Ikusi makusi

Mujeres en pie de calle

Por Alicia Ezker - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Bonita manera de terminar esta tanda de artículos antes del verano con uno dedicado a las mujeres, uno más de los muchos que ha sido necesario escribir en este curso tan intenso y duro en lo que a la reivindicación de la igualdad se refiere. Bonito, porque esta vez el fondo es festivo, alegre y positivo. Como nos gusta la vida a la mayoría. Ayer, dos mujeres navarras recibían sendos premios sanfermineros por su trayectoria y compromiso con la cultura, con la ciudad, con la vida y con la fiesta. Y de paso, las dos entidades que les han premiado se suman al sentir colectivo de que estos Sanfermines tienen que tener nombre de mujer, porque todos y todas queremos volver a reivindicar el protagonismo de cada una de ellas, de todas nosotras en las fiestas. Desde el lugar que cada una quiera y como decida vivirlas, sin miedo y en libertad, como siempre las hemos sentido quienes hemos crecido en las calles de Iruña. La librera Marcela Abárzuza ha sido distinguida con el Bombo de Oro de la peña La Jarana y la compositora Teresa Catalán es desde ayer el nuevo Gallico(a) de Oro de la sociedad Napardi. Música y literatura, una buena elección, dos ámbitos de la cultura muy ligados a la fiesta y al verano. Dos facetas, la de librera y la de compositora, que representan de alguna manera todo el proceso de la cultura, desde quien la crea en la soledad de su estudio a quien nos la hace llegar desde un local repleto de libros. Las dos han contribuido a que todos y todas seamos un poco más cultos;las dos han vivido entre libros y partituras y las dos también están muy ligadas a una de las calles más sanfermineras de Iruña, la cuesta de Santo Domingo, de donde arranca el encierro. Allí está el Museo de Navarra en el que se crió Teresa Catalán entre obras de arte, porque allí trabajaba su padre, y un poco más arriba nos recibe la librería Abarzuza, donde Marcela mantiene una de las ya escasas librerías que quedan en el Casco Viejo y donde cada mañana, del 7 al 14 de julio, no falta a la cita antes del encierro para convertirse enla consigna improvisada de los corredores, que le dejan a su cuidado sus móviles, llaves... Creo que al premiar a estas dos mujeres que han estado y están a pie de calle en su trabajo y en la lucha diaria por la igualdad, nos están premiando a todas. Zorionak.