Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Sánchez confirma su disposición a “revisar” la política penitenciaria

El PNV recuerda que los populares eran favorables a acercar a los presos si ETA desaparecía

Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

“Me gustaría que el PP fuera un poco leal con el Estado, no con el Gobierno” “Se trata de terminar con la excepcionalidad y volver a la política penitenciaria normalizada” “Las víctimas deben entender que no estamos hablando de soltar a ningún preso”

pamplona- Miembros del Gobierno central, con su presidente Pedro Sánchez a la cabeza, y destacados dirigentes del PSOE abundaron ayer en su idea de terminar con la excepcionalidad de la dispersión, que afecta a los presos de ETA y de la kale borroka, y pidieron al PP “que sea leal con el Estado” en esta materia.

Quizá fue el propio Sánchez quien con más claridad dio por finiquitado el alejamiento sistemático de los reclusos, si bien no concretó qué pasos va a dar, ni cuándo para normalizar esta situación.

“Debemos aproximarnos de otra manera a una realidad que ya es completamente distinta”, dijo Sánchez delante de la canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín, donde ofrecieron una conferencia de prensa conjunta y donde confirmó que el Gobierno de España “está dispuesto a revisar esa política penitenciaria”. “Y por una sencilla razón: porque ETA ha sido derrotada”, continuó el presidente del Ejecutivo central, quien reclamó al conjunto de fuerzas políticas que “éste no sea un elemento de división”.

Sánchez, además, pidió altura de miras al conjunto de la sociedad. “Pongamos las luces largas, sepamos que tenemos que normalizar más aún la convivencia en el País Vasco, y desde esa perspectiva es la que va a trabajar el Gobierno”, avanzó.

contar con las víctimasTambién se pronunció sobre esta cuestión el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien reiteró que cada decisión sobre los presos de ETA se hará de forma individualizada y que las primeros en ser informadas serán las víctimas. “No se va a hacer nada por detrás de las asociaciones de víctimas”, garantizó el ministro en Telecinco.

Tampoco fue ajena a esta cuestión la portavoz el PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, que defendió que, una vez que ETA ya está derrotada, “otra política penitenciaria es posible”, e instó al PP a que actúe con lealtad al Estado en este asunto.

“Me gustaría que el PP fuera un poco leal con el Estado, no con el Gobierno, y ojalá aprendiera algo de lealtad al Estado y a los compromisos cuando está en la oposición”, deseó la portavoz socialista.

Lastra replicó en estos términos al portavoz del PP, Rafael Hernando, que consideró que un acercamiento de los presos supondría “privilegiar a unos asesinos” que estuvieron “a punto de destruir nuestra incipiente democracia”. Por el contrario, Lastra recalcó que cambiar la política penitenciaria “no significa que vayan a salir de prisión” los presos.

En parecidos términos se expresó el exlehendakari Patxi López, que pidió a las víctimas comprensión. “Las víctimas deben entender que no estamos hablando de soltar a ningún preso, simplemente se está hablando de un acercamiento”, subrayó. Además, el exalcalde de San Sebastián y miembro de la ejecutiva federal del PSOE, Odón Elorza, dio su respaldo total al Gobierno para que inicie el acercamiento de los presos. “Yo entiendo que sí”, respondió a la pregunta de si debe producirse ese acercamiento.

Desde el PNV, su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, consideró que “nadie debe escandalizarse” por abordar el acercamiento de presos.

“Todo el mundo, incluido el PP, hablaba de que cuando ETA desapareciera, se podría plantear la aplicación correcta de la ley”, subrayó Esteban, que estima que habrá que escuchar a las víctimas, pero que la política penitenciaria no puede quedar “en manos” de éstas.

Por parte de EH Bildu, Marian Beitialarrangoitia fue muy crítica con el acuerdo entre Sánchez y el lehendakari, Iñigo Urkullu, para crear una comisión cuyo fin, a su juicio, es seguir alargando la política penitenciaria cuando “ni siquiera hay que cambiar la ley, sino cumplirla”, para solucionar el problema.

Además, la presidenta Uxue Barkos reiteró que se trata “simplemente de terminar con la excepcionalidad de las medidas penitenciarias y volver a la política penitenciaria normalizada”. Asimismo, recordó, en una entrevista en Onda Cero, que el Gobierno de “Aznar acometió un acercamiento de presos cuando se producían conversaciones con ETA en activo”.

La reacción de UPN, PP y Ciudadanos al fin de la dispersión fue de rechazo. Javier Esparza defendió que este tema “se debe analizar en el marco del Pacto Antiterrorista” y “con las víctimas”. Y Ana Beltrán tildó de “traición al Estado y las víctimas que el Gobierno de Sánchez negocie el acercamiento con el Gobierno Vasco”. - J. Encinas/Agencias