Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Argentina toca fondo

Grupo D | Croacia vapulea a la ‘albiceste’, que necesita que hoy no gane Islandia a Nigeria

Juan José Lahuerta - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:23h

Willy Caballero se lamenta del error garrafal que aprovechó Rebic para marcar el primer gol croata.

Willy Caballero se lamenta del error garrafal que aprovechó Rebic para marcar el primer gol croata. (EFE)

Galería Noticia

Willy Caballero se lamenta del error garrafal que aprovechó Rebic para marcar el primer gol croata.

Argentina 0

Croacia 3

ARGENTINA Caballero;Mercado, Otamendi, Tagliafico;Salvio (Pavón, min. 56) , Mascherano, Enzo Pérez (Dybala, min. 68), Acuña;Messi, Maxi Meza y Agüero (Higuaín, min. 54).

CROACIA Subasic;Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic;Rakitic, Brozovic;Rebic (Kramaric, min. 57), Modric, Perisic (Kovasic, min. 82);y Mandzukic.

Goles 0-1 min. 53: Rebic;0-2 Modric;0-3 Rakitic, min. 92.

Árbitro Ravshan Irmatov (Uzbekistán). Mostró cartulina amarilla a Rebic (min. 39), Mandzukic (min. 59), Vrasljko (min. 67) y Brozovic (min. 95) por parte de Croacia y a Mercado (min. 51), Acuña (min. 85) y Otamendi (min. 87) por parte de Argentina.

Estadio Nizhny Novgorod Stadium. 55.000 espectadores.

Nizhny Novgorod- Argentina sufrió ayer ante Croacia una de las derrotas más humillantes de su pasado reciente y se quedó al borde de la eliminación. La Albiceleste, con un solo punto en dos partidos, cruzará hoy los dedos para que Islandia no gane a Nigeria y poder así jugarse el pase a octavos de final en el partido ante los africanos en la última jornada.

Willy Caballero, con un error garrafal que regaló el primer gol a Ante Rebic, hará que se le señale durante mucho tiempo. Messi se quitará la losa de ser el objetivo número uno de las críticas. Su fallo, en el inicio de la segunda parte tras un pase absurdo que se convirtió en un presente jugoso para Rebic, frenó a su equipo cuando por fin había encontrado una pequeña identidad

El choque llegaba con historia. Con todas las críticas del mundo a sus espaldas, Argentina no podía fallar. El empate inaugural ante Islandia dejó un saco lleno de dudas para los hombres de Jorge Sampaoli, pero el más señalado fue Messi por fallar un penalti que podría haber sido decisivo. Ese error provocó el debate eterno sobre el jugador del Barcelona y su suficiencia cuando juega con la selección.

¿Es capaz Messi de ganar sólo un Mundial? ¿Eso es sólo cosa de Maradona? ¿Messi no rinde igual con la Albiceleste que en su club? ¿Messi no está igual de bien de acompañado en Argentina que en el Barça?

Cada vez que hay algún sobresalto saltan esas preguntas. Y, Messi, algún día puede cansarse. Pero, mientras los debates taberneros se expandían, Argentina tenía que ganar a Croacia. Ese era el verdadero problema. Una derrota la podía dejar casi fuera del Mundial en la fase de grupos y eso sí que sería una tragedia.

Por lo menos tenía la ayuda de un estadio que parecía la Bombonera, con mayoría absoluta de argentinos. Y para dar un giro a la situación, Sampaoli tocó su once y su esquema. Cambió del 4-2-3-1 al 3-4-3 con Gabriel Mercado, Enzo Pérez y Marcos Acuña como novedades. Funcionó pese al titubeo inicial. Por lo menos en la primera parte y porque Zlatko Dalic sacó a Luka Modric de la zona de creación y el cuadro balcánico se perdió.

Sin embargo, poco a poco se fueron igualando las fuerzas y las ocasiones, hasta que llegó el fallo de Willy Caballero. El portero del Chelsea decidió dar un pase picado a Mercado y le salió un churro que aprovechó Ante Rebic para inaugurar el marcador con una volea que no era fácil.

El daño estaba hecho, pero aún quedaban 27 minutos en los que Argentina aún podía soñar con despertar de la pesadilla. Sampaoli sacó al campo a Gonzalo Higuaín, a Cristian Pavón y a Paulo Dybala y se lanzó a por Croacia con desesperación. El orden del primer tiempo ya era pasado y Croacia se ordenó atrás para buscar la puntilla al contragolpe: Modric dejó un regalo visual final -un preciso chut desde el borde del área- y Rakitic se apuntó a la fiesta con la puntilla final para los hombres de Sampaoli.

La tragedia, que se mascaba antes del choque, finalmente explotó por un fallo absurdo. Argentina toca fondo y depende ahora del Islandia-Nigeria de hoy y de dar la talla ante los africanos en la tercera jornada.