Las obras en el pabellón polideportivo empezarán a mediados de julio

El Ayuntamiento adjudica las obras por 960.000 euros y afea a UPN que no quisiera cambiar el destino de los 3 millones de los PGE

Fermín Pérez-Nievas - Sábado, 23 de Junio de 2018 - Actualizado a las 10:47h

Silvia Cepas, Eneko Larrarte y Daniel López, en la rueda de prensa de ayer.

Silvia Cepas, Eneko Larrarte y Daniel López, en la rueda de prensa de ayer.

Galería Noticia

Silvia Cepas, Eneko Larrarte y Daniel López, en la rueda de prensa de ayer.

tudela- Las obras de reforma del pabellón Ciudad de Tudela empezarán antes de fiestas de Santa Ana (24 de julio) si se cumplen las previsiones anunciadas ayer por el equipo de gobierno después de aprobar la adjudicación de los trabajos por unos 960.000 euros. La empresa Erri-Berri, que será la firma que lleve a cabo la remodelación del antiguo polideportivo para adecuarlo y cumplir con los requisitos que exigía la LNFS, ofrece un plazo de 12 semanas por lo que podría estar terminado para finales de octubre, aunque el alcalde, Eneko Larrarte, apuntó ayer que “vamos a intentar acortar los plazos” si bien apuntó que habría que ser cauto. De esa forma, se rompe el interrogante de qué pasaría con estas obras después de la enmienda presupuestaria propuesta por UPN y aprobada para los Presupuestos Generales del Estado de 3 millones de euros destinada a “construcción polideportivo”.

cambiar conceptoA este respecto, los representantes del equipo de gobierno (Silvia Cepas -PSN-, Eneko Larrarte -I-E-, Daniel López -Tudela Puede-) criticaron la actitud que ha mantenido UPN de no querer cambiar el destino de la partida (que fuera destinada a “instalaciones deportivas” y no a “construcción polideportivo”), cuando, según trató ayer de demostrar Larrarte, el lunes pasado el senador de Fitero, Patxi Yanguas, pudo rectificar y doblar una partida para instalaciones deportivas en Fustiñana, pasando de 115.000 a 335.000 euros. Hay que recordar que los regionalistas han afirmado siempre que la literalidad de la partida no se podía cambiar. “Les agradecemos que hayan velado por el interés de Tudela pero no nos gusta nada ni el cómo, ni el para qué lo han hecho. Ha sido erróneo y tiene más que ver con una maniobra política que con las necesidades y el interés general de Tudela. Sólo pedíamos que cambiara el concepto”.

Respecto a la decisión de comenzar las obras, Larrarte fue tajante, “vamos a hacer la reforma porque es un compromiso adquirido con la ciudadanía, con la liga y con mucha gente y lo peor que puede haber es un alcalde que no tenga palabra. Es el peor mensaje que puede mandar un municipio a las empresas e instituciones”.

Larrarte recordó que el pleno municipal (por 13 votos a 8, incluidos los del PPN) se mostró favorable a la reforma del polideportivo Ciudad de Tudela y que la mayoría de los clubes deportivos y el Consejo Municipal de Deportes se han mostrado favorables a invertir en reparar el resto de instalaciones. Así, señaló que “las piscinas del Ciudad de Tudela tiene los vasos en situación de riesgo alta” y “los campos de fútbol de césped artificial se hunden porque están hechos en una escombrera”, además de indicar que las pistas de atletismo están sin homologar.

“Lo hecho por UPN es erróneo y tiene más que ver con una maniobra política”

eneko larrarte

Alcalde de Tudela

a futuro“Hay que mantener lo que se tiene, evolucionar y plantear nuevas instalaciones que respondan a las necesidades reales en función de informes técnicos y no como champi y en virtud de ocurrencias, que es como algunos parece que han actuado”, dijo Larrarte. Por su parte, Silvia Cepas señaló que han planteado actuaciones a corto, medio y largo plazo. “A corto vamos a reformar el pabellón, a medio hay instalaciones en situación muy delicada que pueden colapsar y que habrá que actuar, además de comenzar las piscinas de verano, y a largo plazo pasar a concentrar las instalaciones “e ir a un complejo deportivo que agrupe en unas instalaciones modernas y nuevas alrededor del Clara Campoamor”.

Con respecto a las afecciones para los clubes de Tudela que tendrán las obras indicaron que serán varios los perjudicados, como el club Balonmano Bardenas, Eraso de pelota y Ribera de Navarra de fútbol sala, entre otros. Con respecto al Aspil (Ribera Navarra) el alcalde explicó que “una buena idea sería empezar con varios partidos fuera de casa y luego ir alternando”, al tiempo que explicó que, de momento, los partidos de casa se jugarían en el pabellón Anaitasuna. Ante estos desplazamientos Larrarte hizo un llamamiento “a los aficionados del club para que intenten apoyar y viajar en la medida de lo posible”.

Desde el equipo de gobierno apuntaron ayer que han empezado a mantener reuniones con el Consejo Superior de Deportes, para analizar el destino de los 3 millones de euros.

UPN

Lo niegan. “UPN no ha dicho que no se pudiera modificar la enmienda en el Senado. Lo que hemos dicho desde el principio es que apostamos por un nuevo pabellón, para lo que pedimos al Gobierno Central 3 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado”.

Enfrentar. Los regionalistas lamentaron ayer que “una iniciativa concebida para dar respuesta a un problema evidente de la ciudad se haya convertido en un arma arrojadiza por parte del alcalde con la única pretensión de intentar dañar al adversario y sacar rédito político de algo que no le corresponde, además de haber conseguido enfrentar a los clubes deportivos”.