Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Proyecto Hombre alerta de un aumento de la adicción al juego y pide su regularización

4 de cada 10 ingresados en la residencia de la fundación tienen problemas de juego

El alcohol sigue como principal causa de atención, seguido de cocaína y anfetaminas

M. Pérez / Oskar Montero - Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

De izda a dcha, Cristina Illescas, Pepa Palacios y Alfonso Arana, ayer en la presentación de la memoria de 2017 de Proyecto Hombre Navarra.

De izda a dcha, Cristina Illescas, Pepa Palacios y Alfonso Arana, ayer en la presentación de la memoria de 2017 de Proyecto Hombre Navarra. (Oskar Montero)

Galería Noticia

De izda a dcha, Cristina Illescas, Pepa Palacios y Alfonso Arana, ayer en la presentación de la memoria de 2017 de Proyecto Hombre Navarra.

pamplona - El 42,1% de las personas atendidas en el centro residencial de Proyecto Hombre de Estella-Lizarra presenta criterios clínicos de juego-problema -quien abusa y, si no pone freno, puede caer en la adicción-, mientras que el 19,5% reúne criterios de juego patológico o adicción. Así lo indicó ayer Alfonso Arana Marquina, director de la Fundación Proyecto Hombre de Navarra, quien destacó que “estamos asistiendo a un gran aumento de las tasas de juego, caracterizada por nuevas formas de jugar, principalmente mediante juegos de azar on line (ruletas y casinos virtuales), así como apuestas deportivas”. De hecho, ante la demanda de tratamiento, el pasado mes de septiembre la fundación empezó a ofrecer un programa específico ambulatorio para personas que sufren un problema de juego patológico sin tener un problema de consumo. Arana presentó junto a Cristina Illescas Orduña, directora del Centro de Atención Ambulatoria de Adicciones Aldatu, y a Pepa Palacios Rubio, directora de la Comunidad Terapéutica de la ciudad del Ega, la memoria de la Fundación Proyecto Hombre del año 2017. Un acto en el que Illescas explicó que “históricamente siempre hemos atendido problemas de juego”, porque dentro del perfil de usuarios que tienen problema de consumo “hay una tasa alta de problemas de juego”, pero “ahora tenemos un programa para personas que tienen exclusivamente problemas de juego”;un tratamiento que el pasado año siguieron seis ciudadanos. En este sentido y tras expresar su preocupación “por la excesiva liberalización del sector del juego, mediante una presencia constante en los medios de comunicación de publicidad de multitud de casas de apuestas y de otras formas de juego on line”, la fundación abogó por “poner coto a las estrategias de publicidad y marketing de este tipo de juegos, así como a su accesibilidad”, en la línea de la campaña institucional llevada a cabo en su día con el tabaco, apuntó Arana. perspectiva de género Además de atender los problemas asociados a las nuevas formas de juegos de azar, Proyecto Hombre se propuso también como reto en un futuro inmediato adoptar una perspectiva de género en la atención a las drogodependencias y otras adicciones, ya que, aunque la gran mayoría de las personas atendidas son varones, tienen “la impresión de que existe un número importante de mujeres que no acceden al tratamiento” y las que acuden lo hacen “con mas edad y un mayor deterioro que los hombres”. En este sentido, Arana sostuvo que “el desafío es ofrecer un tratamiento que satisfaga las necesidades particulares de las mujeres, diferentes de las de los varones”, ya que son distintas las sustancias que consumen, el contexto en que lo hacen, las motivaciones, las situaciones en las que se encuentran... y, por ello, sus programas “cuentan con actividades específicamente dirigidas a ellas y estamos trabajando a nivel interno en mejorar la oferta este año”. La memoria de la Fundación Proyecto Hombre del año pasado refleja que el alcohol continúa siendo la principal sustancia referida por las personas usuarias de la entidad como motivo de la demanda de sus servicios, seguida de la cocaína, las anfetaminas y el cannabis, aunque con diferencias “muy significativas” por géneros. Así, entre los hombres los estimulantes en su conjunto (cocaína y anfetaminas) representan el mayor número de demandas (44,4%), mientras que entre las mujeres el alcohol es la droga principal en tres de cada cuatro admisiones a tratamiento (75%). No obstante, Arana explicó que “una cosa es la sustancia por la que los usuarios demandan el tratamiento y otra cosa es que cuando nosotros evaluamos los consumos nos encontramos que muchos de ellos son policonsumidores”. De hecho, apuntó que “cerca del 60% de las personas que vienen” toman por lo menos dos sustancias. En cuanto al número total de individuos atendidos en los programas de Proyecto Hombre, Pepa Palacios indicó que fueron 1.234, de los