Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Barkos retira el proyecto antes de la votación

El Gobierno deja sin cambios el Plan de Inversiones Locales por la demanda de incremento de gasto de sus socios

Barkos retira el proyecto de ley antes de la votación debido al riesgo de incumplir la regla de gasto

La propuesta de EH Bildu, Podemos e I-E suponía aumentar la dotación de 100 millones a 129,6

Javier Encinas Javier Bergasa - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Koldo Martínez charla con la consejera Isabel Elizalde y la presidenta Uxue Barkos, en el pleno.

Koldo Martínez charla con la consejera Isabel Elizalde y la presidenta Uxue Barkos, en el pleno. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Koldo Martínez charla con la consejera Isabel Elizalde y la presidenta Uxue Barkos, en el pleno.

pamplona- El cuatripartito protagonizó ayer uno de los desencuentros más sonados de la actual legislatura. La discrepancia surgió con motivo del proyecto de ley presentado por el Gobierno de Navarra de modificación de la Ley Foral reguladora del Plan de Inversiones Locales 2017-2019, dotado con 100 millones. La intención del Ejecutivo era retocar esta norma para dotarla de mayor flexibilidad y permitir a las entidades locales que, en determinadas situaciones y previa autorización, pudieran imputar algunos gastos en ejercicios diferentes sin ceñirse obligatoriamente a un año natural.

Sin embargo, el Ejecutivo decidió en el último momento retirar su propio proyecto de ley, habida cuenta de que con su aprobación iba a prosperar también una enmienda de EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra que incrementaba la dotación del plan en 29.695.000 euros. Geroa Bai se había quedado solo en el rechazo de dicha enmienda, destinada fundamentalmente a mejoras básicas en distintos municipios (alumbrado, alcantarillado, etc.) que también apoyaban UPN, PSN y PPN.

reuniones infructuosasLos socios del Gobierno trataron hasta el último momento de buscar una salida consensuada, pero ninguna de las partes cedió. Hubo diferentes reuniones y cambios de impresiones dentro y fuera del hemiciclo, sin que se produjera la más mínima aproximación.

El Gobierno intentó en primer lugar abortar el debate al no admitir dicha enmienda por el incremento de gasto que conllevaba. Sin embargo, primero la Mesa del Parlamento y a continuación la Junta de Portavoces votaron a favor de la tramitación. En ambos casos lo hicieron con el apoyo de todos los integrantes, excepto el de Geroa Bai.

Para entonces, la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, ya había advertido de que suponía un “desequilibrio en términos de contabilidad nacional, lo que implica un incumplimiento del objetivo de déficit y de la regla de gasto establecido para este ejercicio”.

Con el mismo argumento, el Ejecutivo rechazaba otra enmienda de UPN que defendía añadir 35 millones más al importe fijado para 2019, por considerar que este incremento “no tiene encaje en las previsiones del Gobierno para 2019”, pese a que esta tenía nulas posibilidades de ser aprobada.

disparidad de criteriosIniciado el debate, los socios del cuatripartito no se movieron de sus posiciones, si bien no llegaron a reproches subidos de tono, ni mucho menos.

Unai Hualde (Geroa Bai), que intervino en el turno a favor, se agarró a que el Gobierno “no puede disponer de este dinero como bien saben sus impulsores”, dijo dirigiéndose a EH Bildu, Podemos e I-E. Reconoció, no obstante, que “se atisba un compromiso” con el Gobierno de España para que Navarra utilice el remanente de tesorería que tiene para hacer frente a este gasto, pero no consideró oportuno hacerlo sin tener la seguridad.

Adolfo Araiz (EH Bildu) dejó claro que a Geroa Bai “no le tiene que sorprender” la presentación de esta enmienda e incidió en que solo hace falta “valentía política” para apoyarla. Además, reiteró que se trata de un dinero que “pertenece a las entidades locales”.

Rubén Velasco (Podemos) admitió que la enmienda “posiblemente sea temeraria y recurrida por el Estado por incumplir la regla de gasto y la Ley de Estabilidad Presupuestaria, pero si lo que hace falta es voluntad política y rebeldía para hacerlo, por nosotros no va a quedar”.

En cambio, José Miguel Nuin (I-E) negó que la iniciativa “sea temeraria” y discrepó con el Gobierno en que vaya a suponer un incumplimiento de la regla de gasto.

Como no podía ser de otra forma, la oposición disfrutó con las desavenencias entre los grupos del cambio. Conchi Ruiz (PSN) recalcó que “el Gobierno tiene la oposición dentro de casa”, al tiempo que apoyó la propuesta del “tripartito del cuatripartito” por ser algo “positivo” para las entidades locales.

También Mari Carmen Segura (UPN) anunció que apoyarían la enmienda, tras valorar que este Gobierno “va a pasar a la historia como el que menos subvención ha concedido a las entidades locales”. Y Javier García (PPN) consideró que “se ha dado el pistoletazo a la competición de los partidos que sustentan al Gobierno”.