EL COLECTIVO NAVARRO FUE LARGAMENTE OVACIONADO

El Orfeón Pamplonés debuta y cautiva en el festival ruso Noches Blancas

Tras su concierto del pasado viernes, son el primer coro español en actuar en el prestigioso evento cultural

DN - Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:27h

El Orfeón Pamplonés, durante su actuación en el Teatro Mariisnky.

El Orfeón Pamplonés, durante su actuación en el Teatro Mariisnky. (DN)

Galería Noticia

El Orfeón Pamplonés, durante su actuación en el Teatro Mariisnky.

moscú- El Orfeón Pamplonés debutó el pasado viernes en el festival ruso Noches Blancas y se convirtió así en el primer coro español que participa en este prestigioso evento cultural que se celebra cada verano en San Petersburgo, la antigua capital imperial rusa y actualmente una de las sedes del Mundial de Fútbol.

Bajo la dirección del afamado director ruso Valéry Gergiev y acompañado de la orquesta del mítico Teatro Mariisnky, el Orfeón, el más antiguo de los coros sinfónicos españoles, interpretó anocheLa Condenación de Fausto de Hector Berlioz, presentación que cautivó al exigente público ruso.

El colectivo navarro fue ovacionado largamente por los asistentes que colmaron la sala del Mariinsky.

“La recepción fue fenomenal, porque ya en el primer saludo el público se puso de pie, ‘bravos’, palmas para todos. Fueron unos siete minutos de ovación. Creo que el programa fue un éxito”, dijo ayer en conversación telefónica el director musical del Orfeón Pamplonés, Igor Ijurra.

Agregó que es un programa que hace muchos años no se hacía en el Mariinsky y que era esperado por el público. “Había mucha expectativa, y por muestra parte, misión cumplida”, dijo Ijurra, quien destacó que hubo “momentos verdaderamente espectaculares”, sobre todo en las partes de las voces masculinas, que tienen más presencia en la obra.

El director elogió a los solistas, todos del Mariinsky, que “mostraron un grandísimo nivel” y resaltó que entre el maestro Gergiev y el coro hubo “mucha comunicación”, lo que siempre agradecen los cantores. “No es un auditorio muy grande, para 1.200 personas, pero es un auditorio, para mí, con una de las mejores acústicas del mundo. Pocos auditorios tiene esa acústica. Es un auténtica maravilla”, dijo sobre el Mariinski.

Ijurra señaló que la participación en Noches Blancas, que en su opinión es uno de los festivales más importantes del mundo, es una “experiencia muy especial”, que comparó, en términos futbolísticos, con “jugar la Champions”. Además, destacó que el coro navarro tiene una gran vinculación desde hace muchos años con el maestro Gergiev, quien desde 2015 es su director de honor y visita regularmente Pamplona. - D.N.