Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los europeos tendrán que pagar 73 euros para quedarse en el Reino Unido tras el ‘brexit’

Probar la identidad y demostrar la residencia son otros requisitos que deberán cumplir los 3,8 millones de ciudadanos de la UE para conseguir el estatus de asentado o preasentado

Paula Baena Velasco - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:23h

Manifestantes contra el ‘brexit’ protestan en el exterior del Parlamento británico.

Manifestantes contra el ‘brexit’ protestan en el exterior del Parlamento británico. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Manifestantes contra el ‘brexit’ protestan en el exterior del Parlamento británico.

Londres- Primero, probar tu identidad;segundo, demostrar que resides en el Reino Unido;tercero pagar 65 libras (73 euros). Son los pasos a seguir por los europeos, sin antecedentes penales graves, para quedarse en el país tras el brexit. El Gobierno británico publicó ayer el procedimiento on line que los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido deberán seguir para optar al “estatus de asentado” (si llevan más de cinco años) o al de “preasentado” (si llevan menos), y así seguir viviendo allí de forma indefinida una vez el país deje la Unión Europea.

El Ejecutivo de Theresa May ha reiterado en multitud de ocasiones su compromiso con que los ciudadanos europeos mantengan sus derechos en este país una vez se materialice el brexit.

El pasado mes de marzo, Londres y Bruselas llegaron a un acuerdo sobre el denominado periodo de transición -que durará 21 meses, desde el 29 de marzo de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2021- y sobre la garantía de mantener los derechos de los inmigrantes europeos durante ese tiempo. Así, ayer el Ministerio del Interior divulgó una Declaración de Intenciones (SOI, por sus siglas en inglés) en la que avanzó los detalles de cómo se protegerán esos derechos.

Existirán dos tipos de estatus, el de asentado y el de pre-asentado, según se lleven más o menos de cinco años residiendo en el Reino Unido para el 31 de diciembre de 2021. Sin embargo, a efectos prácticos ambas categorías serán iguales, con la salvedad de que una vez se completen los cinco años se deberá solicitar, sin coste adicional, el estatus de asentado.

El plazo para hacer estas solicitudes se alargará hasta el 30 de junio de 2021 y las personas que obtengan ese estatus serán tratadas como ciudadanos británicos en lo que respecta a la asistencia sanitaria, educación, beneficios y pensiones. Una vez el solicitante finalice la solicitud, que se realizará a través de la web del Ejecutivo -gov.uk- o de una aplicación para el teléfono móvil, el Home Office la estudiará y dará respuesta en el “menor tiempo posible”.

La mayoría de los demandantes no tendrán que agregar ninguna documentación extra porque las respuestas que aporten serán contrastadas con la información almacenada en las bases de datos del propio Gobierno británico.

Aquellos que ya gozaran de la residencia permanente en el Reino Unido en el momento de la solicitud no tendrán que abonar la cantidad exigida, mientras que los menores de 16 años disfrutarán de un descuento y solo tendrán que pagar 32,50 libras (37,22 euros).

Además, los familiares de estas personas que residan en otro país podrán viajar al Reino Unido incluso cuando termine el periodo de transición, siempre y cuando la relación de parentesco existiera antes del 31 de diciembre de 2020 y se mantenga una vez esa persona se traslade al país.

Según afirmó ayer el ministro del Interior, Sajid Javid, en un comité de la Cámara alta del Parlamento, el Gobierno británico quiere que este procedimiento sea “rápido y sencillo”, por lo que estará disponible en los 23 idiomas que se hablan en la Unión Europea.

Javid aseguró que el Ejecutivo “no quiere buscar excusas para no conceder los estatus”, sino todo lo contrario. “Deberá existir una muy buena razón para que no lo obtengas”, declaró, y apuntó que espera que este sistema esté “plenamente operativo” para comienzos de 2019. Los ensayos comenzarán en unas pocas semanas y los primeros registros se iniciaran en otoño, indicó. Según la Oficina Nacional de Estadística británica (ONS, por sus siglas en inglés), hay 3,8 millones de ciudadanos europeos viviendo en el Reino Unido, mientras que 900.000 británicos residen en el resto de Europa.

Retirada suaveLa primera ministra británica, Theresa May, calificaba ayer de paso “crucial” la aprobación de la ley del brexit al considerar que permitirá al Reino Unido una retirada “suave y ordenada” de la Unión Europea (UE). En una breve declaración divulgada ayer por la residencia de Downing Street, May dijo que la votación muestra al pueblo británico y a la UE que los parlamentarios del Reino Unido hacen su trabajo y cumplen con la voluntad de los votantes, que hace casi dos años decidieron en un referéndum a favor de la retirada del bloque europeo. La Cámara de los Lores aceptó las modificaciones introducidas por los Comunes en la ley del brexit, que superó así el último trámite parlamentario y quedó lista para ser sancionada por la reina.

Asentamiento

Categorías. Existirán dos tipos de estatus, el de asentado y el de preasentado, según se lleven más o menos de cinco años residiendo en el Reino Unido para el 31 de diciembre de 2021. A efectos prácticos serán iguales y a los cinco años se deberá solicitar, sin coste, el estatus de asentado.

Plazos. El periodo para poder realizar estas solicitudes se alargará hasta el 30 de junio de 2021 y todas las personas que obtengan ese estatus serán tratadas como ciudadanos británicos en lo que respecta a la asistencia sanitaria, educación, beneficios y pensiones.

Juncker

El acuerdo pasa por la frontera

Irlanda. El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, aseguró ayer que cualquier acuerdo de salida entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) debe incluir una solución para la frontera norirlandesa tras el brexit. “Quiero dejar claro de nuevo que Irlanda no está sola. Tiene el respaldo de los 26 estados miembros y de la Comisión, y eso no va a cambiar”, declaró el líder comunitario tras entrevistarse en Dublín con el primer ministro irlandés, el democristiano Leo Varadkar. Según Juncker, el futuro de la frontera no “es un asunto bilateral” entre Irlanda y el Reino Unido, sino entre toda la Unión Europea y el Gobierno de la primera ministra británica, la conservadora Theresa May. Estoy firmemente en contra de cualquier intento de aislar a Irlanda y de no llegar a un acuerdo sobre Irlanda. Tiene que ser parte de ese acuerdo (de salida)”, subrayó el presidente del Ejecutivo comunitario. - Efe