Alejandro Valverde Ciclista del movistar team

“Para el equipo que tenemos, creo que el recorrido es perfecto”

Alejandro Valverde es la tercera opción del Movistar. El murciano sabe que Froome, a pesar de ganar el Giro de Italia, será, de nuevo, el rival a batir

EM - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Valverde ganando el GP Miguel Indurain de este año.

Valverde ganando el GP Miguel Indurain de este año. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Valverde ganando el GP Miguel Indurain de este año.

Pamplona. - Valverde, Murcia, 1980, afronta su undécimo Tour de Francia con el objetivo de que su equipo, Movistar, consiga el triunfo en la general final.

¿Qué balance hace hasta ahora de la temporada que lleva hasta el Tour de Francia?

-El balance hasta ahora es buenísimo. No solo por los resultados, sino también sobre todo por dónde vengo, de esa caída tan grave el año pasado. En Mallorca ya empecé con sensaciones inmejorables y luego empezaron a llegar las victorias.

¿Qué objetivo personal se ha marcado en este Tour de Francia?

-Llego al Tour como quería después de ver las sensaciones que he tenido en el Tour d’Occitanie. Dani Navarro y Elissonde están en gran forma para arriba y estuve con ellos sin problemas, por lo que sé que estoy bien. La caída del año pasado no tiene por qué venirme a la cabeza en el inicio del Tour. Va a ser especial por volver de nuevo al Tour, pero no por la caída. Estoy centrado en lo que tenemos que hacer. Quiero hacerlo bien. Desempeñando mi papel de trabajar para Nairo y Mikel o si la carrera se da y tengo que afrontar la responsabilidad de estar delante, cumplir con ello. Creo que mi condición física es adecuada para estar adelante.

¿Es Froome el rival a batir?

-Por supuesto el favorito número 1 es Froome. Viene de ganar el Giro y está claro que ha gastado mucho, pero tiene suficiente potencial y veteranía como para afrontar dos grandes seguidas, como hizo el año pasado. Luego hay una serie de corredores -como Roglic, Porte, Dumoulin, Nibali, Bardet, Urán...- que seguro están delante y habrá que tenerles en cuenta. Creo que la carrera este año será más abierta porque Froome no fue en el Giro tan superior como otras veces. Se le vieron debilidades y solo decidió la carrera en uno de los últimos días.

¿Cree que puede haber problemas de entendimiento en el equipo?

-No va a haber problemas en el equipo, el entendimiento será perfecto. Este Tour, por su recorrido, es propicio para tener tres bazas. Hay etapas cortas, emboscadas... lanzar a uno por delante puede hacer daño a los rivales y crear incertidumbre. Tenemos que jugar esos factores. No sé si ganaremos, pero seguro que vamos a dar espectáculo. El equipo lo es todo. Tú puedes estar muy bien, pero si no tienes un gran respaldo detrás es muy difícil conseguir algo, no solo en el Tour sino en cualquier carrera. Creo que todos vamos a llegar muy concienciados y en las mejores condiciones posibles.

¿Qué opinión tiene del Tour de Francia de este año?

-El recorrido me gusta. Para el equipo que tenemos creo que es perfecto. No tiene mucha crono y la que tiene es bastante dura. Para la contrarreloj por equipos tenemos un buen bloque para no perder mucho tiempo. Hasta la etapa del pavé será un Tour de supervivencia. Habrá que intentar estar delante, tener suerte para no caernos... y una vez que llega la montaña tenemos de todo. Hay puertos míticos, hay etapas inéditas y sobre todo esa jornada de 65 km en la que quien tenga un mal día puede perderlo todo. La crono final es muy exigente, no para especialistas, y los escaladores que lleguen en buena condición allí lo pueden hacer bien.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de la carrera francesa?

-La etapa de Val Louron, donde Indurain se destapó cuando Perico le dijo que marchara para adelante y ganó la etapa. Tengo un gran recuerdo.

¿Y de su primer Tour?

-Fue increíble. La cantidad de medios de comunicación, de público, todo lo que mueve... Todo me llamó la atención, era espectacular.

¿Es el podio de 2015 lo mejor que le ha ocurrido en esta carrera?

-Para mí fue como una victoria. Estuve siempre ayudando a Nairo, incluso ese día arriesgué perder el podio arrancando de lejos como me ordenó él. Cuando llegué al Alpe d’Huez y vi que terminaba tercero rompí a llorar porque para mí fue una liberación tremenda.

Más sobre Ciclismo

ir a Ciclismo »