Una servilleta, clave para resolver un asesinato de una niña 32 años después

d.n - Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 09:41h

Imagen de una servilleta.

Imagen de una servilleta. (PIXABAY)

Galería Noticia

Imagen de una servilleta.

EEUU. Una servilleta ha sido clave para resolver la muerte de Michella Welch, una niña de 12 años que fue violada y asesinada en marzo de 1986 en Tacoma, una ciudad estadounidense del estado de Washington. La clave para dar con el asesino de la menor ha estado en el avance de la tecnología. Según indica Telegraph, Michella, en el momento de la desaparición, estaba cuidando a sus dos hermanas menores en un parque de su ciudad. Un perro policía fue el que descubrió el cadáver de la niña, esa misma noche, en un barranco cercano. La autopsia determinó que había sido violada y que murió de forma violenta. La Policía actuó rápido y extrajo ADN de la escena, pero se encontraron grandes dificultades en la investigación. Por todo ello, y como no se pudo dar con un sospechoso, el suceso se archivó sin resolverse. Pasados los años, y gracias a los avances en la tecnología, la Policía Científica logró reconstruir en 2006 una huella en base al ADN que se obtuvo en la escena del crimen y ahora, en 2018, se ha conseguido resolver el caso gracias a la técnica de la genealogía genética. Gracias a este método tan avanzada se comprobó que el ADN de la escena del crimen podría ser de dos hermanos. Entonces la Policía comenzó a investigar a los dos sospechosos con el objetivo de verificar sus perfiles genéticos. Gracias a ello se consiguió el nombre del posible autor del asesinato de Michella: Gary Hartman. Su ADN se obtuvo gracias a una servilleta que un agente recogió. De esta forma, y con la detención del hombre de 66 años, la Policía ha conseguido resolver un asesinato 32 años después.