El Congreso, por unanimidad, da el primer paso hacia los permisos parentales iguales e intransferibles

La ley, que tardará más de medio año en aprobarse, propone 16 semanas remuneradas

Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Un hombre con permiso de paternidad cuida de su hijo en Madrid.

Un hombre con permiso de paternidad cuida de su hijo en Madrid. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Un hombre con permiso de paternidad cuida de su hijo en Madrid.

pamplona- El Congreso dio ayer el primer paso para igualar los permisos de paternidad a los de maternidad hasta alcanzar las 16 semanas y que sean intransferibles y remunerados al cien por cien, tal y como planteó Podemos en una proposición de ley que recibió el respaldo unánime de todos los grupos.

También el PP apoyó la toma en consideración de la iniciativa pese a que, como ha recordado durante su defensa el líder de Podemos, Pablo Iglesias, el anterior Gobierno popular la vetó hasta en dos ocasiones.

Y aunque “desgraciadamente” ha venido tarde, por fin ha llegado el debate de esta proposición y con él la oportunidad de demostrar que el Parlamento “ha echado al PP del Gobierno” y que a partir de ahora el “Congreso de los Diputados y las Diputadas manda”.

La regulación actual obliga a la madre a tomarse las seis primeras semanas de permiso y de forma voluntaria las diez siguientes;mientras, los padres tienen un permiso voluntario e intransferible de cuatro semanas desde el día de nacimiento, aunque en los Presupuestos de 2018 el PP y Ciudadanos habían pactado ampliarlo a cinco semanas.

Unidos Podemos plantea que los progenitores tengan ese mismo permiso intransferible de 16 semanas para el cuidado de menores en casos de nacimiento, adopción o acogida divisibles en dos periodos distintos: el permiso parental inicial de dos semanas y el crianza de catorce.

“Me toca muy de cerca y lo quiero dejar bien claro: a mí no me toca ayudar a mi compañera a criar a nuestros hijos, a mí me toca compartir esas tareas al 50%, y quiero que haya una ley que me obligue a hacerlo”, ha subrayado el secretario general de Podemos.

no discriminaciónNo solo porque ella tiene derecho a no ser discriminada laboralmente, sino porque sus hijos “tienen derecho a crecer en un entorno y estructura familiar que no sea sexista”. “No basta con que los planes de estudios enseñen que todos somos iguales, deben vivirlo en su casa”, añadió.

Iglesias quiso agradecer a la sociedad civil esta propuesta, especialmente a la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA), que ha enviado a varios representantes al Congreso a presenciar el debate. La iniciativa cuya negociación arranca ahora es la que la plataforma defiende desde 2011.

Acabó recordando a las tres mujeres que le criaron -su madre, su abuela y su tía abuela-, que tuvieron que hacer “muchas renuncias” para ello y a las que siente que debe algo. “Los hombres de este país les debemos a nuestras madres y abuelas hacer por nuestros hijos lo mismo que ellas hicieron por nosotros”, concluyó.

Los plazos para que se negocie y desarrolle la ley también son inciertos. En una legislatura “normal” se podría tramitar “en seis meses”, explicó la diputada socialista Esther Peña a El País. El Gobierno de Pedro Sánchez, que llega tras una moción de censura para echar al PP, solo cuenta con 84 de los 350 diputados. Los socialistas temen que la tramitación supere el año de duración si hay grupos que se alargan en el periodo de enmiendas, lo que podría provocar que se agote la legislatura.

El coste de la medida, según estimaciones de la plataforma, ascendería a 1.200 millones, a razón de cien millones por cada nueva semana de ampliación, si bien el cálculo no contempla las diferencias cuando el nacimiento es múltiple o en el caso de adopciones, por ejemplo. Otra estimación es más alta. El antiguo Gobierno del PP, que vetó dos veces la votación de la ley, alegó que suponía un incremento en los presupuestos del gasto público de más de 3.500 millones de euros.

Ahora, ya con el Gobierno socialista de Sánchez este texto pasa a debatirse en el Pleno, sólo dos semanas después de que Ciudadanos haya decidido registrar una ley sobre esta misma materia. En su caso, proponen permisos parentales de hasta 34 semanas entre ambos progenitores. Esto sería, 10 semanas para cada uno, y otras 10 a repartir. En el caso de que esta división se haga de forma igualitaria entre ambos, los padres recibirán un “extra” de otras dos semanas cada uno. - D.N./Efe/E.P.

las claves

El modelo actual. En la actualidad, las mujeres disponen de 6 semanas de permiso obligatorias frente a cuatro de los hombres. Hay otras 10 semanas que, en principio, podría cogerse cualquiera de los dos pero que en la práctica asumen de forma mayoritaria las mujeres. Solo el 1,75% de los casos fueron disfrutadas por ellos, según los últimos datos de la Seguridad Social, del primer trimestre de 2018. Fueron 62.832 permisos, de los que solo 1.099 los asumieron ellos.

La propuesta de partida. La propuesta de partida contempla que las dos primeras semanas sean simultáneas para ambos y las otras 14 se repartirán a lo largo de un año, pudiendo ser alternativas para alargar el cuidado del bebé. El calendario progresivo de aplicación, que también puede cambiar durante la negociación, es de cinco años.

El objetivo. El objetivo es evitar que los cuidados de los hijos recarguen de forma mayoritaria en las mujeres y eso las lastre en su carrera profesional.