Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La filosofía Can o el “despotismo ilustrado” aplicado a la caja

El exdirector de CAMP cree que “empoderar a los clientes” hubiese sido incluirlos en los órganos de decisión

Sábado, 23 de Junio de 2018 - Actualizado a las 10:46h

pamplona- López Merino no es amigo de la neolengua ni de los juegos de palabras. Quizá por eso habla tan claro. Preguntado por qué le parecían las campañas Tú eliges, tú decides, bastión de la banca cívica que perseguía Enrique Goñi, tiró de franqueza. “Me recordaban a mensajes de telepredicador o vendedor de crecepelo del lejano Oeste”, dijo. No porque no fuesen un producto de marketing interesante -“Fue una buena campaña”, asumió- sino porque a su juicio vendía una forma de participación errónea.

“Al mismo tiempo que se llenaban la boca con que había que empoderar a los clientes, se estaba desproveyendo y quitando a los impositores de todos los centros de poder de la caja”, apuntó. “No había asamblea y en el consejo no estaban los impositores. La verdadera revolución hubiese sido esa: cumplir la Lorca (la ley de democratización de los órganos rectores de las cajas que fue esquivada en Navarra gracias al régimen foral) y meterlos al consejo de administración. Eso sí que hubiese sido empoderar a los clientes”, consideró. La pregunta le permitió hilar con la politización extrema que ya denunció el viernes pasado, durante su primera comparecencia. “Por mucho que dijesen que habían despolitizado la caja no fue hasta 2010, cuando estaban al borde del averno. Y fíjate si creían en la despolitización que al presidente lo querían tener hasta los 75 años”, dijo en referencia a Sanz y su presencia en la Junta de Entidades Fundadoras que garantizaban los últimos estatutos.

Por último, criticó una estrategia que ya el Banco de España denominó como exótica. “¿No invertimos demasiados recursos en permitir que los clientes eligiesen el destino del 30% de los beneficios? En la Ribera un cura convenció a los del pueblo para arreglar el campanario”, bromeó. - A.I.R.

venta de oficinas

“el santander no vendería Pereda”

La contradicción de 2009. López Merino comenzó rectificando. “Dije que aquellos terrenos los había vendido Miguel Rico y Asociados Construcción SL, cuando lo hizo otra empresa del holding, Miguel Rico y Asociados Promoción SL”, matizó. Lo hizo “en honor del señor Luis Zarraluqui”, parlamentario de UPN y a quien situó como consejero delegado de la firma cuando se produjo la operación. En cualquier caso, vender oficinas en Carlos III y comprar solares el mismo año le pareció igual de contradictorio. “Licuar ladrillos y al mismo tiempo petrificarlos en campos es una contradicción”, valoró. Comparó con lo que hacía el Santander. “Ellos también licuaron ladrillos: pero para comprar otro banco. Y nunca hubiesen vendido el edificio de Pereda”.