Nairo Quintana Ciclista del movistar

“Hemos hecho una preparación más relajada, llego a este Tour más fresco y motivado”

Nairo Quintana es una de las bazas del Movistar en el Tour. El colombiano anuncia que llega con muchas ganas y más fresco a la gran ronda francesa

Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Nairo Quintana, recibiendo un premio en el podio de la Vuelta a Suiza.

Nairo Quintana, recibiendo un premio en el podio de la Vuelta a Suiza. (Foto: Gomez Sport/Movistar Team)

Galería Noticia

Nairo Quintana, recibiendo un premio en el podio de la Vuelta a Suiza.

pamplona- Quintana -4 de febrero de 1990- dice estar muy motivado para el Tour 2018. El colombiano, en una entrevista facilitada por los canales de comunicación de su equipo, afirma que el objetivo es lograr la victoria en la ronda francesa y señala a Chris Froome como el principal contrincante.

¿Cómo lleva la temporada?

-Hasta ahora ha sido un año un poco diferente para mi, más tranquilo. Hemos estado a buen nivel en las cuatro vueltas en las que he estado. Segundo en Colombia y Catalunya, que ganamos con Alejandro (Valverde);quinto en País Vasco, en la que también subimos al podio con Mikel (Landa), y tercero en Suiza con una victoria de etapa. Hemos ido un poco más relajado, a veces ayudando a los compañeros y cogiendo poco a poco la forma de cara al gran objetivo.

¿Y la preparación para el Tour?

-Después de País Vasco me marché hacia Colombia para entrenar en altitud, como hago siempre para preparar las grandes. Hasta mi regreso a Europa para la Vuelta a Suiza, he hecho muchas horas de entrenamiento, simulando algunas etapas del Tour… Hemos enfocado este año mucho la preparación a los puertos y también nos hemos centrado en ser más precisos en la contrarreloj. El objetivo principal era llegar más fresco este año al Tour. Otras temporadas habíamos hecho más competiciones disputando a tope. Este año hemos estado a un gran nivel también, pero más relajados en algunos días de competición, horas de viajes… y eso ha hecho que llegue más fresco y motivado.

¿Cuál es su objetivo?

-El objetivo es ganar el Tour. Es la carrera que nos falta, con la que siempre hemos soñado. Tenemos un gran equipo. Esperamos salvar los primeros días y trabajar juntos como siempre hemos hecho y poder derrotar a los rivales.

¿Ya tiene definidos cuáles van a ser los rivales?

-Froome y el Sky son los rivales número uno, está claro. Luego hay otros que pueden tener bastantes opciones, sobre todo dependiendo de lo que pase en el pavé. A Nibali ya le hemos visto ganar un Tour sacando provecho de sus condiciones en ese tipo de etapas. Luego hay un perfil de favoritos muy similar, mejores o peores en algunas cosas, pero gente como Porte, Bardet… veremos Roglic en qué estado llega y si confirma lo que ha hecho este año. Ellos y algunos otros se irán sumando o cayendo de la lista de candidatos.

El Movistar es un equipo que cuenta con varios líderes.

-Es muy importante. Tenemos un equipo con corredores de todos los perfiles. Seguramente es el mejor equipo que he tenido para una grande. Tenemos que estar unidos y trabajar juntos y así seremos el equipo perfecto. Por lo demás, Mikel, Alejandro y yo ya hemos estado en diferentes carreras compartiendo el liderato. Nos ha ido bien, hemos tenido buen feeling y no hay ningún problema. A medida que la carrera vaya avanzando, seguramente se aclarará el panorama. Vamos a ver cómo salimos tras la etapa del pavé y si todos hemos librado esos primeros días, lo que sería fenomenal. Nosotros somos tres y tenemos que sacarle el máximo provecho a esa ventaja que tenemos.

Haga un análisis del equipo.

-Imanol Erviti sabe estar muy atento en días clave y es muy polivalente. Para nosotros resulta muy, muy valioso, sobre todo en el llano. Bennati es un muy buen conocedor de la carrera y con mucha experiencia en ese tipo de etapas complicadas como las de los abanicos o la del pavé, muy hábil a la hora de situarse y llevarnos en buena ubicación. Rojas también sabe moverse genial en ese tipo de etapas, y con su puntito más explosivo, como sprinter que ha sido, y su experiencia nos ayuda muchísimo. Luego tenemos hombres de fuerza, como Andrey Amador y Marc Soler, que ruedan bien en el llano y en subida. De Valverde valoro su gran experiencia, que da mucha tranquilidad, y el enorme respeto que tiene en el pelotón. Eso juega a favor nuestro. Mikel Landa viene con una gran progresión, con ganas de comerse la carretera y seguramente le irán las cosas muy bien igualmente en este Tour.

¿Qué le parece el recorrido de esta edición?

-La primera semana me da mucho respeto, pero es para todos. No hay nadie mejor o peor para ese tipo de terreno porque sobre todo va a influir la suerte. Te puede pasar algo y le puede pasar a todos. Ya vimos a Froome en 2014, cómo por una caída se tuvo que ir para casa, y Contador unos días después tuvo la misma desgracia. Sabemos que este año puede pasar eso o simplemente que pierdas mucho tiempo y te tengas que recomponer para lo que queda de Tour. La segunda mitad del Tour, para los escaladores que hayan salvado la primera y tenga buenas piernas, les puede ir muy bien porque es montaña pura y dura para escaladores. La estrategia será importante porque habrá gente que haya perdido tiempo que serán más valientes. Para un equipo defensor quizá sea más complicado al tener un corredor menos que otros años. He podido ver casi todas las etapas importantes, todas las de Alpes y Pirineos y la contrarreloj del penúltimo día. En general es un Tour complicado y duro donde lo importante será tener suerte en la primera mitad y buenas piernas y fuerza en la segunda.

Al margen de la carrera de este año, ¿qué supone para usted el Tour?

-Para mí es la carrera más importante del mundo. Es un sueño que tengo desde que hace unos años nos dimos cuenta de que podíamos ganarlo. Estuvimos cerca y seguimos trabajando para conseguir ese sueño amarillo. Recuerdo mi primer Tour, que salió de Córcega. Yo venía de hacer mi primera vuelta a España el año anterior, pero el nivel que vi aquí era increíble. Era impensable para mi, que nunca había corrido esta carrera. Muy agresiva, muy rápida… Al final pasaron los días y todo lo que me pasó: ganar la etapa, acabar en el podio suponen uno de los mejores recuerdos de mi carrera.

¿Y Alpe d’Huez en 2015?

-Fue un ataque con el que hicimos lo máximo posible junto al equipo. Nos quedamos cerca de la victoria, pero habíamos perdido tiempo en la primera semana y eso lo pagamos. Así es la vida y al menos nos quedamos orgullosos de dar lo máximo junto al equipo por conseguirlo y volver a subir al podio de París.

También ha habido malos ratos.

-Se sacan cosas positivas de los malos momentos. Cuando tienes buenas piernas piensas que lo puedes hacer todo y cuando estás mal reflexionas más en lo que has hecho y le echas más coraje a la carrera. Ves las situaciones desde otro punto de vista y eso ayuda a cambiar la planificación, las estrategias y a estar más seguro de lo que puedes conseguir cuando estás en buenas condiciones. - D.N.

las claves

“El objetivo es ganar el Tour, es la carrera que nos falta, con la que siempre hemos soñado. Froome y el Sky serán los rivales”

“Imanol Erviti sabe estar muy atento en días clave y es muy polivalente, para nosotros resulta muy valioso”