Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los contratos para atender la dependencia cumplen la ley, dice Comptos, pero pide más control

El órgano fiscalizador ha revisado, a petición del PSN, las adjudicaciones de los servicios en 2016 y 2017
La Cámara aconseja que no se supere el periodo de vigencia;no ajustar tanto los presupuestos;y reforzar la sección de Inspección

Lola Cabasés Hita / Oskar Montero - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:23h

Imagen de archivo del Centro Infanta Elena, situado en Cordovilla.

Imagen de archivo del Centro Infanta Elena, situado en Cordovilla. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Imagen de archivo del Centro Infanta Elena, situado en Cordovilla.

pamplona- La Cámara de Comptos afirma en un informe que los contratos para la asistencia de residencias y centros destinados a personas con discapacidad, enfermedad mental y atención a menores formalizados por la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas (ANADP) en los 2016 y 2017 “se han tramitado conforme a la normativa vigente”, si bien recomienda reforzar el control de estos centros y evitar que no se supere el periodo de vigencia de los contratos cuando caducan.

En dicho informe, asegura que cumplen las estimaciones de los gastos de personal pero cuestiona que el cálculo de los presupuestos es tan ajustado que dificulta la concurrencia de pequeñas y medianas empresas, uno de los objetivos de la Ley Foral de Contratos Públicos.

La Cámara de Comptos ha realizado una auditoria, tras la petición planteada por el PSN en el Parlamento, en la que solicitó revisar una muestra de expedientes de contratación, analizar el coste y calidad de los servicios contratados y el cumplimiento de los pliegos en las ofertas de las empresas adjudicatarias.

En el informe, Comptos indica que la ANADP es un organismo autónomo adscrito al Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, cuya misión es impulsar la autonomía de las personas mayores y con discapacidad;diseñar políticas de apoyo a las familias;y promover la atención a la infancia y adolescencia. Dicha atención se ofrece tanto en centros públicos del Gobierno de Navarra, gestionados con medios propios o a través de adjudicación con empresas o entidades gestoras, o en centros privados a los que se adjudican contratos asistenciales en esta materia.

Recuerda que en un informe publicado en 2013, cifró en 46 millones el gasto del Gobierno foral en contratos con centros para personas con discapacidad, con enfermedad mental, asistencia a menores y servicios de apoyo a las familias. En el informe ahora publicado, observa un ligero aumento de dicho gasto, que en 2016 rozó los 50 millones y en 2017 superó los 52 millones si se tienen en cuenta los 6,5 millones de 2017 imputados al ejercicio siguiente, indica Comptos.

La mayor parte del gasto corresponde siempre a la gestión de centros para personas con discapacidad (unos 30 millones), seguido de la asistencia a menores (13,8 millones) y la gestión de centros para personas con enfermedad mental (5,5 millones).

La Cámara de Comptos ha analizado los contratos adjudicados en 2016 y 2017, llegando a la conclusión de que “se han tramitado conforme a la normativa vigente”. Se constata, no obstante, “la existencia de algunos contratos que han superado su vigencia y cuyo servicio sigue prestando el adjudicatario porque no se ha realizado una nueva adjudicación”. En este sentido, la Cámara de Comptos pide que “se eviten estas situaciones en la medida de lo posible”.

presupuestos ajustadosEl informe, señala el órgano fiscalizador de Navarra, ha verificado que el importe de las licitaciones “cubre las estimaciones de los gastos de personal y que las nóminas revisadas cumplen con lo establecido en los convenios colectivos aplicables”.

La Cámara de Comptos indica que las licitaciones del Gobierno de Navarra tienen como base “una exhaustiva previsión y planificación económica en relación a las necesidades establecidas en los pliegos”. No obstante, el informe señala que “el cálculo de los presupuestos está muy ajustado, lo que limita el margen de maniobra en los gastos que no sean de personal”. A juicio de Comptos, esto puede limitar la concurrencia de pequeñas y medianas empresas en favor de las grandes. “De hecho -señala- todos los servicios del ámbito de discapacidad están adjudicados a una única empresa”. Así, el informe recuerda que la recién aprobada Ley Foral de Contratos Públicos tiene entre sus objetivos facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas a la contratación pública.

El informe ha analizado también la supervisión y control de estos contratos, labor del Servicio de Calidad e Inspección del Departamento de Derechos Sociales. La conclusión es que algunas exigencias de control previstas en los pliegos no se cumplen correctamente, como el control presencial en centros y pisos o la verificación de memorias técnicas y económicas que permitan evaluar la calidad material y de funcionamiento de los servicios contratados. Apunta el informe que la sección de Inspección solo cuenta con tres inspectores, lo que limita su capacidad de control.

La Cámara de Comptos recuerda que la Ley de Servicios Sociales obliga a aprobar planes cuatrienales de calidad para estos servicios. El único plan corresponde a periodo 2010-2013, por lo que el informe recomienda aprobar un nuevo plan de calidad. El informe ofrece algunas otras recomendaciones para mejorar la gestión de este ámbito. Se pide, aquí, reforzar el control para garantizar que las empresas cumplen con el personal exigido en los pliegos. También se sugiere aumentar los recursos del Servicio de Calidad e Inspección y promover un convenio colectivo sectorial para la gestión de los servicios sociales. Por último, la Cámara de Comptos pide que se analice la razonabilidad del margen limitado de los presupuestos de licitación para que no afecte a la calidad de los servicios.

en corto

Los centros. La Cámara de Comptos ha revisado los contratos referidos a la prestación de los servicios de atención residencial y en centro de día a personas con discapacidad, con enfermedad mental y los destinados a la atención a menores.

Los contratos. Comptos ha seleccionado 6 contratos del ámbito de discapacidad (Oncineda, Infanta Elena, Atalaya, Carmen Aldave y pisos de Iturrama, Tafalla y Sangüesa);3 contratos del ámbito de salud mental (residencias y centros de día Félix Garrido, Padre Menni y piso tutelado);y cuatro servicios de atención a menores.

Presupuestos. El gasto del Gobierno de Navarra en contratos con centros para personas con discapacidad fue de 46 millones en 2013;de 50 millones en 2016 y de 52 millones en 2017. Discapacidad (30 millones), menores (13 m.) y enfermedad mental (5 m.)