Más allá de la ‘Edad del Jazz’

Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

RELATO BREVE

MORIRÍA POR TI Y OTROS CUENTOS PERDIDOS

Autor: F. Scott Fitzgerald.

Editorial: Anagrama, 2018.

Según Anne Margaret Daniel, este conjunto de cuentos nos muestra a un autor con todo su experimentalismo y complejidades en continuo desarrollo

Páginas: 512.

Los textos ahora reunidos en el volumen titulado Moriría por ti y otros cuentos perdidosparecen haber sido hallados ya tiempo atrás o rechazados en su momento, probablemente en repetidas ocasiones. Y la razón por la que no fueron aceptados puede muy bien ser su contenido, pues combinan humor y tristeza de un modo insospechado en dicho autor. También, al parecer, los cuentos son presentados según la fecha de confección, desde 1920 (El pagaré) hasta 1939, año en el que habrían sido elaborados Saluda a Lucy o El amor es un fastidio.

Anne Margaret Daniel ya lo expone en el prólogo del libro, donde recuerda que, después “de su sensacional comienzo como escritor profesional en 1919, F. Scott Fitzgerald se vio, cada vez en mayor medida, reducido al estereotipo de escritor de lo que él mismo llamó la Edad del Jazz. Lectores, editores y directores de revista esperaban que les entregara la consabida historia de amores, chicos pobres que cortejan a niñas ricas, fiestas y glamour (…). Cuando se atrevía a escribir algo distinto (…), a Fitzgerald le resultaba muy difícil romper con el estereotipo que lo acompañaba desde sus inicios”. Y es, igualmente, la editora de este compendio de relatos, quien orienta al lector en otras cuestiones no menos importantes, pues El parquéfue escrito en su primera época creativa, perteneciendo el resto a otra bien diferente, cuando Estados Unidos comienza a recorrer la pendiente de la gran crisis y él mismo soporta los miedos de la decadencia personal y económica.

Todos cuantos han disfrutado con piezas tan populares como El Gran Gatsby, pueden volver a vivir el desalmado carácter del universo descrito por el autor de Minnesota;quienes no se hayan acercado a esa Norteamérica presente en creaciones artísticas de todo tipo y diversas épocas, también la de Suave es la noche, hallarán, en Moriría por ti, aquellas alegrías y miserias, las de una sociedad no tan sencilla como pudiera llegar a soñarse antes de leer a escritores como Scott Fitzgerald: “Detuvo el coche seis metros más allá de donde se encontraba Peter, lo que le dio tiempo a pensar deprisa mientras se le acercaba. No llevaba maleta y era obvio que había salido a pie de la clínica. Tenía que llevarlo de regreso, aunque, si se resistía, no podría hacer nada sola. La carretera estaba desierta. ¿Debía llegar hasta el pueblo y llamar por teléfono al doctor Vincintelli, o tratar de persuadirlo? El corazón le latía a toda velocidad cuando tuvo a Peter Woods al lado”.

Moriría por ti es un conjunto de cuentos que, según Anne Margaret Daniel, “nos muestran a su autor no como un joven tristeque se hace viejo y sigue prisionero de su propio e inmediato pasado, sino en la avanzada de la literatura moderna, con todo su experimentalismo y complejidades en continuo desarrollo”, un libro que nos muestra otra vertiente narrativa de uno de los autores norteamericanos mejor reconocidos de todo el siglo XX, justo cuando Páginas de espuma presenta Cuentos completos (1891-1908), la supuesta primera entrega de una producción similar, esta a cargo de Edith Wharton en los años del paso del siglo XIX al citado siglo XX. Al siglo cuya literatura enriquecieron en muchos aspectos éstos y otros autores de enorme talento.

Todos cuantos han disfrutado con ‘El Gran Gatsby’ pueden volver a vivir el desalmado carácter del universo descrito por el autor de Minnesota