Casas autosuficientes

La visita a una passivhaus se enmarca dentro de la Feria de los Edificios de Consumo Casi Nulo, organizada por Edifica, muestra que empieza hoy

Un reportaje de Erik Mugarza. Fotografía Iñaki Porto - Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Vista de la casa pasiva y del roble, símbolo de Edifica, frente a Baluarte.

Vista de la casa pasiva y del roble, símbolo de Edifica, frente a Baluarte. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

Vista de la casa pasiva y del roble, símbolo de Edifica, frente a Baluarte.

“Vamos a empezar a vivir en edificios nuevos, de consumo casi nulo”, afirmó ayer Koldo Monreal, director general de Onhaus Global System y vicepresidente del Consorcio Passivhaus, quien ofreció ayer una visita guiada exclusiva para medios de comunicación a una casa pasiva, un día antes de que tenga lugar, desde hoy hasta el sábado y en horario ininterrumpido, la 1ª edición de la Feria de Edificios de Consumo Casi Nulo, Pasivos y Saludables (ECCN), que congregará a más de 5.000 personas entre público y profesionales. Este evento, en el que se darán cita empresas y expertos de toda España, está organizado por Edifica que, tal y como explicó Monreal, es “un consorcio de 25 empresas de ámbito nacional”. La entrada a la muestra será gratuita al estar “dirigido al usuario final, para que éste sepa qué ha de esperar de una vivienda”.

La vivienda passivhaus, construida a escala real para la ocasión, será, sin duda, uno de los principales atractivos del encuentro y podrá ser vista a través de visitas guiadas a lo largo de los tres días en los que durará esta feria.

La visita de ayer, durante la cual los asistentes pudieron sentir, tocar y experimentar en directo la “experiencia passivhaus”, se inició en el exterior de la casa debido a que, en palabras de Monreal, “siempre que compramos un inmueble queremos saber cómo es por fuera”. Se empezó enseñando al público un ejemplar de roble de la especie Quercus robur fastigiata,que, según el vicepresidente de Passivhaus, “es el icono y el símbolo de Edifica al representar el sombreamiento y la importancia de evitar el sobrecalentamiento”.

Una vez en el interior, Monreal explicó que “mientras que una casa activa necesita elementos para controlar la temperatura, la casa pasiva no necesita esos elementos, porque ya los tiene”. “Europa nos pide hacer edificios de bajo consumo, ya que la salubridad de un edificio nos hará vivir mejor”. Añadió que “en el futuro, el propio edificio controlará el calor o el frío de forma pasiva”, manteniendo la temperatura “en torno a los 20 y 22???ºC”, de modo que “la variación térmica no debería ser mayor que un grado”. Por ejemplo, “en verano, no recuperará el calor y refrescará la casa”.

Asimismo, destacó la importancia de la ventilación: “Yo empezaría una rehabilitación por el aire que voy a respirar”. A este respecto, explicó que “el aire entrará a través de un filtro”, de modo que “los ácaros o el polen serán filtrados y no entrarán en la vivienda”. Respecto a este detalle, el vicepresidente del Consorcio Passivhaus alegó que, por ejemplo, “en zonas muy húmedas (como el norte de Navarra y Huesca) o muy secas (como Madrid), viene muy bien controlar la humedad”.

Monreal también señaló que este nuevo sistema tiene un gasto mínimo (unos 70 euros) y que, a través de él, se garantiza “que el aire sea totalmente limpio y que la humedad esté controlada;es seguridad pero también comodidad”. Por tanto, el director general de Onhaus aseguró que “los edificios del futuro serán herméticos”. Todo ello contribuye, por ejemplo, a que “el rendimiento en el trabajo se multiplique un 25%”.

“Cuando compras un coche -reflexionó-, consultas a un mecánico a ver si está bien;¿por qué no deberíamos hacer lo mismo con nuestra vivienda?”. Monreal también afirmó que “lo que le pasa al edificio nos pasa a nosotros, y lo que nos pasa a nosotros le pasa al edificio”, así como que “vivimos a las personas que más queremos, de ahí la importancia de vivir en casas saludables”.

Aun así, el vicepresidente del consorcio señaló que este sistema tiene un inconveniente: “Al acostumbrarte, cuando duermes fuera lo pasas francamente mal, porque oyes los ruidos o sientes el frío o el calor”.

A pesar de ello, Monreal volvió a incidir en los beneficios y efectos positivos de la casa pasiva: “No hay polvo, duermo mejor, no hay corrientes de aire molestas, ni olores, ni insectos, no oigo lo que pasa en la calle...”.

Como continuación de esta visita, hoy tendrá lugar, delante de la casa pasiva, la apertura de la Feria de Edificios de Consumo Casi Nulo y el acto de presentación de Edifica, que correrá a cargo de Miguel Laparra, vicepresidente de Derechos Sociales , y Joseba Asiron, alcalde de Pamplona, así como del mismo Koldo Monreal. Después de la inauguración se desarrollará el programa de mesas-debate, casos de éxito, la feria expositiva y las visitas guiadas a la casa pasiva.