destacan el avance en equilibrio territorial

El cuatripartito defiende el mapa local para mejorar los servicios y cohesionar Navarra

Elizalde destaca el avance del plan en el equilibrio territorial y contra la despoblación de Navarra
Elevarán al Parlamento un proyecto de ley “muy debatido si la FNMC lo avala en asamblea mañana”

Ana Ibarra Javier Bergasa - Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Ruben Belasco, Adolfo Araiz, Xabi Lasa, la consejera Isabel Elizalde, Unai Hualde y José Miguel Nuin, en el Parlamento.

Ruben Belasco, Adolfo Araiz, Xabi Lasa, la consejera Isabel Elizalde, Unai Hualde y José Miguel Nuin, en el Parlamento. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Ruben Belasco, Adolfo Araiz, Xabi Lasa, la consejera Isabel Elizalde, Unai Hualde y José Miguel Nuin, en el Parlamento.

“Es un proyecto elaborado en equipo con las entidades locales y si lo aprueban se cumple el primer objetivo”

pamplona- Un proceso participativo de abajo a arriba que “no tiene precedentes”, una oportunidad para racionalizar el mapa administrativo de Navarra que conforman 272 ayuntamientos, 348 concejos y 70 mancomunidades que desaparecen;una financiación estable de las entidades locales que “refuerza” su autonomía y que mejora los servicios públicos;y un avance en el desequilibrio territorial y en la polaridad entre dos mundos: urbano y rural. Éstos son los objetivos de la reforma del mapa local que el Gobierno de Navarra y las fuerzas del cambio confían en llevar al Parlamento con el aval de las entidades locales (la asamblea de la FNMC es mañana) tras el debate abierto con todas ellas. “Si la Federación de Municipios y Concejos está de acuerdo concluirá el proceso de participación y el primer objetivo estaría cumplido”: La consejera de Administración Local Isabel Elizalde destacó el trabajo en coordinación con las entidades locales “desde el primer momento”, “otro estilo de hacer política” que distingue a este gobierno. La propuesta elaborada “no es un texto redactado por las altas instancias del Gobierno y remitido a los ayuntamientos, sino un proyecto elaborado en equipo con las propias entidades locales a las que se ha escuchado, con las que se ha debatido y con las que finalmente se ha llegado a este resultado”, enfatizó.

Se ha hablado, dijo, con todos los agentes, cargos políticos, trabajadores, colectivo de secretarios e interventores, diferentes departamentos del Gobierno, sindicatos, partidos... “Un proyecto que necesita continuidad, y entre todos y todas podemos construir una nueva administración para Navarra, un paso importante para lograr el equilibrio territorial y que favorezca el desarrollo de Navarra”, indicó. “Los que ahora se autoexcluyen tendrán posibilidad de incorporarse y volver a trabajar con los demás si así lo desean, aunque ahora les interese más aparecer como contrarios debido a intereses políticos”, agregó.

También el portavoz de Geroa Bai Unai Hualde defendió que es una oportunidad histórica para poner la primera piedra de la ansiada reforma de la Administración Local, “la eterna asignatura pendiente”. El trabajo desarrollado por el Gobierno del cambio con las entidades locales y diferentes organismos a nivel local como la FNMC es histórico, aseveró si bien remarcó que “este trabajo no tendría sentido si la asamblea de la FNMC no avala el anteproyecto”. El proyecto de ley podría entrar en el Parlamento en otoño y “es importante que este trabajo culmine en esta legislatura”. Detrás de este esfuerzo está la necesidad de “racionalizar” el mapa actual y “revertir muchos años en los que no se ha prestado suficiente atención” al fenómeno del desequilibrio territorial y a las “grandes desigualdades entre zonas urbanas y rurales”, con un problema serio de despoblación en zonas como el Pirineo, Sangüesa y Ribera. “Se sigue apostando por los municipios y concejos como entidades nucleares, se racionalizan el mapa con la creación de entidades intermedias, y se suprimen más de 70 mancomunidades”, indicó. La nueva estructura (12 comarcas) tendrá dimensión suficiente para garantizar políticas sectoriales desde lo local y prestar “mejores servicios”. Confía además que la ley salga con mayor apoyo que los 26 del cuatripartito. Acusó además a la oposición de utilizar discursos “apocalípticos” sobre una reforma que resulta “inaplazable y necesaria”. Respecto a las críticas de UPN recalcó que el proyecto ha contado con la participación de técnicos y juristas de la FNMC que avalan su solvencia técnica.

