"el ejecutivo deja de lado temas centrales"

ELA muestra su desacuerdo con la última propuesta del Gobierno de Navarra para un pacto educativo

El sindicato sostiene que "no responde a los graves problemas que tiene la educación pública ni a las reivindicaciones de los trabajadores"

EP - Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 12:53h

"La última propuesta para un pacto educativo no revierte los recortes aplicados durante los últimos años, no responde a las necesidades de la educación pública, y en el proceso negociador no se ha respetado el derecho a la negociación colectiva&qu

"La última propuesta para un pacto educativo no revierte los recortes aplicados durante los últimos años, no responde a las necesidades de la educación pública, y en el proceso negociador no se ha respetado el derecho a la negociación colectiva"(ELA)

Galería Noticia

"La última propuesta para un pacto educativo no revierte los recortes aplicados durante los últimos años, no responde a las necesidades de la educación pública, y en el proceso negociador no se ha respetado el derecho a la negociación colectiva&qu

PAMPLONA. El sindicato ELA ha afirmado que la propuesta del Gobierno de Navarra para alcanzar un pacto educativo con las organizaciones sindicales "no responde a los graves problemas que tiene la educación pública ni a las reivindicaciones de los trabajadores".

ELA ha asegurado en una rueda de prensa que el Gobierno foral "deja de lado temas centrales que nos llevaron a los nueve sindicatos de la educación pública a movilizarnos a favor de la reversión y en defensa de la mejora de la calidad educativa, además de otros puntos que son fundamentales para ELA".

Según ha afirmado la central nacionalista, el Gobierno de Navarra no tiene previsto abordar con su propuesta "la disminución de ratios" y no introduce "concreción" para la sustitución de profesorado para el curso 2018-2019.

Además, ELA ha sostenido que, "ante una eventualidad del 33%, el sistema de OPE actuales no permite acercarnos al objetivo del 8% del departamento". "El Gobierno de Navarra debería defender sus competencias educativas para definir en sus mesas de negociación el número de plazas y el modelo de oposición", ha añadido.

Igualmente, según el sindicato, "falta concreción para estabilizar la plantilla del conservatorio superior y compatibilizar el trabajo en diferentes administraciones públicas". Además, ha reclamado un calendario para "recuperar poder adquisitivo, tras una pérdida en torno al 15% en los últimos años".

ELA ha señalado que las conversaciones para la elaboración del pacto para la mejora de la calidad educativa se iniciaron en marzo de 2017 y, "tras más de un año de reuniones entre los sindicatos de mesa sectorial y el departamento de Educación, este último mes el departamento, a iniciativa propia, ha decidido realizar reuniones bilaterales en las que la negociación ha continuado con sólo algunos sindicatos de dicha mesa". "ELA no ha sido convocado a ninguna de esas reuniones", ha añadido.

Además, en la propuesta final y a diferencia de los anteriores borradores, "se ha modificado la constitución de la comisión de seguimiento del pacto", según el sindicato. "Anteriormente estaba formada por todas las organizaciones sindicales con representación en la mesa sectorial, y el director general en la última mesa sectorial afirmó que se mantendría. Ahora se ha restringido a las organizaciones sindicales firmantes del pacto, que coincidirán, muy probablemente, con las organizaciones sindicales con las que han mantenido reuniones bilaterales", ha asegurado.

ELA ha indicado que "esto constituye un grave ataque a la negociación colectiva" y ha advertido de que "corremos el riesgo de vaciar de contenidos las mesas sectoriales al ser tratados en la comisión de seguimiento temas que pertenecen a la negociación colectiva". "La propia comisión de seguimiento es la que decidirá qué temas llevar a la mesa sectorial y qué temas no. Esta decisión, además, supone una chantaje o amenaza tanto por parte de quien la propone como de quien la avale con su firma (el que no firme lo que se propone se queda fuera)", ha señalado.

El sindicato ha asegurado para firmar este pacto y dejar de impulsar las movilizaciones "sería perder la oportunidad de acercarnos a las reivindicaciones iniciales" y ha abogado por "empujar al Gobierno mediante la organización y la movilización de los trabajadores hacia un cambio real de las políticas de recorte y descapitalización de los servicios públicos en general y la educación pública en particular, más aún al constatar que parte de las mejoras que contempla el pacto fueron introducidas a raíz de las movilizaciones que iniciamos los nueve sindicatos tras la ruptura de las negociaciones y después de haber escuchado a la consejera en repetidas ocasiones que con pacto o sin él seguirá revirtiendo los recortes".

Por ello, ELA ha emplazado al Gobierno y al resto de sindicatos a "negociar un pacto educativo sin dejar al margen a ningún sindicato de mesa sectorial, un pacto que revierta los recortes aplicados por UPN y PSN, y que muestre de una vez por todas voluntad política y compromiso por una educación pública de calidad".