Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Navarra, la CAV y Aquitania refuerzan lazos en su estrategia europea

Apuestan por un proyecto común en turismo, transporte, economía, innovación y competividad empresarial

noticiasdenavarra.com - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 14:04h

Navarra asume la presidencia de la Eurorregión Nueva Aquitania-Euskadi-NavarraVER VÍDEOReproducir img

Rousset y Urkullu aplauden a Barckos, con la 'makila'en sus manos.

(Gobierno de Navarra)

Galería Noticia

Navarra asume la presidencia de la Eurorregión Nueva Aquitania-Euskadi-NavarraReproducirEl Presidente Rousset le entrega la "makila"a la Presidente Barkos, en presencia del Lehendakari Urkullu.El Presidente Alain Rousset, la Presidenta Barkos y el Lehendakari Iñigo Urkullu.Los tres presidentes durante la asamblea.Los tres presidentes, en el Archivo de Navarra, donde ha tenido lugar la asamblea.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

PAMPLONA. Representantes de las regiones deNueva Aquitania, la CAV y Navarra, que agrupan a 8,7 millones de habitantes, han mantenido hoy en Pamplona una asamblea en la que han actualizado su Plan Estratégico2014-2020 y han expresado su "apuesta por más Europa". La asamblea de la Eurorregión, presidida por los máximos dirigentes de Nueva Aquitania, la CAV y Navarra -Alain Rousset, Íñigo Urkullu y Uxue Barkos, respectivamente- ha incidido en temas de interés común, como las personas refugiadas, la competitividad de las empresas o las infraestructuras, sobre todo el tren de alta velocidad. Tras la asamblea, en la que Navarra ha asumido la presidencia de la Eurorregión hasta 2020, el lehendakari Íñigo Urkullu ha declarado en conferencia de prensa que estos tres socios "terriblemente activos" van a ser capaces de "responder a los inmensos retos del futuro", para lo que se ha procedido a la actualización de su Plan Estratégico 2014-2020. Urkullu ha destacado que en la reunión de hoy se ha constatado el avance registrado en los cuatro pilares del plan, el primero de ellos "conocer nuestras culturas y nuestras lenguas". También se han logrado, ha dicho, importantes avances en el impulso a la innovación, la competitividad de las empresas, la economía del conocimiento, la estrategia de especialización inteligente y el empleo.

En materia de transporte, los tres socios apuestan por la movilidad sostenible de viajeros y mercancías, y por implantar la alta velocidad ferroviaria y conectarla al corredor atlántico. El objetivo de este plan, ha apuntado, es "afrontar mejor los retos que presenta un mundo cambiante: crisis humanitaria de las personas refugiadas, brexit, cambio climático, globalización, posicionamientos geopolíticos, corrientes de xenofobia, sostenibilidad del crecimiento y de los servicios públicos". La presidenta navarra, Uxue Barkos, ha subrayado que este plan, que se concreta en 14 líneas y 36 acciones concretas, "nos permite encarar el futuro" con ambición, "para situarnos mejor en el contexto europeo". En esa labor conjunta, ha indicado, hay una serie de prioridades como los ámbitos de la salud, energía, agroalimentación, industrias creativas, turismo, industria avanzadas 4.0 y competitividad. Tras resaltar la importancia de la captación de fondos europeos para desarrollar estos proyectos, Barkos ha rechazado el proyecto de un TAV que "comenzara y terminara en Navarra" y ha apostado por un corredor cantábrico-mediterráneo, conectado con Europa a través de la "Y vasca".

El presidente de Nueva Aquitania, Alain Rousset, ha recordado que las circunstancias de cada región son diferentes y sus competencias son distintas, pero comparten la voluntad de trabajar en una serie de temas de interés común. En ese sentido, ha propuesto colaborar para que, "en el contexto geopolítico actual, un entorno imprevisible, peligroso", se pueda conseguir "que nuestras empresas y laboratorios puedan trabajar juntos para adquirir nuevas competencias". En este momento, ha recordado, hay situaciones complicadas en áreas como Medio Oriente, Asia del Sur o Estados Unidos: "Hay un trabajo por hacer y ese trabajo no lo vamos a poder hacer solos". Respecto a la alta velocidad ferroviaria, ha afirmado que él mira "hacia el sur", con el objetivo de una conexión entre las redes española y francesa en Hendaya. Rouseet, que ha apostado por "sacar los camiones de la N10 y montarlos en los trenes", también ha defendido la lucha contra el cambio climático "pensando en nuestros hijos y nuestros nietos".

Actualización del Plan Estratégico

La agrupación elaboró en 2014 un plan estratégico con el horizonte 2020, con el fin de disponer de un documento de referencia que identificara los objetivos prioritarios y programara las acciones para alcanzarlos, en consonancia también con las líneas fundamentales de los fondos de la UE para 2014-20.

Tras las incorporaciones citadas, durante el primer semestre de este año se ha llevado a cabo el proceso de actualización del plan. El documento ha tenido en cuenta el diagnóstico de la actual situación socioeconómica, el balance de las actuaciones llevadas a cabo desde 2014 y las aportaciones efectuadas por más de 200 de agentes socioeconómicos de las tres regiones activos en la cooperación transfronteriza.

