Trump autoriza reunir a las familias pero insiste en el muro

El presidente ordena iniciar el proceso para devolver a los menores a sus padres

Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:23h

Trump, de espaldas, saluda a sus seguidores en un mitin en Duluth (Minnesota). A la derecha, una niña inmigrante llora frente a Trump en la portada de Time.

Trump, de espaldas, saluda a sus seguidores en un mitin en Duluth (Minnesota). A la derecha, una niña inmigrante llora frente a Trump en la portada de Time.

Galería Noticia

Trump, de espaldas, saluda a sus seguidores en un mitin en Duluth (Minnesota). A la derecha, una niña inmigrante llora frente a Trump en la portada de Time.

pamplona- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a mostrar ayer su carácter imprevisible. Por la mañana cargó contra los inmigrantes e insistió en reforzar la frontera con un muro, pero horas después ordenó a su Gobierno que inicie el proceso de reunificación de las familias de migrantes que fueron separadas a su llegada a la frontera con México. Mientras tanto, la primera dama, Melania Trump, se fue a Texas, según ella por decisión propia, y visitó un centro de detención de niños, donde preguntó “cómo puedo ayudar para que se reúnan con sus familias lo antes posible”.

Durante una reunión de Gabinete en la Casa Blanca, Trump pidió a los departamentos de Justicia, Seguridad Nacional y Sanidad y Asuntos Sociales “trabajar juntos para mantener a las familias de migrantes ilegales juntas durante el proceso migratorio y reunificar a las que ya han sido separadas”. Se trata de la primera orden para implementar el decreto ejecutivo firmado el miércoles por Trump para poner fin a la separación de los niños migrantes de sus padres, en respuesta a las críticas que esta medida ha generado en la comunidad internacional y también en Estados Unidos.

El mandatario no dio detalles sobre cómo se facilitará esa reunificación, que afectaría a más de 2.300 menores, y centró la mayor parte de su discurso en criticar a la oposición demócrata y acusarla de ser la raíz del problema. “Quieren que cuidemos a los menores y eso está bien, pero no nos quieren dar el dinero para cuidar de los menores”, denunció Trump, quien aventuró que los demócratas creen que las imágenes de la crisis migratoria mejoran sus perspectivas ante las elecciones legislativas de noviembre.

El texto rubricado por Trump señala que la política de la administración norteamericana es mantener la unidad familiar, incluyendo la detención de las familias de extranjeros juntos cuando sea apropiado y esté de acuerdo con la ley y con los recursos disponibles”.

El mandatario norteamericano aclaró al mismo tiempo que esto no supone derogar la política de tolerancia cero con la inmigración ilegal. Sin embargo, fuentes gubernamentales citadas por el Washington Post revelaron ayer que la Casa Blanca suspenderá los procesos judiciales contra los padres de niños migrantes.

Interrogada sobre este asunto por Reuters, la portavoz del Departamento de Justicia, Sarah Isgur Flors, limitó a contestar que la información del diario estadounidense no es precisa. “No ha habido ningún cambio en la política de tolerancia cero de procesar a los adultos que cruzan ilegalmente nuestra frontera”, dijo, sin referirse a quienes llegan acompañados de niños.

muro y más agentesEn su cuenta oficial de Twitter, Trump volvió a atacar a los inmigrantes indocumentados e insistió en reforzar la frontera con un muro y con más agentes fronterizos. “Deberíamos cambiar nuestras leyes (de inmigración), construir el Muro (en la frontera con México), contratar Agentes Fronterizos y del ICE (el Servicio de Inmigración y Aduanas)”, señaló. Además, el mandatario apuntó que EEUU no debe permitir que los inmigrantes que llegan a la frontera sur del país “entren en base a la frase legal que se les dice que digan como su contraseña”, refiriéndose a las peticiones de asilo.

“La frontera ha sido un gran desorden y un problema durante muchos años”, añadió. El presidente estadounidense también criticó a los líderes de las minorías demócratas en el Senado y en la Cámara de Representantes, Chuck Schumer y Nancy Pelosi, respectivamente, a quienes tildó de “débiles” en cuestiones de delincuencia y seguridad. - D.N.