Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Casado utiliza el caso Altsasu en su campaña para liderar el PP

Se fotografía ante el cuartel de la Guardia Civil y afirma que el euskera “no es el idioma de Navarra”

Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:14h

Pablo Casado y Ana Beltrán se fotografían delante del cuartel de la Guardia Civil en Alsasua.

Pablo Casado y Ana Beltrán se fotografían delante del cuartel de la Guardia Civil en Alsasua. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

Pablo Casado y Ana Beltrán se fotografían delante del cuartel de la Guardia Civil en Alsasua.

altsasu- El candidato a la Presidencia del PP, Pablo Casado, acudió ayer a Alsasua para fotografiarse en la entrada del cuartel de la Guardia Civil y aprovechar la repercusión mediática del caso que ha llevado a siete jóvenes a prisión para ganar votos entre la militancia del PP. Casado, que también utilizó ayer a las víctimas del terrorismo para ganar posiciones en la carrera interna del partido, también afirmó que “el euskera no es el idioma de Navarra”.

Arropado por los dirigentes del PP en Navarra, incluida su presidenta Ana Beltrán, el candidato popular afirmó que “no cabe la equidistancia entre los matones que van pegando palizas a gente inocente cuando está en un bar y aquellos servidores públicos que se dejan la vida y la piel para defender nuestros derechos y libertades”. “Si en un país de Europa, en el siglo XXI, se te pega en un bar por pensar distinto o por ser un guardia civil que está aquí sirviendo a la gente, lo demás da igual. Este país no tendrá futuro mientras en un bar de Alsasua se pegue a guardias civiles”, resaltó el candidato popular, que aseveró que, si alguien piensa que acudir a Alsasua ha sido una provocación, es que “la sociedad está enferma” y por tanto “lo que tenemos que hacer es empezar a sanarla”. En ese sentido, apuntó que “la enfermedad del odio, del sectarismo, de la xenofobia, que hemos sufrido durante muchos años en España, hay que empezar a curarla”.

Casado, que entró en el cuartel para saludar a los mandos de la Guardia Civil en Altsasu, subrayó que “antes nos mataban y ahora parece que los que nos mataban, los que nos señalaban, quieren sacar rédito político por dejar de hacerlo y hay algunos en España que empiezan a decir que hay que acercar a los presos porque les da mucha pena las familias, que están dispersas”. “No me dan ninguna pena las familias de los terroristas porque estén lejos, me dan pena las familias de las víctimas que tienen que ir a poner flores en los cementerios”, declaró.

Por este motivo, dijo, “ni borrón y cuenta nueva, ni olvido, ni perdón”, al menos por parte de los responsables públicos, porque “ese olvido sería cómplice de nuestra historia y dentro de treinta años parecería que aquí no ha pasado nada”. Casado afirmó que una de sus “preocupaciones fundamentales” es “lo que pasa en Navarra”. “Llevamos demasiado tiempo con el desafío secesionista en Cataluña y por desgracia vamos a empezar a ver un resurgimiento del independentismo batasuno en el País Vasco, gracias a las concesiones que probablemente hayan podido acordar para la moción de censura del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez”, agregó.

El candidato a las primarias del PP manifestó que los navarros “no son anexo de nadie” y denunció que “los independentistas y los batasunos no respetan a Navarra, porque la toman como un anejo”. Los símbolos de los navarros, destacó, “son suficientes como para tener que pedir prestados otros símbolos;la ikurriña no es la bandera de Navarra, el euskera no es el idioma de Navarra”, aseveró.

Antes de recalar en Altsasu, Casado visitó la localidad de Ermua (Bizkaia) donde se apropió de la figura de Miguel Ángel Blanco. El candidato rindió homenaje al concejal del PP de este municipio asesinado por ETA. - D.N./Efe

Últimas Noticias Multimedia