La política y el Mediterráneo

Por Tomás de la Ossa - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:14h

Empiezan los Juegos del Mediterráneo, con unos 4.000 deportistas de 26 países -otro día discutimos sobre qué pintan ahí Portugal, San Marino y Andorra-, y la noticia no es la calidad del evento, sino que Torra ha hecho tal, Felipe VI ha dicho cual y Pedro Sánchez no ha hecho ni dicho ni mú. Con su apartado específico, claro está, de pitos y aplausos a himnos y banderas. Y es que no hay que mezclar política y deporte, pero ahí están a hacerse la foto y a dar la brasa, aunque sea a costa de cargarse, con el mal rollo que se gastan últimamente (y que dan casi siempre), la idea de que los Juegos hermanan a los pueblos por encima de fronteras y de diferencias de idiomas y religiones. Y, en paralelo, el olvido de todos -y ahí tienen tanta culpa los deportistas como los políticos- de que se celebran los Juegos de un mar que se ha tragado desde 2000 a más de 40.000 inmigrantes. Porque no es plan de comentarlo, que no hay que mezclar política y deporte.

Últimas Noticias Multimedia