El Ayuntamiento adelanta la colocación de cámaras HD para Sanfermines

El Casco Viejo volverá a cerrarse con mobiliario urbano y presencia policial

Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La Policía Nacional controla el acceso a Estafeta, en 2017.

La Policía Nacional controla el acceso a Estafeta, en 2017. (Foto: P. Cascante)

Galería Noticia

La Policía Nacional controla el acceso a Estafeta, en 2017.

Pamplona- El Ayuntamiento de Pamplona ha adelantado la colocación de cámaras de vigilancia de alta definición para los Sanfermines, tras el reciente “boicot a los corrales del gas”, donde desembarcan los toros que cada día corren los encierros y son lidiados en la plaza. La concejala de Seguridad Ciudadana, Itziar Gómez, señaló que el dispositivo de seguridad del encierro siempre ha funcionado correctamente, pero que no se preveían este tipo de acciones: “Los corrales están todo el año vigilados por cámaras de seguridad, pero en esta ocasión se ha adelantado la colocación de las cámaras de alta definición que se instalan en San Fermín en todo el recorrido del encierro y los principales espacios festivos”, apuntó.

Por otro lado, 2.866 agentes velarán por la seguridad durante los Sanfermines en un dispositivo “similar” al establecido el pasado año y con el que se pretende que “la verdadera protagonista sea la fiesta”. En concreto, el dispositivo está compuesto por 950 agentes de Policía Nacional;796 guardias civiles;720 policías forales y 400 agentes de la Policía Municipal de Pamplona, que garantizarán la seguridad durante las fiestas y ofrecerán la mejor atención posible a los ciudadanos durante unos días de gran afluencia de visitantes. El delito más habitual que se comete en San Fermín es el hurto, por lo que, en consonancia con lo previsto otros años, se ha establecido un dispositivo especial de prevención. En este sentido, los distintos cuerpos policiales instan a la ciudadanía y a los visitantes a tomar una serie de precauciones mínimas para evitar los robos.

Además, al igual que en 2017, este año se va a repetir el cerramiento del Casco Viejo y el Ensanche, con mobiliario urbano especial (bolardos, jardineras...), la presencia de los conocidos como naranjitos y vehículos policiales en los momentos más importantes de la fiesta.

agresiones sexualesLa prevención y detección de cualquier conducta que atente con la libertad sexual de la ciudadanía es otro de los objetivos prioritarios durante las fiestas, un delito que “preocupa este año más si cabe”, según señaló el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti. - D.N.