Los mejores cocineros se diferencian por la cuenta

Comer un menú en los diez mejores restaurantes del mundo cuesta entre 100 y 400 euros, y son los españoles y los latinoamericanos los más asequibles de la selecta lista

Martes, 26 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El peruano Micha Tsumura con los hermanos Roca y Juan Mari Arzak.

El peruano Micha Tsumura con los hermanos Roca y Juan Mari Arzak. (EFE)

Galería Noticia

El peruano Micha Tsumura con los hermanos Roca y Juan Mari Arzak.

s on los diez mejores restaurantes del mundo, recién elegidos en el certamen 50 Best de Bilbao, pero no todos son iguales, y menos en el precio. Comer un menú es caro en todos (en algunos es la única posibilidad porque no hay carta), pero las diferencias son notables, desde poco más de cien euros el más económico a cerca de 400. En general son los restaurantes españoles y latinoamericanos los más económicos de la selecta lista.

El más barato es el peruano Maido, de Mitsuharu Tsumura, conocido como Micha, el número 7 en la clasificación. Es de los pocos que trabaja con carta y un menú degustación que se puede probar por 106 euros, 161 si se acompaña de una selección de vinos. Micha ha conquistado a paladares de todo el mundo con su delicada cocina nikkei, fusión de la peruana y la nipona fraguada con la inmigración.

Por un poco más (desde 138 a 146 euros) se puede comer en otro de los grandes restaurantes peruanos, el Central (número 6 de la lista). Virgilio Martínez y Pía León ofrecen cuatro menús degustación con propuestas gastronómicas basadas en técnicas prehispánicas y alimentos recogidos en viajes que empiezan a 25 metros bajo el nivel del mar y ascienden hasta los 4.200 metros de los Andes, pasando por el Altiplano y la Amazonía.

El tercer restaurante más asequible está en Bangkok y es el quinto de los 50 Best. Gaggan Anand nació en India pero se fue a Thailandia para abrir el restaurante de su mismo nombre. Allí, por 170 euros se puede probar su cocina molecular que transita por las diferentes regiones del país y ofrece también una versión vegetariana.

También por menos de 200 euros se puede degustar la magia de las parrillas de Etxabarri, el décimo mejor restaurante del mundo. Víctor Arguinzoniz ofrece desde su caserío del Valle de Atxondo, en Bizkaia, un precio medio de 176 euros, sin bebida.

El Celler de Can Roca (Girona) se ha alzado este año al número dos de la lista. Los hermanos Roca, Joan (cocina), Josep (bodega) y Jordi (repostería), ofrecen dos menús degustación. El principal, denominado Festival, cuesta 205 euros y otros 100 por la selección de vinos.

Prácticamente lo mismo (210 euros, más 90 de maridaje) cuesta comer en Miracruz, en Mentón, la última ciudad de la Costa Azul francesa antes de llegar a Italia. El argentino Mauro Colagreco decidió que fuese la despensa, especialmente la pesca del día, la que eligiese por él la composición de sus menús. El principal es el Signature, creado en el décimo aniversario de su incorporación al restaurante con sus platos históricos. Ofrece otros dos menús de los que el comensal solo conoce el número de platos porque varían a diario. Son el Carte Blanche y el Inspiration.Además, los jueves y viernes Colagreco ofrece el menú Decouverte, mucho más barato, con entrante, plato principal y postre por 80 euros.

En precios parecidos se maneja el Mugaritz, el noveno mejor restaurante del mundo. Desde la localidad guipuzcoana de Errenteria, el equipo liderado por Andoni Luis Aduriz desarrolla cada año un intenso trabajo creativo previo que se traduce en un único menú degustación de más de veinte platos por 220 euros. El maridaje, opcional y a cargo del preciado sumiller Guillermo Cruz, se cobra aparte.

los más carosEn el tercer lugar del podio de los precios más altos lo ocupa el líder de los50 Best, la Osteria Franciscana de Módena (Italia) que Massimo Bottura ha llevado otra vez al primer puesto del ranking mundial. El cocinero, conocido por su labor social vinculada a la gastronomía, ofrece un menú degustación de diez pases y un coste de 250 euros, a los que hay que sumar 140 si se acompaña con el maridaje de vinos. Incluye platos como el lenguado mediterráneo o la parte crujiente de la lasaña.

El neoyorkino Eleven Madison Park, bajó del primer puesto de la lista al cuarto, pero sigue estando entre los más caros. El cocinero Daniel Humm y su socio Will Guidara presentan un menú de entre ocho y diez pases en su comedor principal por 315 dólares (unos 272 euros), pero también ofrecen la posibilidad de otro más breve por 175 dólares (151 euros), o simplemente unos snacks con un cóctel o una copa de vino en su bar.

Para comer en el restaurante más caro hay que ir al Arpege, el paraíso vegetal de Alain Passard en París, número 8 de los 50 Best. La carta oscila entre los 225 y los 305 euros y el menú principal cuesta 320 euros y está basado en verduras, frutas y hortalizas. Con carne y pescado sube a 390 euros. - Efe