Por parte de EH Bildu Adolfo Araiz, que hizo un llamamiento a las entidades locales para apostar por la reforma, destacó como virtud del proyecto de ley el refuerzo de la administración local para hacer frente al desequilibrio territorial. Mantiene concejos y ayuntamientos a diferencia de otras iniciativas presentadas por UPN y PSN, y ordena las entidades supramunicipales de forma “equilibrada”. Sienta además las bases de un nuevo sistema de financiación de las entidades locales sustentado en “un porcentaje estable” de participación en la recaudación del Gobierno.

“Es importante que este proyecto reciba el visto bueno de la Federación de Municipios para que se tramite el proyecto”, apostilló.

servicios a la ciudadaníaTambién Rubén Velasco, parlamentario de Podemos, cree que esta reforma debería complementarse con la derogación de la ley estatal estabilidad presupuestaria. “Con este proceso superamos la planta municipal de mediados del siglo XIX para adaptarla al siglo XXI”, indicó. Valoró también el proceso participativo llevado a cabo, “estamos convencidos en la necesidad de esta reforma” aunque a su grupo le hubiera gustado “racionalizar” el número de entidades locales. Se avanza en la cohesión y equilibrio territorial, plantea medidas para luchar contra la despoblación y la “polarización entre mundo rural y urbano”, además de poner los cimientos de una reforma económica y financiera.

Para José Miguel Nuin, de IE, la ley va a permitir mejorar los servicios a la ciudadanía y racionalizar la administración local. “Se lleva décadas sin hacer nada, y ha tenido que llegar el cambio para pasar de las palabras a los hechos”, dijo. “Otros siguen pensando más en intereses políticos propios. La ciudadanía gana con la creación de las comarcas como entidades más capacitadas, con más recursos y disponibles para dar mejores servicios”, recalcó. Asimismo, dejó claro que refuerza el autogobierno local porque “se crean entidades con más recursos”. Se afianza a su vez una “financiación segura y estable” de las administraciones locales, y se aseguran “los derechos de los trabajadores” que pasan a las comarcas.

mcp y comarca arga

El nuevo modelo para Pamplona y su Comarca. Además de todos los servicios que tiene en la actualidad la MCP la comarca Arga asumiría los Servicios Sociales y la ordenación territorial a nivel comarcal de los municipios que se encuadran dentro de ella, así como la organización del servicio administrativo de secretaría e intervención a aquellas entidades de menos de 1.500 habitantes. “Es decir, la entidad como tal se refuerza. La propia ley garantiza que los trabajadores van a pasar a la misma en las mismas condiciones”, remarcó Xabier Lasa, director de Administración Local. “Habrá un cambio de estructura para adaptarlo a los nuevos servicios”, abundó. En Monreal (Prepirineo) los servicios administrativos están ahora con Iza que es Prepirineo pero en agua con la MCP. Los mugantes tendrán la posibilidad de elegir a qué comarca integrarse. Legarda deberá decidir si quiere en la MCP en lugar de Valdizarbe, por ejemplo.

Servicios Sociales en municipios de más de 10.000. Podrán mantener su gestión si es propia. Por ejemplo, Pamplona, Burlada, Barañáin, Egüés o Aranguren.

Subcomarca Pamplona y Valles. Los municipios de la subcomarca Valles pueden plantear, por ejemplo, explicó Lasa, que aunque los servicios sociales lo organice la comarca quieren tener sede propia en Ultzama, Zubiri y Etxauri. O tener una estructura de técnicos de euskera propia y lo delega.