Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Quince horas de exámenes

Divididos en 5 turnos, más de 2.000 personas se examinaron de 16 especialidades en euskera y castellano en un solo día

Un reportaje de Joana Lizarraga/M. Pérez | Fotografía Javier Bergasa - Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:27h

Los nervios se adueñaron de los pasillos del IES Iturrama BHI.

Los nervios se adueñaron de los pasillos del IES Iturrama BHI. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Los nervios se adueñaron de los pasillos del IES Iturrama BHI.

Los nervios fueron los protagonistas indiscutibles en la jornada de 15 horas de exámenes celebrada ayer en los institutos pamploneses de Navarro Villoslada e Iturrama con motivo de las pruebas escritas de la Oferta Pública de Empleo (OPE) de Secundaria y FP, más conocidas como oposiciones.

Algunos con mayor confianza y otros con pocas esperanzas de aprobar, más de 2.000 personas, algunas inscritas en varias especialidades o idiomas, se aferraron a sus apuntes hasta el último momento antes de que dieran comienzo los exámenes.

Las pruebas de 16 especialidades se llevaron a cabo en una misma jornada, para cumplir así con la ley aprobada el pasado diciembre en el Parlamento, presentada por PSN e I-E, en la que se obliga a que “todas las pruebas selectivas se desarrollen en la lengua correspondiente a las especialidades de idiomas o a la lengua en que se vaya a impartir la especialidad”, explicó Educación. Por ello, la jornada comenzó a las 7.30 horas y estaba previsto que acabase sobre las 23.00.

La pamplonesa Maitane Huarte Peña fue una de las que se atrevió tanto con el euskera como con el castellano a la hora de examinarse de Hezkuntza Orientabidea u Orientación Educativa. La joven de 32 años admitió que la primera prueba que realizó (la de euskera) fue algo decepcionante, ya que no cayó ninguno de los temas que mejor había preparado. “Es la primera vez que me presento y me he puesto un poco nerviosa, pero una vez que he empezado con la prueba teórica me he ido tranquilizando”, comentó Maitane, antes de someterse a la segunda prueba, a las 14.00 horas.

Por otra parte, Mikel Nájera Lorenzo protagonizó la otra cara de la moneda. El pamplonés de 38 años salió con una sonrisa del examen de Sistemas y Aplicaciones Informáticas en castellano, después de haber estudiado los últimos seis meses.

A pesar de que pocos confiaran en que el azar les sonriera, Itsaso Erro Gamboa se vio muy aliviada al conocer las preguntas de la prueba teórica de Hezkuntza Orientabidea. “Aunque no haya tenido tiempo para prepararlo como debería, creo que no ha ido mal. He tenido suerte porque ha salido uno de los pocos temas que controlaba”, admitió la de Pamplona.

veteranos de las oposicionesCarmen Somoza Pulido, de Beasain, no se la jugó: “Llevo un año a tope preparando el examen de Gorputz Hezkuntza (Educación Física)”. Carmen tuvo los nervios bajo control, ya que es una “veterana de las oposiciones” después de presentarse tres veces en Navarra y otras dos en Gipuzkoa: “He vuelto a hacer el mismo examen que me tocó en 2008”, bromeó. La mujer de 40 años valoró que las preguntas de este año “no son las típicas que la gente se prepara muy bien”. A pesar de salir “con muy buena sensación”, la de Beasain comentó que “el mayor problema es que, además de controlar muy bien el temario, hay que saber estructurar el examen para que dé tiempo a escribir todo lo que uno ha estudiado”. También se quejó de la falta de información o especificaciones a la hora de examinarse de la parte práctica la próxima semana.

Itsaso Fagoaga Etxarte fue otra de las que repitió en la OPE. Aunque la de ayer fuera su primera vez en Navarra, ya había opositado en otras comunidades. La de Lesaka salió tan contenta de la prueba de Inglés en euskera, que se presentó a la misma prueba en castellano por la tarde a la que ya se había inscrito pero dudaba si acudir o no.

A pesar de que la mayoría agotase las dos horas de las que disponen para hacer cada examen, Ibai Zulaika Artolozaga, de 25 años, salió antes de tiempo: “Apenas me lo he preparado, he venido a ver cómo era la prueba”. El de Berango (Bizkaia) se tranquilizó al ver que la oposición fue “mas asequible de lo que pensaba” y planea volver a presentarse a la prueba de Gorputz Heziketa más adelante.

Por su parte, José Luis Gallego, vecino de Tafalla de 39 años, se presentaba a la especialidad de Procedimientos sanitarios y asistenciales en castellano para mantenerse en la lista de Secundaria y FP. Y es que, trabajando en Primaria y con tres hijos pequeños, “poco se puede estudiar”, indicó sonriendo. No obstante, se quejó de que “si llego a saber de que me pueden sumar los méritos a dos especialidades, me hubiese presentado a dos”.