Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Gobierno rechaza la gestación subrogada que propone Ciudadanos

La ministra de Igualdad replica que el deseo de tener hijos es comprensible, pero no es un derecho

Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

madrid- La vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, indicó ayer que el deseo de tener hijos es comprensible, pero “no un derecho”, y que los derechos de mujeres y niños están por encima de la “colisión de intereses” que supone la gestación subrogada. Calvo contestó así en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso a la diputada de Ciudadanos Patricia Reyes, quien había acusado a la ministra de no abordar el debate de la gestación subrogada “con seriedad” porque supone un “desafío para sus prejuicios”, de insultar a muchas familias y de “cosificar” a la mujer al hablar de “vientres de alquiler”.

“Yo entiendo bien, como casi cualquiera, bien y de modo profundo humanamente hablando que haya hombres y mujeres que tengan el deseo de la paternidad y la maternidad, pero el deseo no es el derecho. (...) La gestación no puede estar separada del parto ni del derecho íntegro, físico y psicológico, de las mujeres”, destacó Calvo. La ministra recordó que en España la ley prohíbe la gestación subrogada y que el Comité de Bioética ha destacado que son las mujeres pobres las que se ven abocadas a esta práctica. “Este es un debate de gran envergadura ética que no se puede resistir a cuatro frases. (...) A lo que usted llama prejuicios lo llamo yo derechos de los menores y de las mujeres”, continuó.

En un agrio debate, la diputada de Ciudadanos dijo que Calvo pretende acallar sus prejuicios con “dogmas” y generando “alarmismo” hablando de dramas que hay en países donde no se respetan los derechos humanos. La ministra advirtió de que tan sólo doce países tienen regulación al respecto mientras que muchos otros incluso la penalizan. - Efe