relaciones entre Estados Unidos y Rusia

Trump y Putin celebrarán su primera cumbre el 16 de julio en Helsinki

EP - Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 14:28h

El presidente ruso, Vladimir Putin (centro), a su llegada a la sesión de investidura, en el Gran Palacio del Kremlin, Moscú, Rusia,

El presidente ruso, Vladimir Putin (centro), a su llegada a la sesión de investidura, en el Gran Palacio del Kremlin, Moscú, Rusia, (EFE)

Galería Noticia

El presidente ruso, Vladimir Putin (centro), a su llegada a la sesión de investidura, en el Gran Palacio del Kremlin, Moscú, Rusia,

MADRID. Los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Donald Trump y Vladimir Putin, respectivamente, se han citado el próximo 16 de julio en la capital de Finlandia, Helsinki, para celebrar su primera cumbre bilateral, han anunciado este jueves el Kremlin y la Casa Blanca.

Se confirma así que la reunión tendrá lugar en un tercer país, tal y como habían deslizado las dos partes en estos últimos días, en el marco de la visita que ha realizado a Moscú el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton. El propio Trump había reconocido que Helsinki era una de las opciones más probables, junto con Viena, durante unas declaraciones a los periodistas el miércoles.

"Los dos líderes discutirán las relaciones entre Estados Unidos y Rusia y un amplio abanico de cuestiones de seguridad nacional", reza la escueta nota de la Presidencia norteamericana. El Kremlin, por su parte, incluye en la agenda "el estado actual de las relaciones ruso-estadounidenses y las oportunidades para desarrollarlas, así como las cuestiones actuales de la agenda internacional".

Trump y Putin se han intercambiado halagos en público estos años pero hasta ahora no han podido celebrar un encuentro bilateral, aunque sí se han encontrado en foros internacionales. El último elogio del mandatario norteamericano ha llegado con motivo del Mundial de fútbol que organiza Rusia: "Están haciendo un fantástico trabajo".

La relación bilateral ha empeorado por la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales que en 2016 dieron la victoria al candidato republicano. Un fiscal especial investiga los vínculos de la campaña electoral del hoy presidente con Moscú