Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“No renunciamos a nada, pero hay que hacer un equipo ganador”

el entrenador | jagoba arrasate afirma en su presentación que osasuna no debe plantearse objetivos a largo plazo, pero no elude la exigencia de un club que busca el ascenso

Javier Saldise / Javier Bergasa - Martes, 26 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Bittor Alkiza (segundo entrenador), Jagoba Arrasate, el presidente Sabalza y Sergio Pérez (preparador físico) posan al final del acto de presentación, ayer en El Sadar.

Bittor Alkiza (segundo entrenador), Jagoba Arrasate, el presidente Sabalza y Sergio Pérez (preparador físico) posan al final del acto de presentación, ayer en El Sadar. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Bittor Alkiza (segundo entrenador), Jagoba Arrasate, el presidente Sabalza y Sergio Pérez (preparador físico) posan al final del acto de presentación, ayer en El Sadar.

“Tenemos que acertar con los fichajes, hacer una buena pretemporada y ganar el primer partido” - “Sabemos a dónde venimos, conocemos la Liga y que hay tres candidatos claros al ascenso” - “Soy un entrenador de cantera, siempre he trabajado con ella y es algo que me apasiona” - “Conocemos a Osasuna, Tajonar e incluso a la sociedad navarra, eso nos da ventaja” - “Es muy importante lo que le ofreces a la afición, porque si le das algo, te lo devuelve”

pamplona- Jagoba Arrasate dijo ayer que Osasuna no renuncia a nada, que el reto del equipo es estar lo más arriba posible, pero se mostró cauto a la hora de señalar objetivos a más largo plazo. Sin utilizar nunca la palabra ascenso, el nuevo técnico rojillo tampoco quiso eludir las exigencias que se le van a aplicar por su llegada a Osasuna y con un elocuente “sabemos a dónde venimos”, reconoció que el objetivo optar a lo máximo con los mejores es un hecho indiscutible. La conexión con la grada, el objetivo no deportivo planteado desde la directiva tras el socavón practicado en el osasunismo en el anterior curso, también es uno de los cometidos que indicó Arrasate que se plantea.

El nuevo entrenador de Osasuna para la próxima temporada -ha firmado hasta junio de 2019 con opción a otro curso- fue presentado ayer por la tarde en El Sadar en un acto en el que estuvo acompañado por el director deportivo, Braulio Vázquez, pero arropado también por la totalidad de la junta directiva. El técnico vizcaíno, que acudió con su segundo, Bittor Alkiza, y su preparador físico, Sergio Pérez -en principio, las únicas incorporaciones externas al cuerpo técnico del primer equipo-, dirigió en euskera sus primeras palabras en la conferencia de prensa tras la introducción realizada por Braulio.

Sin el tono engolado de su predecesor en el cargo, Diego Martínez, mucho más sencillo y directo en sus respuestas, Arrasate cumplió con el trámite de una presentación oficial en la que no hay mucho margen para profundizar en cuestiones en las que, el nuevo técnico, indicó que acaba de ponerse manos a la obra junto con Braulio y Cata.

“Quiero agradecer a Osasuna la confianza depositada en nosotros”, fueron sus primeras palabras. “Sólo puedo decir que venimos muy ilusionados con este nuevo reto tanto yo como el cuerpo técnico y estamos deseando ponernos manos a la obra para que esto funcione”.

Arrasate tiró de un conocimiento incluso mayor que lo que corresponde estrictamente al fútbol -algo que dijo que les otorga cierta ventaja- para saber que en el nuevo destino hay una responsabilidad, factores con un peso. “Sabemos que la exigencia es la que es, pero conocemos Osasuna, conocemos Tajonar, conocemos incluso la sociedad navarra. Eso nos da algo de ventaja. Lo que pretendemos es recuperar un poquito esa ilusión de la afición y la conexión con El Sadar. A partir de ahí, si eso funciona, estaremos más arriba en la clasificación”.

“Tenemos una forma de jugar”, explicó el cómo se recupera la conexión con la afición. “Debemos ser fieles a nuestro estilo, de ser valientes, de ser protagonistas, de hacer contagiar a la afición. Hoy en día es muy importante lo que le ofreces a la gente porque esta afición si le das, te devuelve. Intentaremos hacer ese juego que gusta a la afición, pero sobre todo hacer un equipo ganador. Es lo que queremos nosotros y quiere la afición”.

Hombre experto en la categoría, que en las tres temporadas con el Numancia le ha tocado casi de todo -una salvación a última hora y una promoción de ascenso es el resumen rápido de sus dos últimas campañas con el conjunto soriano-, prefiere tener un horizonte de miras amplios, sin objetivos declarados de forma inmediata. “Nuestro objetivo ahora es hacer una buena pretemporada y ganar el primer partido. En esta categoría, mirar a largo plazo es un error. La conocemos bien y ahora tenemos que planificar bien, acertar con las nuevas incorporaciones, hacer una buena pretemporada y ganar el primer partido. No miramos más allá de eso”.

