6.000 contribuyentes se deducirán hasta el 25% en prestaciones por maternidad o paternidad en el irpf

Esta medida inyectará entre 6,4 y 7,3 millones a las familias con nuevos hijos

Inédita en el Estado, beneficia a trabajadores por cuenta ajena y propia

Sagrario Zabaleta Echarte - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Luis Esain, director gerente de la Hacienda Foral.

Luis Esain, director gerente de la Hacienda Foral. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

Luis Esain, director gerente de la Hacienda Foral.

pamplona- El director gerente de la Hacienda Foral, Luis Esain, anunció ayer que unos 6.000 contribuyentes se beneficiarán de deducciones de hasta el 25% en las prestaciones por maternidad o paternidad vía IRPF a partir de 2019, cuyos efectos se verán en la declaración de la renta de 2020 sobre los ingresos y gastos de 2019.

Esain calificó esta medida de “inédita” en el Estado, que favorecerá tanto a trabajadores por cuenta ajena como a autónomos, y tanto a hombres como a mujeres, que supondrá una inyección para las familias con nuevos hijos de entre 6,4 y 7,3 millones de euros, según la actual configuración de las prestaciones.

Remarcó que se trata de un “impuesto negativo”, es decir, que un perceptor se beneficiará disponga de “cuota líquida positiva o no”, y destacó que será “progresivo”, para lo que se establece una deducción en la cuota (a diferencia de una reducción en la base imponible) y, se determina la progresividad en el porcentaje de deducción en función de los ingresos totales.

Esta medida se incluye en un proyecto de ley foral de modificación de diversos impuestos que el Gobierno aprobó en su sesión del miércoles y que será enviado al Parlamento de Navarra para su debate y aprobación. De esta forma, Esain cree que esta modificación entrará en vigor el 1 de enero de 2019. “Uno de los objetivos de la nueva deducción es recuperar el efecto de los beneficios fiscales que disfrutaban las prestaciones por maternidad hasta 2013, cuando estaban exentas. Con la nueva regulación el Gobierno de Navarra establece un mecanismo que garantiza su progresividad”, detalló el director gerente de Hacienda.

los porcentajesEsain explicó que el porcentaje de deducción se irá reduciendo de manera progresiva cuanto mayores sean los ingresos. De esta forma será del 25% para ingresos de 30.000 euros;del 20% para ingresos de 45.000 euros;del 15% para ingresos de 60.000 euros;del 10% para los de 75.000 euros;del 5% para los de 90.000;y carecerá de deducción si los perceptores de las prestaciones por paternidad o maternidad disponen de ingresos a partir de 105.000 euros. “Con esta fórmula se evitan errores de salto en función de los tramos de renta y se suavizan los problemas de regresividad o de ir contra la progresividad que supondría aplicar el mismo porcentaje de deducción para todos los sujetos pasivos con independencia de sus rentas”, según especifica la memoria del proyecto de ley foral de modificación de diversos impuestos.

“Por ejemplo, si una contribuyente con menos de 30.000 euros de ingresos anuales, percibe una prestación por maternidad de 10.000 euros, disfrutará de una deducción en su cuota diferencial de 2.500 euros, al aplicar el 25% de la prestación, cuando realice la declaración de la renta”, expuso Esain.

las donacionesEl director gerente de la Hacienda Foral también avanzó que el proyecto de ley regula la situación de la “acumulación de donaciones”. Según la normativa actual, todas las donaciones efectuadas de una persona a otra en un plazo inferior a tres años se acumulan para tributar de manera conjunta. Puesto que los porcentajes de tributación han aumentado en ciertos casos desde el 1 de enero de este año, se establece un régimen transitorio para evitar un efecto fiscal retroactivo en las donaciones anteriores a esa fecha. Con la introducción de esta modificación, las situaciones de donaciones anteriores al 1 de enero de 2018 se regirán con la normativa anterior. Así por ejemplo, si fallece un padre este año, y el hijo que heredera ahora ha percibido otra herencia en 2017, con la actual normativa, se acumulan las donaciones de 2017 y 2018, y sale al beneficiario un tipo impositivo más alto. Por ese motivo, para evitar esos agravios, se ha introducido dicho modificación.

También se modifica la Ley Foral Tributaria para introducir una medida de trasparencia entre administraciones tributarias que pretende mejorar la lucha contra la evasión fiscal en operaciones intracomunitarias.