debate sobre el estado de la ciudad

Los demonios de UPN y PSN: el euskera, ikurriña, colectivos, fiestas y cesión de locales

Maya dice que Asiron ha puesto a Pamplona a disposición de Bildu, y Esporrín destaca la “obsesión del primer edil por los “temas identitarios nacionalistas” y de “rodillo inmisericorde”

Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:23h

María Caballero, Ana Elizalde y Enrique Maya conversan durante un receso.

María Caballero, Ana Elizalde y Enrique Maya conversan durante un receso. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

María Caballero, Ana Elizalde y Enrique Maya conversan durante un receso.
“A Asiron solo se le va a recordar por su sectarismo, por gobernar para su minoría” “Resulta más que evidente la cesión de inmuebles a colectivos próximos al Gobierno”

pamplona- La oposición que conforman UPN y PSN redireccionó de nuevo su artillería en la misma dirección y, una vez más, cargaron contra el euskera, los colectivos populares y lo que denominan la “batasunización” de la política.

El portavoz de UPN, Enrique Maya, afirmo ayer que los tres años de mandato del Gobierno municipal cuatripartito han sido “tremendamente negativos para Pamplona y muy buenos para los de Bildu”. Aseguró que el alcalde “ha puesto Pamplona a disposición de Bildu, de Sortu, no hay más que pasear por Pamplona y ver qué esta pasando en las calles, con choznas, barras de bar y gaztetxes”. Al mismo tiempo, Enrique Maya señaló que “quienes no pasan por el aro, sufren”, y ha citado a “los comerciantes, los padres de las escuelas infantiles, los que no queremos que la ikurriña esté en el balcón del Ayuntamiento”. “Han sido tres años en los que el alcalde ha estado mirando a su 15% de votantes, con el silencio cómplice de sus socios”, censuró, para afirmar que “de lo que debería haber hablado el alcalde en su intervención en el debate es de esa batasunización”.

En estos tres años el Gobierno municipal “no ha trabajado por que los que piensan de manera diferente vivan tranquilos, ha sembrado confrontación en Pamplona;no ha trabajado por facilitar las cosas, es muy difícil montar un negocio;no ha trabajado por que las grandes empresas que crean trabajo en Pamplona, como Volkswagen y la Universidad de Navarra, estén cómodas, las ha ignorado;no ha trabajado por bajar impuestos;no ha trabajado por defender nuestras tradiciones;no ha trabajado por defender la fiesta de los toros;no ha trabajado por defender la legalidad ante las ocupaciones de edificios;no ha trabajado para que Pamplona sea una ciudad innovadora y moderna”. Además, señaló que “sonroja que el alcalde haya hablado de memoria histórica y no haya ni siquiera mencionado a las víctimas de ETA”. “En esta materia, tiene toda la tarea por hacer”, subrayó. A continuación, el portavoz de UPN apostilló que “a Asiron solo se le va a recordar por su sectarismo, por gobernar para su minoría, su papel va a ser tremendamente negativo, un paréntesis en la evolución de Pamplona”. Según Maya, el mandato empezó “con un Ayuntamiento saneado y a los tres años, por incumplir la regla de gasto, el Ayuntamiento está intervenido porque es el Gobierno de Navarra el que tiene que apoyar el plan económico financiero”. “Además, ha incrementado el gasto corriente en cuatro millones y los ingresos los han reducido en la misma cifra”, agregó. El edil de UPN afirmó que esto es “una mala gestión y encima para no hacer nada, nada de nuevos parques, nada de nuevas escuelas infantiles, nada de inversiones en el Casco Viejo, nada de nuevos planes urbanísticos, nada de nuevos apartamentos tutelados, nada de nuevos civivox, ningún nuevo ascensor que no estuviera aprobado por la anterior corporación”.

las críticas de esporrínPor su parte, la portavoz del PSN Maite Esporrín, dijo que Asiron se ha dedicado durante los tres años de legislatura “a apagar fuegos dentro del equipo de Gobierno y a pasar el rodillo inmisericorde por encima de la oposición, sin atender nuestras iniciativas, algunas de ellas más que razonables”. Apostó por “una ciudad más amable e inclusiva” y señaló que “no se puede gobernar solo para una parte de la ciudadanía como hace este Gobierno”. La edil socialista mostró su “preocupación por la obsesión de este equipo de Gobierno por temas identitarios nacionalistas, como la reiterada colocación de la ikurriña en San Fermín, la politización de fiestas de barrio con cartelería de apoyo a los presos de ETA, o la permisividad de uso de espacios públicos con símbolos excluyentes”. “Resulta más que evidente y preocupante la cesión de uso de inmuebles públicos en favor de colectivos próximos al equipo de Gobierno, que mira para otro lado sin tomar una actitud activa para la liberación de estos inmuebles”, añadió. También fue crítica con la política lingüística, señalando que el PSN “apoya el euskera, pero las lenguas se fomentan, no se imponen ni se utilizan para discriminar a la mayoría de la ciudadanía en el acceso a la función pública”. - D.N./K.G.

la sesión

enrique maya

UPN

MAITE ESPORRÍN

PSN

Duración. El debate del Estado de la Ciudad comenzó pasadas las 9.30 horas y se prolongó hasta las 14 horas. Entre medio hubo un receso de apenas media hora.

Dos ausencias. Los concejales Román Luzán (UPN) y Manuel Millera (Aranzadi) no acudieron a la sesión.

El PP da su opinión. La presidenta de la Junta Local del PP, Elena Samaniego, emitió un comunicado criticando la gestión del cuatripartito. x

Más licencias. El Ayuntamiento ha elevado el número de licencias al año: han pasado de 200 en 2015 a 246.

L a cifra

1.900

empleados. El nuevo convenio aprobado después de 14 años ha supuesto mejoras para 1.900 personas.