Mesa de Redacción

Alardes de ignorancia

Por Joseba Santamaria - Martes, 26 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

hacer alardes de la ignorancia propia se ha convertido en un lugar común en amplios sectores de la política. En Navarra, la oposición exaltada de UPN, PP y PSN, y aún más la llegada de Ciudadanos, ha dejado estos tres años perlas para la historia, una suma de mentiras, falsedades y tonterías bochornosas que solo causan sonrojo a la sociedad. Y la exaltación como norma de actuación política acaba casi siempre en ridículas meteduras de pata. Este domingo se pasó por Navarra Pablo Casado para impulsar su candidatura a sustituir a Rajoy al frente del PP. No sé si Casado tiene posibilidades de ganar a Saénz de Santamaría o a Cospedal, creo más bien que trata de sumar apoyos suficientes para resituarse luego al lado de la ganadora final y seguir sobreviviendo en el aparato del PP. Pero eso es lo de menos, Casado es un ejemplo de ese político trepa del que hasta ahora sabíamos de sus exabruptos políticos contra sus adversarios o contra los familiares de las víctimas del genocidio franquista y de sus más que dudosos títulos académicos. La mochila del caso de los máster falsos le va a resultar muy pesada. Ahora, los navarros y navarras sabemos también de su ignorancia. Afirmó sin rubor que “el euskera no es un idioma de Navarra”. No tiene un pase tal estupidez. Basta visitar el Archivo Histórico de Navarra, o cualquier archivo histórico del Estado, de Europa o de universidades a lo largo del mundo, para encontrar documentos oficiales, textos religiosos, cartas diplomáticas, escritos literarios o históricos que relatan la presencia de la lingua navarrorum no sólo como lengua común entre los ciudadanos de Navarra, sino también entre sus altos representantes políticos, diplomáticos o religiosos durante siglos. Recorre Navarra estos meses la exposición Navarrorum, 36 piezas de valor documental histórico desde la Antigüedad romana al siglo XIX que prueban que el euskera sigue estando vivo en Navarra en este siglo XXI porque siempre ha sido una lengua propia de Navarra. Por supuesto, Casado no tiene ni idea de todo ello. Tampoco conoce la Ley Foral del Euskera, que en su artículo 2 afirma que “el castellano y el euskera son lenguas propias de Navarra y, en consecuencia, todos los ciudadanos tienen derecho a conocerlas y a usarlas”. Tampoco sus compañeros del PP en Navarra, o sus socios de UPN, incluso portavoces autorizados del PSN, parecen conocer este artículo 2 y lo que dice y lo que supone que dice.