Gobierno provisional”. Sin más concesiones, porque enseguida pisó a fondo al exigirle que aclare cuál es el precio del apoyo de populistas, independentistas y “amigos de la vieja ETA”. Una pregunta similar a la que le había hecho en el Senado el portavoz del PP, José Manuel Barreiro, y que recibió igual respuesta de Sánchez: reclamar “lealtad” a la oposición.

Sánchez respondió después al portavoz de Unidos-Podemos, Pablo Iglesias, y al de Compromís, Joan Balldoví. Iglesias instó a Sánchez a iniciar un “camino de colaboración” y le agradeció que no haya vetado 16 propuestas de la formación morada que antes habían sido bloqueadas por el PP en el Congreso. Una de ellas es la que pide permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles. Sánchez respondió defendiendo el feminismo transversal “para acabar con las discriminaciones” y aseguró que el Gobierno está estudiando la propuesta de Iglesias con una “remuneración adecuada”. También le agradeció “el tono y la predisposición a entenderse con el PSOE y entre todos revertir la dinámica de estos años”.

Joan Balldoví le preguntó por la financiación autonómica y le pidió que “no haga el Montoro con los valencianos”, al tiempo que le advirtió de que su partido no le apoyó en la moción de censura “para que hiciera lo mismo que el PP”. Sánchez insistió en que en esta legislatura no es posible culminar “una revisión a fondo” del sistema pero se comprometió a mejorar “a corto plazo” la financiación de “todas y cada una de las comunidades, especialmente las que están infrafinanciadas”.

santamaría y cospedalTras Pedro Sánchez se sentó ayer una de las candidatas a la sucesión de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, que llegó tarde al pleno y luego aprovechó el ambientazo periodístico del patio para hablar a las televisiones. A su derecha, el candidato más joven, Pablo Casado, con quien compartió risas y también estaba en el Congreso un tercer aspirante, el diputado José Ramón García Hernández. Faltó, sin embargo, María Dolores de Cospedal, que prefirió dedicar la mañana a las entrevistas televisivas, y José Manuel García Margallo.

Luego, Pedro Sánchez escuchó desde su escaño las preguntas a la vicepresidenta Carmen Calvo, a la titular de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y a la de Justicia, Dolores Delgado, y después se marchó solo, igual que entró. - Efe