El discurso menos inflamado de Osasuna en este inicio de campeonato no quita, como se le recordó al nuevo técnico rojillo, que Sabalza ha marcado el año del centenario del club -2020- como fecha para estar en Primera. “Nosotros sabemos a donde venimos, pero también cómo es la categoría. Ahora mismo hay tres candidatos muy claros, los tres que han bajado, y un montón de aspirantes. No podemos mirar dónde vamos a estar dentro de un año”, explicó Jagoba Arrasate. “No renunciamos a nada, pero hay que hacer un equipo ganador, con unas bases fiables y estar lo más arriba posible.”

“Esta es una Segunda División apasionante. Cuando hablo de los tres candidatos al ascenso me refiero a los tres equipos que han descendido. Es una categoría con grandes equipos de grandes ciudades. Para nosotros estar en Osasuna es un reto que nos llena en una Segunda de las más complicadas de la historia”.

El nuevo entrenador volvió a esgrimir que tienen un conocimiento del club navarro cuando se le preguntó por el nuevo periodo que inicia ahora tras sus experiencias en la Real Sociedad y en el Numancia. “Sabemos todo lo que supone Osasuna. Nos hemos criado cerca de aquí y siempre le hemos tenido un gran cariño a Osasuna. Le hemos visto jugar en Europa y cerca irse a la Segunda B. Todo lo que representa. Hemos estado tres años en un club y entendíamos que necesitábamos un reto nuevo”.

“Agradezco a Braulio que haya respetado los plazos y hasta terminar nos ha esperado, teniendo lugar la reunión cuando terminamos lo que es de agradecer”, prosiguió sobre el cambio de aires. “Y cuando las dos partes quieren, se llega fácil a un acuerdo. Queremos responder a la confianza con resultados. Pero el contexto de Osasuna es lo que nos ha hecho venir aquí”.

“no me cierro a un sistema”En el día de las presentaciones, uno de los temas que suele salir a la palestra es el del dibujo del equipo, que en el caso de Arrasate se le asigna el 4-2-3-1. Una es la teoría, y otra la práctica. “No me cierro a un dibujo. Creo más en los conceptos que en los dibujos. Este año hemos jugado de diferentes maneras y hay que adaptarse a la plantilla. La importancia del rival es relativa. Tenemos que sacarle provecho a la plantilla que tenemos que creo que es una muy buena plantilla. Va a haber incorporaciones que harán que sea mejor. Tengo mi idea y mi estilo, pero no soy inflexible”.

Arrasate no quiso profundizar en la configuración del equipo y menos aún cuando se le preguntó por Íñigo Pérez, el centrocampista pamplonés del Numancia, futbolista fino de siempre que parece estar en el apartado de preferencias de Osasuna. “Acabamos de aterrizar. Ahora nos pondremos manos a la obra, pero Braulio y Cata tienen un gran conocimiento del mercado y lo que necesita el equipo”, indicó. “Sabemos que hay una buena plantilla y veremos los retoques que hacen falta. Íñigo Pérez es un jugador que conozco, pero tampoco vamos a hablar ahora de nombres propios”.

El nuevo técnico, sin embargo, no ocultó que el gen realista -de la Real- le lleva a la querencia por los suministros desde las categorías inferiores. “Yo soy un entrenador de cantera, siempre he trabajado con ella y me apasiona. He sido jefe de Zubiera, creemos en la cantera, pero lo que no hacemos es regalar nada a la gente”, afirmó. “Claro que miraremos en Tajonar, conocemos muy bien el Promesas aunque eso no quiere decir que haya dos, tres, cuatro o cinco. Al final, creemos en la cantera, pero son los jugadores los que tienen que derribar esa puerta”.

Antes de que hablara el nuevo entrenador, el director deportivo del club, Braulio destacó de Arrasate que es joven pero con mucha experiencia y con conocimiento del nuevo escenario. “Creo que es un entrenador joven, pero con mucha experiencia ya que lleva mucho tiempo en la categoría. Tiene algo muy importante, y es que tanto él como su cuerpo técnico conocen muy bien a dónde vienen, saben quiénes somos, lo que queremos”, dijo.

la plantilla

Perea sube;Endika, pretemporada

Osasuna te escucha. El club comunicó ayer que en el transcurso del Osasuna te escucha de ayer, exclusivo de los socios, el director deportivo anunció que Luis Perea, a quien se le ha renovado el contrato por tres temporadas, sube al primer equipo, por lo que será un hombre más a las órdenes de Arrasate. Con Endika Irigoien, por su parte, también se ha alcanzado un acuerdo de renovación y realizará la pretemporada con el primer equipo. Braulio dijo que Jaime Dios no ha aceptado la propuesta de renovación con el Promesas y no concretó cuál será el futuro de Aitor Buñuel, cedido en el Valencia. De Otegui señaló que se le intentó ceder en el mercado invernal.

los datos

Técnicos y directivos. Arrasate estuvo en la presentación junto a su segundo, Bittor Alkiza, y el preparador físico, Sergio Pérez. El nuevo equipo técnico estuvo arropado por la totalidad de la directiva, con Luis Sabalza a la cabeza, así como por otros responsables técnicos y del organigrama del club y algunos veteranos de Osasuna.

Un año más de contrato. El nuevo entrenador de Osasuna ha firmado por una temporada pero tiene otra opcional para continuar en función de que se cumplan los objetivos -el ascenso o similar son los únicos posibles-.