Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un amigo de Cadreita los llevó al cruce de Los Abetos, donde esperaba familia

Confusión en el pueblo ribero al creer que Prenda, Escudero y Boza habían planificado pernoctar en una casa rural

Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:27h

Un hombre llega a la vivienda del barrio sevillano de Amate donde reside José Ángel Prenda.

Un hombre llega a la vivienda del barrio sevillano de Amate donde reside José Ángel Prenda. (EFE)

Galería Noticia

Un hombre llega a la vivienda del barrio sevillano de Amate donde reside José Ángel Prenda.

PAMPLONA- Un amigo de Cadreita, al que habían conocido durante su estancia provisional en la prisión de Pamplona, trasladó el viernes por la tarde a José Ángel Prenda, Ángel Boza y Jesús Escudero hasta el cruce de Los Abetos (N-113), donde aguardaban sus familiares para seguir viaje por carretera hasta Sevilla, adonde llegaron de madrugada.

El turismo que conducía el amigo de los miembros de La Manada, al ser reconocido por vecinos de Cadreita que lo vieron por televisión cuando abandonaba la cárcel de Pamplona, provocó un malestar generalizado en la localidad ribera y coincidió con la difusión de un bulo que indicaba que los tres condenados por abusos pretendían pernoctar en una casa rural, algo que tuvo que ser desmentido ayer mismo por el propio Ayuntamiento a través de un comunicado.

La supuesta presencia de José Ángel Prenda, Ángel Boza y Jesús Escudero en Cadreita llegó a motivar el desplazamiento a las 23.20 horas de patrullas de la Policía Foral hasta la localidad, donde descartaron la presencia de los tres jóvenes sevillanos, que para esa hora ya se encontraban camino de Sevilla. No obstante, los agentes observaron que se había generado una concentración de personas en las inmediaciones del domicilio donde supuestamente estaban alojados Prenda, Boza y Escudero, y establecieron un punto de vigilancia. Asimismo, la Policía Foral tuvo conocimiento de que el coche que los había sacado de la cárcel por la tarde había sufrido la rotura de una ventanilla. - J.M.S.