cuales 390 eran usuarios (254 de Aldatu, 106 de la Comunidad Terapéutica y 30 de la cárcel de Pamplona) y 844 familiares. Asimismo, la fundación recibió 302 nuevas demandas de atención, registrándose un “ligero aumento” de un 3%” respecto del año anterior, de las que 213 se corresponden con nuevas admisiones a tratamiento, mientras que el resto eran solicitudes de información. En cuanto al porcentaje de éxito del tratamiento, el 54% de los usuarios de Aldatu y del centro residencial salen con el alta terapéutica. Respecto al perfil de las personas atendidas, la “gran mayoría” eran hombres (86%), frente a un 14% de mujeres, con una edad media de 39,15 años, aunque entre las féminas la media se situó en 41,68. “Tenemos la impresión de que el problema de las mujeres se mantiene durante más tiempo oculto en casa, precisamente porque creemos que todavía hay una connotación más negativa en el caso de las mujeres, que se acepta peor. Eso hace que se desarrolle el problema durante más años y, cuando acuden al tratamiento, lo hagan en una situación de mayor deterioro”, dijo Illescas. Palacios, en cambio, advirtió de “una clara mejoría” en la coyuntura laboral respecto a los años precedentes, ya que se ha reducido “significativamente” el porcentaje de personas desempleadas, si bien continúa siendo “alto”: un 41%. Para trabajar este tema, la Fundación puso en marcha el servicio de inserción sociolaboral que el pasado ejercicio atendió a 100 personas, diseñando 80 itinerarios personalizados para encontrar un empleo o mejorar el que disponían. recursos económicos La Fundación Proyecto Hombre ingresó el pasado año 1.739.265,81 euros y gastó 1.752.388,93 euros, arrojando un déficit de 13.123,12 euros. El director señaló, al respecto, que el 50% de los ingresos proceden del convenio de colaboración con el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea;el 7%, de la cesión gratuita por parte de Cáritas Diocesana del edificio que alberga la Comunidad Terapéutica en Estella desde el año 1991;un 4%, de la colaboración de la Fundación La Caixa y Fundación Caja Navarra;y un 3%, de la financiación de los proyectos europeos INSOLA y POISES. Arana destacó que el 21% de los ingresos los aportan los usuarios y sus familiares y, tras mencionar que el 3,5% procede de donativos de particulares, animó a la población a participar con este proyecto a través de la Ley de Mecenazgo. Finalmente, Arana comentó la necesidad de configurar una nueva relación con el Gobierno de Navarra, a través de la nueva Ley Foral de Conciertos Sociales y Sanitarios. “Esperamos que antes de acabar este año podamos llegar a cerrar un acuerdo de convenio que garantice el equilibrio de la fundación a varios años”, concluyó. intensificar tratamiento nuevo modelo de intervención Ambulatorio. Ante las demandas de mayor atención, la Fundación Proyecto Hombre ha puesto en marcha en el último año una nueva estructura en el Centro de Atención Ambulatoria de Adicciones Aldatu que permite “intensificar el tratamiento”. Actualmente ofrecen “alternativas de tratamiento no residencial de mayor intensidad y con mayor presencia en el centro, a modo de recurso intermedio entre el régimen ambulatorio y el hospital de día, en los casos en los que fuera necesario”. La nueva estructura cuenta con servicios especializados (de orientación familiar, de inserción sociolaboral, de orientación judicial, médico y de evaluación psicopatológica), en los que cada usuario participa según sus necesidades individuales. Asimismo, han reforzado el tratamiento individual con los grupos de prevención de recaídas, habilidades de comunicación, gestión emocional, resolución de conflictos, manejo de la ansiedad, grupo de mujeres y de reinserción. dos grandes centros Comunidad Terapéutica Proyecto Hombre. El centro residencial de Estella se dirige a personas que por su situación personal y social y/o por las características de su adicción necesitan abandonar por un tiempo su entorno habitual y seguir un tratamiento residencial. Cuenta con 48 plazas, de las cuales 38 están convenidas con el departamento de Salud. Centro de Atención Ambulatoria Aldatu. Este centro, que se encuentra en Pamplona, atiende a personas que durante todo o parte de su tratamiento pueden compaginar sus actividades cotidianas con la participación en un tratamiento de deshabituación, mediante entrevistas individuales y participación en grupos. Cuenta con 120 plazas, 24 de ellas convenidas con el Gobierno foral. sustancia principal... ...que motiva la demanda (total) Alcohol 43,1% Cocaína 24,9% Anfetaminas 14,7% Cannabis 12,2% Heroína 4,6% Psicofármacos 0,5% Por sexo (hombres/mujeres) Alcohol 37,9% / 75% Cocaína 28,4% / 3,6% Anfetaminas 16% / 7,1% Cannabis 11,8% / 14,3% Heroína 5,3% / 0% Psicofármacos 0,6% / 0%