la Coral del Valle lanza el chupinazo

Mutilva enciende sus fiestas a 50 voces

La Coral del Valle de Aranguren se encargó de lanzar el chupinazo como reconocimiento a sus 25 años de actividad

Mikel Bernués Patxi Cascante - Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Momento del lanzamiento del cohete anunciador de fiestas desde el balcón de la casa consistorial.

Momento del lanzamiento del cohete anunciador de fiestas desde el balcón de la casa consistorial. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Momento del lanzamiento del cohete anunciador de fiestas desde el balcón de la casa consistorial.

mutilva- La Coral del Valle de Aranguren ha cumplido 25 años de vida. Como reconocimiento a su actividad, ayer inauguró las fiestas de Mutilva con el lanzamiento del chupinazo. Pero sus 50 voces mixtas no cabían en el balcón de la casa consistorial, así que “decidimos ceder el testigo a los coralistas fundadores, que continúan formando parte activa en la Coral y llevan 25 años con ese compromiso”, explicó ayer la presidenta Fany Labairu, que se asomó al balcón junto con el director Gonzalo Esparza, Teresa Aznárez, Juana Mª Alonso, Juan Mari Echave y Pedro Iraizoz (ausente).

“Que el Ayuntamiento haya pensado en nosotros para lanzar el cohete supone un honor”, expresó Labairu. Recordó que “los cimientos de la Coral se forjaron en 1993 con Lino Otano, párroco de Mutilva, que como buen amante de la música quiso transmitir su pasión a sus vecinos y consiguió que un pequeño grupo compartiera ese amor musical, pudiendo amenizar y celebrar cantando aquellos actos que se concentraban en su querido Valle. La Coral fue creciendo y creyendo en lo que se estaba fraguando hasta llegar a nuestros días, en los que celebramos 25 años con la misma ilusión y compromiso, eso sí, intentando evolucionar tanto en lo personal como en lo emocional”.

La Coral, fruto de un convenio anual con el Consistorio, realiza varios conciertos por el valle, e incluye un programa que “comprende obras religiosas y profanas desde el Renacimiento hasta nuestros días, en un amplio abanico de diversidad. Nuestra única pretensión, aparte de contribuir a difundir la tradición coral de Navarra, es promover el conocimiento de los grandes maestros polifonistas de ayer y hoy y, por supuesto, invadir de emoción el alma de quien nos escucha”.

“Han sido 25 años de ensayos, viajes, emociones, experiencias y vivencias, momentos gratificantes y algunos tristes por la pérdida de compañeros a los que hemos dicho adiós. Todos nos han hecho avanzar y llegar a día de hoy con la ilusión intacta y el deseo de seguir cantando, disfrutando y haciendo disfrutar a todos de la música”, finalizó Labairu, que mostró el agradecimiento de la Coral “al público que nos apoya y se mantiene fiel. Sin él no hay propósitos que cumplir. Y el nuestro es cantar, no sólo con la voz, sino con el corazón”.

etiquetas: mutilva, fiestas