25 mujeres inmigrantes avanzan en el camino hacia la integración en Tafalla

Recibieron un diploma del área de Igualdad y Servicios Sociales tras superar el curso de castellano

Carmelo Armendariz - Sábado, 23 de Junio de 2018 - Actualizado a las 10:47h

El colectivo que se ha formado en el curso junto a representantes municipales.

El colectivo que se ha formado en el curso junto a representantes municipales.

Galería Noticia

El colectivo que se ha formado en el curso junto a representantes municipales.

pamplona- Con el propósito de favorecer la inserción socio-laboral de las personas inmigrantes a través de la mejora de su nivel de alfabetización en castellano a lo largo de este último curso escolar se han impartido en Tafalla unas clases de aprendizaje del idioma castellano, al que han acudido un grupo de 25 mujeres, la mayoría de ellas magrebíes, a las que en el mediodía de ayer se les hizo entrega de unos diplomas acreditativos. El curso ha sido organizado conjuntamente por el Área de Igualdad y el Servicio Social de Base del Ayuntamiento de Tafalla y ha contado con la colaboración de voluntarios de la Fundación Itaka Escolapios, que son quienes han impartido las clases.

La entrega de los diplomas se llevó a cabo en el mediodía de ayer en un sencillo acto que tuvo lugar en el salón de plenos de la Casa Consistorial. El alcalde, Arturo Goldaracena, fue el encargado de dar la bienvenida a las participantes en este curso, agradeciéndoles el esfuerzo realizado, sus deseos de integración social y el hecho de haber elegido Tafalla como su lugar de residencia. También elogió la labor de voluntariado de la Fundación Itaka y en particular de Kristian Rey (pedagogo y coordinador del proyecto Ojalá de alfabetización de adultos), Carmelo Marañón y Belén El Cid, que han sido los tres monitores del curso. La edil y presidenta del Área de Igualdad, Rakel Álvarez (EH Bildu), valoró el taller como herramienta de socialización que contribuye a que “las personas participantes, además de aprender el idioma, conozcan e interioricen las normas y los valores de nuestra sociedad y cultura” al entender que “el acceso a la lectura y la escritura son aspectos básicos en el desarrollo personal y social porque posibilitan desenvolverse en el nuevo entorno, el poder tomar las riendas de sus vidas en un escenario distinto al que vivieron antes de llegar aquí”. De igual modo, destacó el objetivo de favorecer el empoderamiento de las mujeres “el proceso por el cual las mujeres, en un contexto en el que están en desventaja por las barreras estructurales de género, adquieren o refuerzan sus capacidades, estrategias y protagonismo, tanto en el plano individual como colectivo, para alcanzar una vida autónoma. Esta es la finalidad última del curso”, subrayó.

La concejala de Asuntos Sociales, Albina Prieto (PSN), recordó que a este curso han asistido un grupo de 25 mujeres, la mayoría procedentes de Marruecos, y otras de Rusia y de otros países africanos y se han agrupado en tres niveles para facilitar el aprendizaje de la lengua. Las clases dieron comienzo en el mes de septiembre y han concluido ahora, a la par de los cursos escolares, con clases de una duración de una hora y media diaria, los martes y jueves de cada semana en unas aulas del colegio Marqués de la Real Defensa y en estos dos últimos meses en Escolapios. “además de aprender la lengua tanto a nivel oral como escrito, se han relacionado y aprendido aspectos de la cultura local desde una valoración de sus capacidades y habilidades como mujeres, ya que este aprendizaje favorece la integración de las personas de origen inmigrante y en consecuencia, facilitará también que esta localidad avance hacia una convivencia más respetuosa e integradora de la diferencia” señaló Albina Prieto. Por su parte, Kristian Rey señaló que con estas enseñanza y aprendizaje que pretenden favorecer “la integración y la cercanía social, estamos transformando la ciudad, estamos convirtiendo Tafalla en una ciudad que no sólo da la bienvenida, sino que está trabajando en favor de la acogida y mostrando a Tafalla como ejemplo de integración social, cultural y laboral”. En representación de todas las mujeres, una de ellas expresó su “agradecimiento” por esta acogida y por todo lo aprendido, resaltando que “lo que más queremos es la integración y vivir en paz con todos y todas vosotras”.