El análisis efectuado sigue manteniendo como objetivos estratégicos los ejes previstos inicialmente: ciudadanía eurorregional, área de economía del conocimiento, innovación y competitividad empresarial, y territorio y movilidad sostenible. Garantizar la gobernanza y la coordinación de los diferentes proyectos y acciones incluidos en el plan es el cuarto eje, papel que recae en la propia AECT. Cada uno de estos objetivos, se concreta en diversas líneas de actuación y acciones. En total, se han definido 14 líneas de actuación y 36 acciones.

En el primero de los ejes, el objetivo es lograr una ciudadanía eurorregional más conectada. Para ello, se prevén tres líneas de actuación importantes: mejorar el conocimiento y el uso de los idiomas de la eurorregión;hacer de la cultura un autentico eje vertebrador de la cooperación, e impulsar especialmente la interacción de la juventud de la eurorregión. En el eje de la economía del conocimiento, innovación y competitividad empresarial, las metas en este ámbito son impulsar un “campus eurorregional” integrado por universidades, centros de FP y otros agentes de innovación;enfocar los proyectos comunes de I+D+i en los sectores incluidos en las Estrategias de Especialización Inteligente (S3), promover la cooperación de empresas, especialmente entre clusters, y crear una cuenca de empleo eurorregional.

El tercer eje, Territorio Sostenible y Transporte, tendrá como líneas de actuación prioritarias las siguientes: alcanzar una movilidad sostenible tanto de viajeros como de mercancías, convertir a la eurorregión en un espacio de referencia medioambiental, y desarrollar políticas comunes y coordinadas en materia de recursos naturales y de turismo.

Por último, en el apartado de la Gobernanza, los principales ejes de actuación son impulsar la gobernanza a todos los niveles y la gestión por proyectos, así como dar visibilidad y posicionamiento a la Eurorregión. Un papel que recae en la propia AECT y que busca lograr una mayor coherencia en las intervenciones de los diferentes actores institucionales de la cooperación territorial.

La eurorregión en cifras

La actual AECT (Agrupación Europea de Cooperación Territorial) Eurorregión Nueva Aquitania-Euskadi-Navarra pasa de 48 mil Km2 a 101 mil Km2 (+110%), y de 5,4 millones a 8,7 millones de personas (+60%), lo que representa un 1,74% de la población europea;cuenta con 3,95 millones de empleados, 1,78 millones de estudiantes, una tasa de paro del 10,5%, y un PIB de 28.400 euros por habitante, que es prácticamente el PIB medio de la UE.

Desde el punto de vista económico, la incorporación de los nuevos territorios aumenta de manera muy importante (un 60%) el PIB conjunto de la Eurorregión, trasladando, además, hacia el norte el peso económico de la misma: en cifras absolutas, el PIB de Nueva Aquitania casi duplica el de la antigua Aquitania, de modo que ahora llega a representar casi dos tercios del total eurorregional (65,8% frente a un 56% antes), mientras Euskadi pasa a un 26,8% (frente a más de un 40% antes) y Navarra supone un 7,4%.

En términos de estructura económica, la ampliación de la Eurorregión ha dado más importancia relativa al sector primario y al sector industrial en detrimento de los servicios, que no obstante siguen constituyendo la principal fuente de valor añadido. Dentro de los servicios, el sector comercial ha perdido cuota en comparación con las actividades de servicios a las empresas y a la Administración pública. Finalmente, el sector de la construcción es proporcionalmente menos importante, particularmente en Navarra y Euskadi, muy afectado por la crisis inmobiliaria. En materia de I+D+i, la ampliación de la Eurorregión ha implicado un aumento importante en el número de personas ocupadas en estas actividades, que han pasado de 30.500 en la antigua Aquitania-Euskadi a más de 43.300 en Nueva Aquitania-Euskadi-Navarra. El incremento es especialmente notable en el segmento de investigadores/as de la enseñanza superior que en otros centros públicos y sobre todo en el de empresas que, no obstante, es ampliamente mayoritario.

No obstante, a pesar del aumento experimentado en el gasto en I+D+i por habitante en el conjunto de la Eurorregión en la última década, las cifras son todavía inferiores a las medias europeas, salvo en Euskadi. Por su parte, Navarra si sitúa en un nivel intermedio entre las otras dos regiones.

Historia de la agrupación europea

En 1992, Navarra, Aquitania y Euskadi firmaron un convenio de colaboración para desarrollar relaciones institucionales en el ámbito de sus respectivas competencias, con el objetivo de alcanzar intereses comunes. En el caso de Aquitania y Euskadi este protocolo se convirtió en 2011 en la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) denominada “Eurorregión Aquitania/Euskadi”.

En 2016, Aquitania integró las regiones de Limousin y Poitou-Charentes conformando la región de Nueva Aquitania. Y paralelamente, Navarra solicitó la integración en la agrupación, incorporación que se hizo efectiva en marzo de 2017.