Una concejala de Cintruénigo denuncia “la falta de información” en la Mancomunidad de la Ribera

Ha recurrido al TAN al no haber recibido ninguno de los siete informes solicitados a gerencia

Sábado, 23 de Junio de 2018 - Actualizado a las 10:47h

Representantes de ARIZ, en el centro cívico Rúa.

Representantes de ARIZ, en el centro cívico Rúa. (JAM)

Galería Noticia

Representantes de ARIZ, en el centro cívico Rúa.

tudela- La concejala de APC en el Ayuntamiento de Cintruénigo, María Cariñena, uno de los tres representantes con los que cuenta la Asociación ARIZ-EEE (Asociación Ribera de Izquierdas-Erriberako Elkarte Ezkertiarra) en la Mancomunidad de Residuos de la Ribera, denunció ayer “la manera partidista”, “la falta de transparencia” y “el oscurantismo” con los que se actúa en esta entidad.

Cariñena, que estuvo acompañada por otros miembros de este colectivo integrado por una docena de ediles y personas de candidaturas de izquierdas de nueve municipios riberos, anunció que hace un mes presentó un recurso al Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ante la falta de información para poder desarrollar su trabajo en la Mancomunidad. En este sentido, explicó que desde marzo de 2017 viene solicitando distintos documentos, “que entendemos indispensables para el correcto control de actuaciones de esta entidad”, a través de ruegos y preguntas en las asambleas y mediante diversos correos electrónicos e instancias registradas. Entre los documentos solicitados que no le han sido facilitados hasta la fecha se encuentran: “el informe del correcto sellado del vertedero, el informe jurídico que clarifique las competencias de cada órgano de gobierno de la Mancomunidad, las tablas de tonelada/precio de servicios de recogida y gestión de residuos, el contrato de recogida de animales, la copia de convenio firmado con FCC (Fomento de Construcciones y Contratas), el expediente de sanción del Gobierno de Navarra y alegaciones presentadas al mismo y el registro de entrada de residuos industriales en la planta”.

Sobre este último punto, su compañera Eva Calleja, edil de AFI en Fitero, señaló que espera que en la asamblea del próximo martes les faciliten alguna información al respecto. “No hay un control de entradas de residuos en la planta de El Culebrete, no se sabe qué está entrando y, por tanto, no se sabe qué se está enterrando. Es algo básico y todo los informes desde Medio Ambiente inciden en este punto”, denunció.

Ante la falta de respuesta por parte de la Mancomunidad, Cariñena decidió recurrir al TAN que será ahora el encargado de decidir “si los miembros de la asamblea tienen derecho a recibir la información que solicitan para poder desempeñar el trabajo para el que fueron elegidos de la mejor manera posible”. Cariñena concluyó que “el único trabajador que ha contactado conmigo para facilitarme algo de información ha sido el interventor. Ni presidente, ni vicepresidenta, ni gerente de la Mancomunidad que, en este caso es la pieza clave, nos está dando ningún tipo de información. Al final, los cargos políticos rotan, pero el gerente sigue ahí y es el que verdaderamente conoce el funcionamiento de la entidad y es el que nos está vetando”. - J.A. Martínez