De muy antes

Por Jorge Nagore - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 09:20h

Dijo el otro día Asiron que no se imagina una Pamplona sin encierros pero sí sin corridas de toros y le han montado la monumental de las Ventas. Asiron, alcalde, no ha dicho que a él le gustaría que no hubiese corridas, que abogue por que no las haya, que vaya a hacer nada para que no las haya, pero al fundamentalismo matatoros el que considera que matar toros es cultura, con lo cual, como es cultura, es intocable le sirve cualquier mínimo atisbo de poder hablar tranquilamente de las cosas para tirarse con el estoque. Asiron lo único que dijo es que las corridas y los toros son un asunto que está en el debate de la sociedad y que Pamplona no tiene por qué ser impermeable a eso. No dijo nada más, más allá de que para él los Sanfermines son más los encierros que las corridas y que por tanto y personalmente entendería más unos SF sin corridas que sin encierros, pero eso no se traduce en otras cosas. Tan solo una opinión personal. Los ganaderos y gentes del sector taurino varias ya se le han echado al cuello diciendo que sin corridas no habría encierros y defendiendo su sector, que si aporta 74 millones al año a Pamplona y no sé qué. Bueno, es normal que cada uno defienda su parcela y normal también que quien considera que clavar hierros a un bicho para disfrute de los humanos y acabar atravesándolo con una espada para jolgorio general es cultura vea con pavor que un alcalde siquiera comente que igual alguna vez la sociedad en su conjunto decide analizar eso Asiron eso dijo también, que ese paso si alguna vez se da lo dará la sociedad, no un alcalde, puesto que para ellos y ellas eso es libertad como lo es la libertad religiosa, de enseñanza o no sé qué y si no te gusta eres libre de no ir a verlo y que esto viene del siglo XV y antes. Se ve muy claramente que viene del siglo XV y antes, cada vez que alguien no les dice a todo olé. Pero de muy antes.