Mesa de Redacción

Días de puro y ‘Marca’

Por Víctor Goñi - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:23h

Está feo hacer leña del árbol caído, aunque ese alguien en cuestión haya impuesto unos recortes brutales en materia laboral, social y de libertades públicas. Además de digerir como si tal cosa la corrupción en su partido, en línea con su estrategia de silenciar los problemas y retardar las soluciones, un escapismo perpetuo que acabó en desalojo de la Moncloa. Si la herencia política de Rajoy no puede resultar más controvertida, por mucho que en efecto evitase un rescate formal de España más allá del bancario, es de justicia constatar su ejemplar regreso a la vida civil. Cierto que a la coherencia individual ayuda y de qué manera que ahora vaya a ganar el doble que en su desempeño institucional, a una media de 15.000 euros al mes como registrador de la propiedad mientras como presidente no alcanzaba los 7.000. Pero este hombre ha cumplido la palabra dada en 2004, cuando anunció que en su momento retomaría el puesto de Santa Pola renunciando a los 100.000 euros que le granjearía el Consejo de Estado, como también su compromiso de abstenerse de toda tutela sobre el PP, en contraposición al egocéntrico Aznar. Rajoy apura ya su carrera profesional a los 63 años, tras casi tres décadas de cargo bueno en otro mejor, en su alicantino retiro dorado, por soleado además de rentable. Felices días de puro y Marca.

Últimas Noticias Multimedia