Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La Mesa rechaza el cambio de nombre de Podemos

Los críticos impugnan el resultado, fruto del único voto en contra de Aznárez

Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- La Mesa del Parlamento de Navarra rechazó ayer el cambio de nombre propuesto por los cuatro parlamentarios críticos de Podemos (Carlos Couso, Laura Pérez, Fanny Carrillo y Rubén Velasco), que querían renombrar la bancada como Podemos Ahal Dugu - Orain Bai. En una sesión extraordinaria celebrada ayer antes del pleno, la Mesa, el máximo órgano de gobierno de la Cámara, rechazó con un único voto en contra el cambio de denominación. Fue el que emitió Ainhoa Aznárez, parlamentaria de Podemos, presidenta del Parlamento y enmarcada en el sector oficialista de la formación morada, que desde hace seis meses mantiene una disputa interna con la facción crítica. El resto de la Mesa (Unai Hualde, de Geroa Bai;Maiorga Ramirez, de EH Bildu;Alberto Catalán, de UPN;y Maribel García Malo, de UPN) se abstuvo.

actuación de parteCarlos Couso, portavoz del grupo parlamentario de Podemos y también del sector crítico, no esperaba “ninguna sorpresa” a primera hora de la mañana, cuando todavía la Mesa no había decidido y pensaba que simplemente iba a darse por enterada del cambio. Pero terminó llevándosela. “La presidenta del Parlamento, haciendo un uso de parte otra vez de su cargo, confundiendo mucho las cosas y retorciendo el reglamento una vez más, ha forzado el voto”, criticaba Couso tras conocer la decisión. “No sabe separar su cargo de presidenta con sus cargos en el partido, con lo que seguramente el acuerdo sería nulo de pleno derecho”, consideró, para añadir que “los portavoces de UPN, Geroa Bai y EH Bildu han dicho que ellos se seguían dando por enterados y que no había nada que votar”. Ainhoa Aznárez, por su parte, escudaba su voto en un mandato de la ejecutiva de su partido, que en un primer momento aceptó el cambio de nombre, pero no una serie de exigencias de última hora que, según aseguraron en un comunicado, hicieron los críticos.

Pese a que en una nota la facción oficialista daba por zanjada la crisis, todo apunta a que el affaire seguirá. Para empezar, porque los críticos registraron ayer un escrito para impugnar la decisión. En él, solicitan que se declare la invalidez del acuerdo al considerar “improcedente” que la Mesa realice “valoraciones política de fondo acerca de cuestiones relativas a asuntos internos de los grupos parlamentarios”, algo que creen que avalan los servicios jurídicos y que asumen el resto de formaciones. El lunes está prevista otra Mesa y Junta que teóricamente abordaría el escrito, pero no se descarta que se pida un nuevo informe jurídico y que los plazos vuelvan a dilatarse. - D.N.