la más antigua junto con el bote luzea

El laxoa quiere sobrevivir

patrimonio | esta modalidad busca ser nombrada bien de interés cultural inmaterial

Jon Viedma Carrera - Ondikol/Javier Bergasa - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:14h

Xabier Barberena, del club Irurita Miguelene, en un partido del Campeonato de Baztan.

Xabier Barberena, del club Irurita Miguelene, en un partido del Campeonato de Baztan. (Ondikol)

Galería Noticia

Xabier Barberena, del club Irurita Miguelene, en un partido del Campeonato de Baztan.Repi, artesano del cuero, y Sara González, de Labrit.Muestra de cestas fabricadas por Repi.

pamplona- El laxoa sigue luchando por su supervivencia. Esta modalidad de pelota, la más antigua junto con el bote luzea y la base sobre la cual fueron apareciendo las demás prácticas existentes en la actualidad, busca resistir a los nuevos tiempos tramitando una candidatura para ser Bien de Interés Cultural Inmaterial, lo que puede ser la protección que necesita para no desaparecer. Esta solicitud fue presentada ayer en el Museo de Navarra por Sara González, de Patrimonio Labrit, y Joaquín DomínguezRepi, artesano del cuero y fabricante de guantes.

El laxoa tiene su origen en la Edad Media, con los llamados jeu de paume -juego de palma en francés-, deporte del que derivó el tenis y las demás disciplinas de pelota vasca. Se jugaba con dos equipos, uno enfrente del otro, que pasaban una pelota de piel de oveja golpeándola con la mano en su origen. Con el paso del tiempo, se cambió la mano por la raqueta.

Este juego fue muy popular entre las clases altas francesas, y se llegó a extender por Europa. Sin embargo con la Revolución Francesa, en 1789, cayó en desuso, arrinconándose su práctica en la zona de Malerreka y Baztan, donde todavía se sigue disputando esta modalidad.

La asociación Laxoa Elkartea, que trabaja desde 1980 en estos dos valles navarros organizando campeonatos y manteniendo esta modalidad, persigue que ésta entre en ese selecto grupo -solo hay siete Bienes Culturales Inmateriales en Navarra- para seguir manteniendo su ejercicio.

complejas característicasUna de las características del laxoa es su complejidad. Solo se juega en verano, y hay cuatro jugadores por equipo -un sacador, un número y dos cuartos-. Los dos primeros llevan guantes largos y los dos segundos, cortos. Se juegan a nueve juegos que se cuentan en quinces, al igual que en el tenis. Sin embargo, si se llega al 40-40, se retrocede al 30-30 hasta que uno de los dos equipos gana un juego con dos puntos de diferencia. La pelota se puede jugar de aire o a un bote, aunque también se sigue jugando si ésta bota dos o más veces. Es aquí cuando entra en juego la raya, el apartado más complejo.

Esta circunstancia se produce cuando la pelota sale o se queda parada dentro del campo delimitado de un equipo. Entonces el punto se queda en standby, y la jugada se deja para luego. Entonces se hace una línea que delimita la cancha en el lugar donde se ha parado o donde ha salido la pelota. Los equipos se cambian de campo y se juegan el punto. El cambio de campo se realiza cuando se logran dos rayas o una raya si un equipo tiene cuarenta. El quince se decide a favor del equipo que supera la jugada de raya.

El campo de juego es el pilotasoro, un prado antecesor a la plaza libre, y que tiene unas medidas de 60-80 metros de largo por 12-20 metros de ancho. El guante con el que se juega, de cuero, pesa entre 900 y 1.000 gramos y mide 35 centímetros -el corto- y 45 -el largo. Las pelotas, de 65 milímetros de circunferencia, tienen un peso de 120-125 gramos.

Además de los jugadores existe la figura del juez, que solía ser el alcalde, y del rayador, que señala las rayas. A veces el juez puede pedir la opinión del público para saber su postura acerca de una jugada.

La indumentaria de los jugadores siempre ha sido blanca, colgando de su pantalón un gerriko azul o rojo. A los curas, por su parte, se les permitía jugar con sotana hasta hace 50 años. Las competiciones son Interpueblos, retándose entre las localidades de los valles donde se juega.

propuestas de salvaguardaJunto con el expediente para declararlo Bien de Interés Cultural Inmaterial se han adjuntado distintas propuestas de salvaguarda del laxoa.

Entre ellas está la protección de los bienes materiales asociados, como las plazas, las pelotas y los guantes;la difusión de su historia y sus normas, para valorarlo como un deporte vivo;crear una competición en los Juegos Deportivos de Navarra, para que haya una competición que englobe a los clubes;combinarlo con otros deportes tradicionales y coordinar las administraciones, para llegar a conseguir el prestigio de ser denominado Patrimonio Cultural y así lograr su supervivencia.

el proceso

Expediente tramitado. El expediente para ser nombrado Bien de Interés Cultural Inmaterial ha sido tramitado junto con un informe realizado por la UPNA. Ahora mismo, la solicitud está pendiente de ser publicada en el Boletín Oficial de Navarra. Entonces, pasará al Consejo de Cultura y se tendrá que votar en una sesión del Gobierno.

etiquetas: pelota, laxoa, bic

Más sobre Pelota

ir a Pelota »